Por Alejandro Díaz-2 de abril de 2021

Frente al bello y mítico teatro Massimo de Palermo, de Sicilia, un centenar de personas, mayoritariamente jóvenes, le gritan a una ciudad congelada, por años y generaciones, de complicidad y silencio. Ese silencio mórbido y criminal que la Mafia ha sembrado en el sur de Italia, y no solo.

-¡Palermo e nostra y non de Cosa Nostra!

Jóvenes del Movimiento Cultural Internacional OUR VOICE, junto a la redacción de la revista ANTIMAFIADuemila, organizaron un Sit-In frente a las escalinatas del teatro, repudiando las políticas propuestas por el gobierno del banquero, ahora primer ministro, Mario Draghi en contra de la legislación ANTIMAFIA. Políticas que intentan deslegitimizar el régimen de cárcel duro al que son sometidos aquellos criminales condenados por crímenes “especialmente graves”, como los hechos de terrorismo, los crímenes de asociación de tipo mafioso, o el narcotráfico. La posibilidad de liberar a los peores criminales de la historia europea debería causar un estado de alerta en toda la sociedad, que debería cívicamente enfrentarse a la mafia. Pero ocurre todo lo contrario.

Palermo es nuestra 2

Este fenómeno, no solo criminal, se ha esparcido como un cáncer por toda Italia, y lo ha logrado gracias a la complicidad activa de representantes del Estado: políticos, agentes de los servicios de inteligencia desviados, miembros del mundo de las finanzas, empresarios y sectores ocultos aún por descubrir que han, todos juntos, creado las bases de este Sistema Criminal Integrado. Estos fervientes jóvenes han comenzado una campaña sin precedentes que inexorablemente reducirá a cenizas a este Sistema arcaico.

“Fuera la Mafia del Estado”, gritan los jóvenes presentes, que son arengados por Sonia Bongiovanni, directora y fundadora de OUR VOICE. Ella grita, denunciando a este sistema criminal que niega la existencia de la mafia, que niega su historia criminal, que niega los atentados, y los inocentes asesinados a sangre fría. Un sistema que niega los pactos de complicidad tras los asesinatos de Falcone y Borsellino. Un sistema que impone a sus propios miembros en la conducción de las instituciones.

Jamil El Sadi, integrante de OUR VOICE y redactor de ANTIMAFIAduemila, llama enardecido a los jóvenes de la ciudad que, perdidos por la droga, por el ocio y por una cultura indiferente, corren el riesgo de vivir en la carne y morir en el espíritu.

También tomó la palabra Marta Capaccioni, encargada de redacción de OUR VOICE, quien planteó que la Mafia no es solo un “problema” siciliano, que la Mafia no es solo un problema italiano, ni siquiera europeo. La Mafia es un problema mundial y prueba de esto, son los miles de millones de euros que la Mafia factura por año. Dinero proveniente del narcotráfico y de otras actividades ilícitas, que se recicla sistemáticamente en las principales economías del mundo.

Hoy, comienza un proceso de reconstrucción cultural. Hoy, estos jóvenes firmaron un compromiso con la historia, un compromiso por el cual aquellos que fueron perseguidos, que fueron asesinados, aquellos que fueron víctimas, aquellos que resistieron serán ahora quienes atemoricen a los mafiosos, a los corruptos, a los criminales.

Ahora serán ellos quienes tengan miedo, ya no habrá lugar donde esconderse. La ciudad es nuestra, el Estado es nuestro.

 

 

------------------

*Fotos de portada y restantes: Our Voice y Antimafia Dos Mil

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO