Miércoles 17 Julio 2024

Fuerte condena contra la opresión actual de Azerbaiyán

Una tarde atípica se vivió en los alrededores de la plaza matriz de Montevideo: este miércoles 24 de abril, una embajada de Turquía vallada y con presencia policial, fue testigo de cientos de banderas que se aglomeraron frente a sus puertas. La comunidad Armenia se convocó frente a dicho edificio consular para exigir justicia, memoria, reconocimiento y reparación por el holocausto de esta comunidad sucedido hace 109 años atrás.

Previa apertura del acto con música típica de la colectividad, Kariné Dermarkarian, integrante del colectivo de jóvenes Armenios del Uruguay (JADU), leyó una proclama donde, además de recordar la histórica apelación de esta comunidad por el genocidio, denunció la actual persecución y asesinato de su pueblo a manos de Azerbaiyán, en la región de Nagorno Karabaj el 27 de septiembre de 2023, y “al resultado de esta cuenta, es la historia repitiéndose, porque lo que no se condena se repite”, dijo la joven.

“Perdimos Artsaj, y no fue hace 109 años, fue hace 7 meses, un genocidio mas que lo vimos con nuestros propios ojos” apuntó Dermarkarián.

“Mas de 120.000 Armenios desplazados por la fuerza de Artsaj, con un bloque genocida previo de 10 meses, por parte de Azerbaiyán y con el respaldo incondicional de Turquía, sin gas, agua, comida ni medicina. ¿qué clase de vida es esa?” se preguntó la integrante de la comunidad Armenia.

La proclama hizo hincapié además en el “desprecio” del presidente azerbaiyano por los símbolos y el pueblo Armenios, citando un famoso video donde se “profana” la bandera de Artsaj.

“¿Creyeron que la intención genocida terminaba con la entrega de Artsaj?¿Creyeron que la intención genocida terminaba con la destrucción de nuestro patrimonio cultural?”, cuestionan las palabras que suenan frente a una embajada cerrada.

“Hoy la población armenia esta siendo amenazada, con bombardeos constantes de territorios soberanos de la república de Armenia. Hoy los armenios seguimos siendo amenazados por la política de limpieza étnica, que mantienen y promueven Azerbaiyán y Turquía”, citó la vocera.

Pero la denuncia del acto en plaza matriz hizo hincapié además en el ataque hacia los prisioneros de guerra, citando “falsas acusaciones, arrestos ilegales a referentes políticos y líderes nacionales desaparecidos”, planteando un profundo cuestionamiento al silencio de la comunidad internacional, “¿Dónde está la respuesta de quienes deben influir en la historia?, disparó la proclama Armenia.

Entre otras palabras también se recordó el histórico y noble acto de Uruguay, país que abrió sus puertas a los antepasados de dicha colectividad y demostró el compromiso con la justicia y los derechos humanos, al ser pionero en el reconocimiento del genocidio armenio en 1965. “¿se va a seguir manteniendo fiel a sus principios?” se vuelve a cuestionar la joven de Jadu.

En una fría tarde la proclama da por hecho que no van a dar lugar nunca más políticas negacionistas. Cerrando el ciclo de actos del día, entre aplausos de los presentes, las últimas palabras de la proclama sintetizaron el espíritu de la lucha del pueblo armenio: “Memoria para no olvidar justicia para condenar, y verdad para terminar con la impunidad”.

*Foto de Portada y restantes: Antimafia Dos Mil