El tema es demasiado serio y complejo como para considerarlo simples "mentiras" de Avola
 
Por Paolo Borrometi-29 de abril de 2021

Lo que dice Maurizio Avola (en el libro "Nada más que la verdad") sobre la masacre de vía D'Amelio parece falso a simple vista, pero es preciso ir más allá y preguntarse qué hay detrás del enésimo (¿intento de?) desvío investigativo.

Empiezo por la vergüenza de quienes, entre las muchas y graves falsedades, incluso han tenido que leer que Avola no quiere "hablar mal de esos pobres guardias de seguridad" del juez Borsellino a los que ayudó en su "desorganización".

¿Hablar mal? Agostino Catalano, Walter Eddie Cosina, Emanuela Loi, Claudio Traina y Vincenzo Fabio Li Muli (así como Antonio Vullo, que nunca se recuperó de aquella tarde dramática) merecen respeto.

Pero además de esta falta de respeto, hay mucho otras cosas detrás.

En primer lugar, los que quisieron explotar la notoriedad de Santoro. Porque seamos realistas, si una cara poco conocida hubiera escrito este libro, nadie hablaría de él. Y nadie le habría dedicado un horario de máxima audiencia en la televisión.

Y me gustaría empezar desde la página -siempre significativa- de agradecimientos del libro. Uno, sobre todo. Se agradece al abogado de Maurizio Avola, Ugo Colonna, por estar "animado por una rara pasión civil". ¿Por qué este agradecimiento tan pomposo? ¿Tiene algún mérito en la "confesión" de su cliente Maurizio Avola? (recordemos que desde hace 27 años es su abogado, es decir, desde el primer arrepentimiento del asesino).

Y luego nos enteramos, por ejemplo, que Cosa Nostra fue capaz, por sí sola, de concebir, planificar y llevar a cabo las masacres. Todas. Incluso la estrategia de las bombas "en el continente". En síntesis, no existe una "entidad externa", ni un "tercer nivel". No hay tratativas entre partes desviadas del Estado y la mafia. Nada de nada. Entonces ¿por qué Avola dice que estaba asustado por el "desvío investigativo del Estado" que involucró a Scarantino? Y no hago preguntas, por amor a la patria, sobre la evidente falta de información en el libro sobre el "brazo enyesado" de Avola, verificado -y subrayado- por la Fiscalía de Caltanissetta en el comunicado de prensa de hoy.

En este punto, la pregunta ya no es "por qué Avola dijo todo esto", y probablemente ni siquiera sea "por qué guardó silencio durante 27 años" (según las palabras de los fiscales de Caltanissetta sería obvio: "simplemente porque ahora está mintiendo"), sino a quién le conviene que Avola diga esto.

Tal vez les convenga a los imputados del juicio de la "Tratativa" cuya suerte será decidida en poco tiempo por la Corte de Apelaciones en lo Penal de Palermo.

O quizás lo que se intenta es desacreditar la credibilidad -ya demostrada- de los colaboradores de Justicia Gaspare Spatuzza y Fabio Tranchina. Y al hacerlo -como leo de la pluma de algún garantista exasperado desde anoche- cerrar definitivamente las cuentas con los arrepentidos, con todos ellos, y abrirle las puertas a la disociación. Lo recuerdo para los más distraídos: precisamente uno de los pedidos del "papello" y además, va de suyo, uno de los requisitos exigidos por los Graviano -sí, por ellos- para salir finalmente de la pesadilla del régimen de la cárcel dura sin colaborar con la Justicia.

Y aún más ¿por qué subrayar que "Nino Di Matteo, que fue el último en llegar, no puso objeciones" con el entonces titular de la Fiscalía de Caltanissetta, Tinebra, en relación a la historia -aclarada repetidamente por el propio Di Matteo- del "títere" Scarantino?

O lo que por primera vez encontramos en el libro recién en la página 374. La famosa relación "mafia-contratos públicos". Es decir, la rehabilitación definitiva para Mori y Subranni.

Entonces cuánta razón tiene Salvatore Borsellino cuando dice que se intenta "sacar al Estado de esta y otras masacres para devolverle la virginidad a quienes la han perdido hace tiempo".

Y, en cualquier caso, sin duda se obtiene un resultado: el caos informativo. Exactamente lo que necesitan en este momento aquellos que quieren hacer ver el dedo y no la luna.

--------------------

Extraído de: facebook.com/borrometi.paolo/posts/323964042431956

*Foto de portada: © Imagoeconomica

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO