Encuentros por el Derecho a la Memoria “ANIVE HAGUÃ OIKO” (Para que no vuelva a suceder)

Por Alejandro Diaz-1° de agosto de 2022

La solapa almidonada, acompaña la rectitud de la postura, que se equilibra con una leve sonrisa, que sostiene a su vez, un regio bigote. La melena, prolijamente engominada, deja ver el paso de los años, al igual que las pequeñas marcas en la comisura de los ojos. Ojos de mirada calma, que nada sugieren, nada alertan sobre la tragedia, el horror, la miseria, la crueldad y el terror detrás del cuadro.

El Movimiento Cultural Interseccional Our Voice, presentó en Asunción, capital de la República del Paraguay, la obra “Detrás del cuadro”, en el marco del Ciclo de Encuentros por el Derecho a la Memoria: “ANIVE HAGUÃ OIKO” (Para que no vuelva a suceder, ndt), organizado por la Plataforma Social de Derechos Humanos: Memoria, Verdad y Justicia.

Este ciclo es una invitación “para que la gente no olvide las injusticias que ocurrieron en la época de la dictadura, en particular los atropellos y desalojos sufridos por las comunidades indígenas”, nos explica José Luis Rodríguez, violinista e integrante de Our Voice. “La intervención artística, es alusiva de la situación actual de las víctimas del terrorismo de Estado del stronismo”.

Our Voice en Paraguay detras del cuadro la democracia stronista

El violinista, recrea ese clima solemne que acompaña la exhibición de un relicario. El general, interpretado por el actor Rafael Vera, gana el centro de la escena, y se encuadra con gesto adusto y a la vez elegante. Lentamente, desde la tierra, desde el barro, figuras humanas reclaman su lugar en la imagen. Traen en su aliento las voces de miles que han sembrado con sangre aquella tan colorada tierra paraguaya. Los hermanos Pereira (Nadia, Miller, Emanuel y Victoria), dan vida a aquellos miles y miles de campesinos y campesinas, obreros y obreras, estudiantes, jóvenes, que pusieron sus cuerpos, sus vidas para frenar la asolación del territorio paraguayo, de su cultura, de su riqueza.

El general, se aleja, pero no desaparece de escena. Solo abandona momentáneamente el protagonismo, dejando que aquel presente quede congelado en una vieja fotografía. Mientras, cambia su rostro, y vuelve a tomar el protagonismo con aquel oscuro pasado en sus manos. Vuelve dispuesto a limpiarse la sangre y el barro de las botas, y en su solo movimiento de mago, cubre el tiempo, las historias y los prontuarios. “Correligionarios hoy tenemos que dejar el pasado atrás. El pasado no interesa, Paraguay está viviendo el sueño neoliberal”, dice el ahora presidente. “El orden, el progreso, la represión para todos… la paz, la paz para todos”, por un momento el pasado y el presente se confunden, ¿o serán lo mismo? “Ladies and gentlemans, correligionarios, correligionarias, viva la libertad. ¡Viva el Paraguay!”, grita el presidente, que sonríe al son de la melodía del violinista.

“Nuestro movimiento milita a través de la comunicación la educación y el activismo, distintas luchas. Hoy estamos acá para mantener viva la memoria de las personas, que lucharon por un Paraguay mejor. Queremos agradecer a los organizadores, a todos los presentes. Por un Paraguay en el que se haga justicia, por los crímenes del pasado y los crímenes del presente. Porque fueron 34 años de dictadura, y van 33 de impunidad”, expresa Nadia Pereira, vocera del grupo, al cierre de la intervención artística.

“Durante 68 años en nuestro país siguen gobernando títeres de un mismo sistema, que cambian de rostro, de cara, pero con el mismo ideal de saqueo, injusticia, represión y muerte. Títeres como Mario Abdo Benítez, hijo de exsecretario privado de Stroessner. E impunes como Horacio Cartes que está acusado de corrupción, contrabando, entre otras cosas. Impunes porque hay una justicia que es corrupta. Y una fiscalía también, encabezada por Sandra Quiñonez, que, a pesar de tener tantas acusaciones en su contra, y en contra de los que ella defiende”, dijo la joven, trayendo al espacio la frágil y delicada situación institucional y política que atraviesa el país, luego de las recientes denuncias de corrupción contra el expresidente Horacio Cartes, por parte del gobierno de los Estados Unidos; y del juicio político, precisamente, contra la fiscal general Sandra Quiñonez.

“Recordamos también a un compañero, periodista, que fue víctima de un pacto de silencio entre la política y la narco criminalidad paraguaya”, anunció la joven refiriéndose al periodista Santiago Leguizamón, quien fue el primer periodista asesinado al inicio del proceso transicional a la democracia. Su hijo Dante estuvo presente entre el público.

La joven, también hizo una mención especial al fotoperiodista “Pablo Medina, que, como tantos otros periodistas que fueron asesinados en democracia, en supuesta democracia, perdón, con su ejemplo nos enseñaron a luchar contra la mafia. En su honor y en honor a todas las personas que dieron su vida, es que sentimos la responsabilidad de llevar esta lucha, de mantener viva la memoria. Queremos un pueblo con memoria, verdad y justicia, para que esto no vuelva a suceder. Seguiremos creando espacios, momentos y saberes con nuestro arte”.

Paraguay escapa a la desmemoria de la mano de los jóvenes, que, con arte y cultura, dan vida a aquellas imágenes que pretenden ser archivadas en el olvido. Hoy, la memoria, la verdad y la justicia se emancipan de la democracia stronista.

--------------------

*Foto de portada: wikimedia.org

*Foto 2: Our Voice

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO