A poco de conocerse la sentencia judicial por la Tratativa Estado-Mafia, el arte es compromiso
 
Por Victoria Camboni-20 de setiembre de 2021

A escasos días de que el Tribunal de Apelación de Palermo, en Italia, decida la condena definitiva o la absolución que pesa sobre los criminales juzgados por la causa de la Tratativa que vincula al Estado italiano con la mafia, jóvenes integrantes del Movimiento Cultural Internacional Our Voice llevaron adelante -a las puertas mismas del aula búnker Plagliarelli de Palermo- una resonante y provocadora intervención artística, representando a las distintas figuras implicadas en la Tratativa, incluyendo la masonería y los servicios secretos.

Una intervención que, a plena luz del día, no fue ni más ni menos que una valerosa bofetada a la mafia y una muy certera denuncia sobre todo lo que se instala alrededor de ella, erosionando (y desviando) por generaciones, al sistema judicial, a los hombres del Estado italiano, y a los servicios de seguridad, con el concurso de poderes subterráneos, que dramáticamente conviven, con quienes en Palermo sienten que el mal mafioso debe ser extirpado de cuajo de la sociedad italiana, y fundamentalmente de los múltiples poderes estatales.

Los jóvenes exhibieron con sus personajes un maquillaje excepcional, dando forma a las respectivas caracterizaciones, en una histórica performance, donde el compromiso de lucha contra la mafia fue el protagonista esencial.

Pero lo más importante de todo este despliegue artístico fue la conciencia con la que cada uno de los jóvenes fue dando forma al personaje que le tocó en suerte. Los artistas de Our Voice fueron: su fundadora, Sonia Bongiovanni, Elisa Pagano, Giorgio Almendras, Thierno Mbengue, Julieta Martínez, Jacopo Casanova y Beatrice Boccali, con el maquillaje de Sofia Capretta.

La muestra artística, fue provocadora por excelencia, sencillamente, porque se hizo en una ciudad donde la mafia sigue cobrando el “piso” a los pobladores (es decir, sigue operando con vigencia inaudita, impunemente y en diferentes frentes) y no hay una conciencia masiva de lucha antimafiosa. Y entonces llevar adelante una muestra así significa valentía; significa hartazgo, y significa plantarse ante un poder que ha dominado Palermo, Italia misma (durante muchísimo tiempo) y el mundo, mal que nos pese. Llevar adelante una muestra de este porte, significa además -y lo digo con énfasis, como redactora de Antimafia Dos Mil, como lo diríamos todos los redactores- que un grupo de jóvenes se animaron a decir basta, y gritar en contra de la podredumbre que empantanó al Estado italiano. Ni siquiera la mafia les callará, porque esa apuesta a la conciencia siempre genera frutos. Y esos seis, siete jóvenes que hoy reclamaron verdad y justicia, mañana serán cientos, miles, que tomarán las calles y llevarán esos mismos reclamos en sus hombros.

Un día histórico el de hoy, y quizás, en los próximos días, un día emblemático, en la lucha contra la mafia y la corrupción del Estado.

No hay que olvidar que el juicio, que pesa sobre expolíticos como el líder de Forza Italia, Marcelo Dell’Utri (junto con el ex premier Silvio Berlusconi), funcionarios estatales (del sistema político y de las fuerzas de seguridad) y jefes de la Cosa Nostra, los condenó por aliarse para amenazar o atentar contra alguno de los poderes del Estado, los casos más importantes -entre otros- fueron los atentados a los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, asesinados en dos atentados sangrientos en mayo y julio de 1992, respectivamente. Sin embargo, y como era de esperarse, la sentencia fue apelada y aún resta esperar el fallo final. Y en eso estamos.

Y en esa antesala, Our Voice puso los puntos sobre las íes, con coraje y sin miedos. Porque ya es hora de despertarnos todos, frente al sistema criminal integrado: un cáncer maldito, por donde se lo mire.

----------------

*Foto de portada: Our Voice / Antimafia Duemila

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO