Por Claudio Rojas, desde Chile-24 de marzo de 2021

Diversas organizaciones, entre ellas la ANEF y su Comisión de Conflictos y Solidaridad desplegaron un lienzo en demanda de una Ley de Indulto para los/as presos/as políticos de la revuelta popular del 18 de octubre, quienes llevan meses, incluso más de un año, en prisión preventiva a la espera de un juicio justo.

De esta forma, la Agrupación se suma al llamado del Grupo de Iniciativas por la Libertad de los/as Presos/as de la Revuelta de liberar a todos los/as presos/as encarcelados en el marco de las protestas durante el estallido social y meses posteriores, a través de la promulgación del proyecto de Ley de Indulto.

Entre las organizaciones que conforman este colectivo, son la Agrupación de Familiares de Prisioneros Políticos de La Granja, la Agrupación de Familiares de Prisioneros Políticos Santiago 1, la Agrupación de Familiares y Amigos de Prisioneros Políticos Guacoldas y la Organización de Familiares y Amigos de Prisioneros Políticos–OFAPP.

Por su parte, el presidente de la Agrupación, José Pérez Debelli, señaló que: “Son muchos los jóvenes que están privados de libertad, la Justicia ha sido lenta en sus casos, y muchas veces los montajes han sido la expresión más constante en sus juicios, postergando la tranquilidad de sus familias. Por eso queremos expresar la urgencia de libertad para los presos de la revuelta del 18 de octubre”.

Esta ha sido la respuesta al hecho que, el lunes 22 de marzo, siendo las 00.00 hrs. en Santiago de Chile, los prisioneros de la guerra social se declararon en huelga de hambre:

Mónica Caballero Sepúlveda en la cárcel femenina de San Miguel; Marcelo Villarroel Sepúlveda, Joaquín Garcia Chanks, Juan Flores Riquelme y Juan Aliste Vega en la C.A.S. (este último adhiriendo más no en huelga dada su situación médica todos en la cárcel de alta seguridad); Francisco Solar Dominguez en la sección de máxima seguridad; Pablo Bahamondes Ortiz, Jose ignacio Durán Sanhueza, Tomas González Quezada y Gonzalo Farias Barrientos en los módulos 2 y 3 de la cárcel empresa de Santiago 1, damos por iniciada una movilización con características de Huelga de Hambre Líquida e indefinida por:

La Derogación del art. 9 y la restitución del art.1 Del decreto ley 321.

Salida a la calle del compañero Marcelo Villarroel y de todos los prisioneros subversivos, anarquistas, de la liberación mapuche y de la revuelta.

De modo simple es que no haya retroactividad en la modificación de la ley, que regula la “libertad condicional“.

Y que ésta vuelva a ser un derecho adquirido de la persona presa y no un beneficio como hoy lo estipula la ley transformada permanentemente en función de la razón de estado para mantener secuestrados a quienes luchan contra la normalidad de lo existente.

Desde el encierro de años y meses, desde el ayer y el hoy, diferentes generaciones de compañeros rompemos con cualquier noción victimista que vincule al secuestrado con una sujeta pasiva constantemente sometida a la voluntad de su captor y nos posicionamos para golpear mediante la utilización de nuestros cuerpos como campos de batalla y desde ahí combatimos externa e internamente la cotidianeidad impuesta por el encierro.

El tránsito por la prisión es una extensión de nuestra opción de vida donde el hacer consciente por la liberación total busca concretar la reflexión en afinidad de ideas que son reflejadas en acciones, combates y resistencias como práctica antiautoritaria; decisiones plasmadas en hechos subversivos, aquí es donde ponemos lo mejor de cada quien: individualidades, núcleos, bandas, piños, colectivos y toda iniciativa antagónica para confrontar al Estado y toda su maquinaria de represión, control y muerte como engranaje articulador del control y sometimiento sistemático de vidas.

Es aquí entre sus muros que estamos infinitamente lejos de la derrota, y mucho menos solos, como les gustaría. Continuamos insumisos, libres y dignos.

Hoy luchamos nuevamente con nuestros cuerpos como armas frente a quienes desean enjaular y enterrar bajo cemento la rebeldía, la dignidad, el amor y la solidaridad. La sociedad autoritaria policial, creó el panóptico carcelario donde históricamente ha encerrado a los seres que se rebelan ante su denominada paz social, han creado estructuras de castigo que buscan el control físico y mental, pretendiendo la reducción del ser, por miedo de la violencia brutal del aislamiento y de los carceleros, pero ninguna cárcel con sus murallas alambradas, barrotes, máxima o alta seguridad, ni lacayos armados podrán someter a quienes han entregado su vida entera a la causa de la liberación total.

Estos muros, jamás lograrán silenciar nuestros sueños, ni nuestra esencia rebelde menos aún detendrán la marea incontrolable de existencias insumisas que se hermanan y abalanzan contra todo tipo de gobierno.

Igualmente planteamos como urgencias inmediatas el fin a la prisión preventiva como herramienta punitiva contra quiénes se encuentran imputados por acciones en el contexto de revuelta permanente, negando la supuesta presunción de inocencia durante los plazos investigativos y de esta forma tratarlos como culpables imponiéndoles prisiones preventivas extensas incluso hasta el momento de ser condenados o dar por cumplida la condena.

Rechazamos también la actual validez de las condenas de la nazi fascista justicia militar chilena viciada, formulada bajo tortura y sin derecho a defensa, sancionadas ampliamente a nivel internacional durante décadas en la que Marcelo Villarroel y Juan Aliste fueron juzgados y condenados. A pesar de que en el 2010 Chile debido a la presión internacional modificó la posibilidad de que civiles fueran procesados por fiscalías militares, las condenas anteriores y en particular la de los años 90, permanecen vigentes pese a la amplia crítica y rechazo internacional.

Igualmente, no desconocemos y acompañamos la demanda mapuche de aplicar el Convenio 169 de la OIT para la situación de los peñi y lamngen presos por luchar.

En medio de esta avalancha de restricciones justificadas por la pandemia a nivel internacional llamamos también a todas las expresiones afines por el mundo a manifestarse como cada cual pueda y quiera echando mano a la imaginación como único límite.

Abrazando a todos los fugitivos, a los presos dignos que luchan, a las familias que resisten, con memoria subversiva, autónoma, libertaria, anarquista e insurrecta.

Con todos los hermanos y compañeros caídos en combate.

¡¡Mientras exista miseria, habrá, rebelión!!

Tejiendo redes, multiplicando la complicidad avanza la ofensiva insurrecta y subversiva.

¡¡Ni culpables, ni inocentes, insurrección permanente!!

Contra toda la autoridad, autodefensa y solidaridad.

-----------------------

*Foto de portada: www.prezzenza.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO