Jueves 23 Mayo 2024

Peligroso acuerdo con el cuerpo de ingenieros del ejército norteño por obra y gracia del gobierno de Javier Milei

Ya es un hecho, el ejército de EE.UU., desembarcará en el río Paraná. Ni siquiera el más astuto participante de la emancipación criolla lo hubiera imaginado. Pero, además, varios acontecimientos se están desarrollando de manera simultánea. Donde la prensa burlona y arrodillada, mira para otro lado, algunas voces disidentes logran conectar dichos hechos para sacar una triste resultante sobre el asunto.

Hace diez días que la Administración General de Puertos (AGP), firmó un acuerdo con el Ejército de Estados Unidos para iniciar, según su propio discurso, un proceso de “colaboración conjunta e intercambio de información y gestión”, que se realizará sobre la principal vía navegable del país.

El “Memorándum de Entendimiento” tuvo las firmas del Embajador de los Estados Unidos de América, Marc Stanley, el representante del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, Adriel McConnell; el secretario de Empresas y Sociedades del Estado de la Jefatura de Gabinete de la Nación, Mauricio González Botto; y el Interventor de AGP, Gastón Benvenuto.

Qué dice la oposición política

El anuncio del desembarco yanqui generó varias voces de rechazo, entre las cuales está la del diputado provincial por el Frente Amplio por la Soberanía, Carlos del Frade, que se manifestó en sus redes sociales.

En una transmisión en vivo, el legislador dijo: “En forma simultánea a lo que tanto conmocionaba en el día a día, asesinato tras asesinato, aparecían los negocios que quieren hacer con el lugar más rico de la Argentina que es el sur de Santa Fe, porque acá hay 38 puertos. La Aduana Nacional ha entregado el manejo del río Paraná al Comando Sur del Ejército norteamericano, tal como lo hicieron los paraguayos hace tres años atrás. Quieren extranjerizar las riquezas y generar más pobreza. Y las Fuerzas de Seguridad que supuestamente van a estar en Rosario para reprimir al narcotráfico, van a terminar reprimiendo la protesta social”.

Por otro lado, el diputado nacional, Eduardo Toniolli, presentó un proyecto en la Cámara baja para solicitar que el jefe de Gabinete de la Nación, Nicolás Posse, de explicaciones sobre los motivos del apostamiento del Ejército de Estados Unidos en la Hidrovía.

Toniolli señaló que en el comunicado de la AGP no se detallan si en el acuerdo estuvieron “funcionarios de la Cancillería, de los ministerios de Defensa o de Seguridad”, dado la naturaleza de dicho acuerdo donde esta comprometida la soberanía nacional.

En este sentido, Toniolli también señaló: “Tampoco el Gobierno nacional ha presentado una solicitud de autorización ante el Congreso de la Nación para el ingreso de tropas extranjeras a nuestro país, tal como lo establece la Ley 25.880”.

Es de destacar en toda esta movida geopolítica que no existe ni en Estados Unidos, o las demás potencias extranjeras negocio alguno que se le parezca. Sus ríos pertenecen al estado nacional, aunque sean los abanderados del capitalismo mas rancio, ni se les ocurriría entregar la soberanía sobre el curso de agua que lleva la mayor parte de la producción de sus tierras a manos extranjeras.

Vagos argumentos presenta al Gobierno argentino al señalar que el pacto sellado con el Cuerpo de Ingenieros estadounidenses se debe a que la hidrovía del río Misisipi (que es administrada por EEUU) “comparte muchas características” con su par de argentina.

Según una infografía del Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP) de la provincia de Santa Fe, publicado en junio de 2022 expone una facturación del complejo agroexportador que ronda los treinta y cinco mil millones de dólares donde solo de eso se paga un 2% de ingresos brutos, además denuncian que las empresas extranjeras que ocupan 16 terminales portuarias de las 21 existentes sobre el Paraná, defraudan al estado con múltiples mecanismos, aplican subfacturación y triangulación, evaden impuestos y lavan dinero en paraísos fiscales.

Es necesario hacer números sobre la gallina de los huevos de oro recientemente acariciada por el cuerpo de ingenieros. Desde la hidrovía parten más del 80 por ciento de los commodities argentinos, mientras que en las barrancas del Paraná los esperan con cuchillo y tenedor empresas norteamericanas de la talla de ADM, Bunge, Cargill, Dreyfus y la china COFCO. Por esto, remarca el diputado Toniolli que “es sabido que Estados Unidos considera la presencia China como una amenaza a su seguridad nacional y a su competitividad global”.

Como punto complementario a la denuncia del Diputado Del Frade, el extitular de la Federación Agraria Argentina, Pedro Peretti, habló sobre el narcotráfico y la hidrovía, como punto preocupante que afecta la seguridad internacional y crecimiento del mercado ilegal de drogas afirmando que esta ruta "es la vía principal por donde pasa la droga que llega a Europa".

La CIA y compañía también dijeron presente

Según el Gabinete de Milei, la razón de la visita del jefe de la CIA William Burns "forma parte de una agenda de trabajo común entre ambos países en materia de inteligencia y de lucha contra el terrorismo".

Burns llegó a la Argentina procedente de Brasil y según trascendidos, entre las “preocupaciones” que planteó al gobierno de Milei están las supuestas actividades que el Hezbollah está realizando en la región, la acción creciente del narcotráfico, “ciberataques” rusos y el aumento de la injerencia China.

Luego del arribo de Burns a la patria rioplatense, se espera el desembarco en el mes de abril de la jefa del Comando Sur de EE.UU., Laura Richardson, para reunirse con altos funcionarios de la administración argentina. También tenemos que recordar la no menos importante visita del subsecretario de Finanzas Internacionales del Departamento del Tesoro, Brent Neiman; y del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, en el mes de febrero.

Pero en medio de toda esta injerencia extranjera, aún no quedó determinado qué es lo que pasará con la administración de la Hidrovía. Desde el gobierno de Milei afirman que se está trabajando en una “licitación”, aunque de momento no hay mayores trascendidos.

Ya con grandes definiciones sobre la mesa, cabría preguntarse si desde el norte, planean y re planean formas más extremas para resguardar lo que es que uno de los reservorios de agua dulce más grandes del mundo.

Foto: revistazoom.com.ar