A siete años del atentado, aún no sabemos la respuesta

Homenaje a Pablo Medina en Asunción, Paraguay

Por Victoria Camboni-16 de octubre de 2021

“Hoy es la memoria de nuestro mártir caído”. Así comenzaba a recordar con profunda emoción a su amigo Pablo Medina, el director de la revista Antimafia Duemila, Giorgio Bongiovanni, en el homenaje organizado por Antimafia Dos Mil y por el Movimiento Our Voice a siete años de su muerte, el pasado 15 de octubre en la Plaza de Armas de Asunción, en Paraguay. Su amigo y colega, que fuera asesinado por la narcopolítica paraguaya, por el intendente de Ypejhú, Vilmar ‘Neneco’ Acosta, y algunos de sus familiares -ejecutores de su muerte y de la de Antonia Almada, su asistente-, y por un poder oscuro que no tolera que lo dejen al descubierto.

Las sentidas palabras de Bongiovanni son el emblema de lo que significó un nuevo homenaje al periodista paraguayo y a su asistente, asesinados siete años atrás, el 16 de octubre de 2014, en un camino de tierra colorada en el profundo Paraguay, mientras volvían de hacer varias coberturas periodísticas. Pablo denunciaba las vinculaciones de cargos políticos, es decir, de instituciones del Estado, con el mundo narco, con la criminalidad organizada, con la valentía que pocos como él son capaces de tener. Por amor a la verdad.

Y con ese mismo sentimiento, un grupo de jóvenes en Paraguay, integrantes del Movimiento Cultural Internacional Our Voice, junto a la revista Antimafia Dos Mil, decidieron recordarlo una vez más, manifestándose en la capital paraguaya, donde arte, periodismo y denuncia se unieron para gritarle a la cara al Congreso Nacional, al pueblo sumido en la indiferencia y al poder criminal, que la muerte de un justo no va a quedar impune.

La tormenta que se cernió sobre Asunción antes de comenzar el evento, fue solo el preámbulo de lo que pasaría después, de la energía que se proyectaría desde el centro mismo del país guaraní a todo un pueblo que decidió esconderse tras la puerta de su casa, que no quiso saber, que solo prefirió que el veneno de la corrupción que tiene sumido a Paraguay en un desastre jurídico, político, institucional y social, siguiera circulando por las venas abiertas de un país tristemente acostumbrado a la sangre y el sufrimiento.

El evento fue coordinado en gran medida por Juan Manuel Ferreira, un joven uruguayo que forma parte de las filas de Our Voice, un movimiento de jóvenes que tiene como consigna luchar a través del arte, y que en la tarde del viernes presentó una intervención artística dirigida por el propio Juan Manuel. Una puesta en escena comprometida, jugada, sarcástica, entretenida y tristemente realista, realizada frente al Congreso de la Nación para reclamar justicia.

La jornada estuvo signada por la altura de los discursos. Voces llenas de valor, de cariño por el periodista paraguayo, y de sed de justicia, impregnaron el aire del centro de Asunción, a partir de las 17 horas.

Desde Italia, participaron a través de llamada el periodista Giorgio Bongiovanni, la directora del Movimiento Our Voice, Sonia Bongiovanni, y el director de Our Voice para Latinoamérica, Matías Guffanti.

Giorgio Bongiovanni: “Pablo Medina es un símbolo de la resistencia”

“Hoy es la memoria de nuestro mártir caído, Pablo Medina. Un hombre honesto, un periodista impecable, un buscador de la verdad y la justicia que con sus notas atacaba el poder. Su mismo diario, uno de los más importantes, el ABC (Color), no lo protegió, ni los editores. Lo dejaron solo, y los asesinos narcotraficantes de la mafia lo asesinaron el 16 de octubre de 2014. Pablo Medina es nuestro hermano, Pablo Medina es un símbolo de la resistencia, de la revolución. Los mártires caídos también son nuestros. Él fue reportero de la revista Antimafia Duemila italiana, y me honro que fui su amigo. Nunca más mártires, nunca más asesinados por la mafia. Pablo ha sido el precursor de un movimiento de la juventud mundial que en Paraguay como en Italia, en Europa, en Sudamérica, están en las calles. Son chicos revolucionarios que van a cambiar el mundo. Periodistas cono Jean Georges Almendras, vuestro servidor y otros paraguayos que están ahí, y de todo Sudamérica, vamos a seguir sus huellas”.

“Pablo Medina es el precursor de la verdad, una verdad, que también en Paraguay va a triunfar. Una verdad que antes o después desenmascarará los potentes anticristos, que se esconden como cobardes también en Paraguay. El asesino de Pablo Medina, uno de ellos está en la cárcel, pero los mandatarios ideales están libres. Y nosotros con el arma de la pluma, de la palabra, de la cultura, de arte y del periodismo los vamos a desenmascarar. Chau Pablo, eres nuestro símbolo de la verdad. Eres un hombre eterno, y como creyente estoy seguro que estás al lado de Dios. Siempre en nuestro corazón, Pablo. Siempre vamos a dar testimonio. Hasta el último respiro. Y hasta la victoria, siempre, siempre, siempre”.

Sonia Bongiovanni: “¿Quién le dijo a Neneco Acosta que asesinara a Pablo Medina?”

“Me encuentro delante una foto de Pablo Medina, y estoy mirando su sangre, la sangre derramada de todos aquellos mártires que la mafia como un cáncer asesinó. Pero ellos no murieron en vano, porque Antonia, que tenía mi misma edad, porque Pablo y porque cada uno de ellos, no murió en vano”.

“Las calles van a estar llenas de millones de jóvenes un día. Las calles de Paraguay van a romper la omertá, la misma omertá que está en Italia. La mafia forma parte de ese sistema criminal, que tiene en la mano países enteros, economías, políticas. Estamos cansados de que los pocos como el mafioso de Horacio Cartes, sigan libres. Queremos justicia, queremos la condena de Horacio Cartes, que tiene a la mafia en Paraguay, y que asesinó a nuestro compañero, Pablo Medina”.

“Nosotros con el arte, con el periodismo, con nuestros gritos, vamos a ir contra la mafia, en todo el mundo, porque cada lucha está conectada con la otra. La lucha feminista, la lucha antirracista, la lucha antimafia, la lucha ambiental, están conectadas entre ellas”.

“El arte es el arma más potente que puede destruir a poderosos, a los corruptos, a los políticos, a un entramado, a un sistema de poder de políticas capitalistas que siempre quieren destruir a la gran mayoría del pueblo y defender a la gran minoría, que tiene el 99% de la economía mundial”.

“Hoy quiero llamar a todos las ciudadanas y a todos los ciudadanos de Paraguay para que salgan de sus casas porque el pueblo mató al padre de nuestra patria, Pablo Medina”.

“Salgan de sus casas, de sus trabajos, hagan huelgas. Tienen que gritar. Porque ya estamos cansados. Tiene que tener miedo el poder, de nosotras y nosotros. No somos pocos jóvenes que estamos en contra de ellos. Somos el pueblo, un pueblo entero, porque nuestro pueblo unido jamás será vencido”.

“No nos vamos a cansar, no nos vamos a rendir. Lo que más tiene que asustar es que no somos una generación, somos todas las generaciones que van a venir, los jóvenes de hoy y los jóvenes de mañana, como los jóvenes de ayer que fueron asesinados, pero su rebeldía está en nosotros y en los que van a venir".

"Una idea no se puede enfrentar. Tengan el coraje de salir y de mostrarse”.

“No salen porque son cobardes. Eso son... la mafia es cobarde. Yo conozco la mafia, porque en Italia como en todo el mundo es cobarde, porque dispara por la espalda. No tiene el coraje de enfrentar cara a cara a las personas, al periodista Pablo Medina, no. Le dispara atrás de la espalda, como un cobarde. Y eso es Horacio Cartes, un cobarde, y esos son los responsables, cobardes. Tengan el coraje como nosotros de salir a la calle y de matarnos, de silenciarnos. Intenten silenciarnos. Se van a encontrar con una barrera de personas”.

“La mafia da pena. Un poder cobarde que asesina a ciudadanas y ciudadanos justo por la espalda; ese es el Estado paraguayo, esos son los políticos de Paraguay”.

“Los políticos asesinos representan al pueblo omertoso de Paraguay, como de Italia, y de Palermo, y de Calabria, donde vivo yo”.

"Tengan coraje, salgan a la calle, griten en contra de la mafia si de verdad quieren cambiar un mundo injusto, porque la lucha antimafia es fundamental para poder llevar a los vértices del poder mundial, y es a ellos que les vamos a apuntar. No nos alcanza con apuntar a un Neneco Acosta. Nosotros queremos ir más allá. ¿Quién le dijo a Neneco Acosta que asesinara a Pablo Medina?”.

“Queremos que haya justicia de verdad, queremos los nombres de los verdaderos asesinos de Pablo, y para eso tenemos que luchar en contra de todas las mafias del mundo, porque están y forman parte de ese vértice de la pirámide mundial del poder, que va más allá de los países y de las políticas de nuestros países".

"Un poder que decide sobre las políticas de todo el mundo”.

“La mafia tiene gran parte de la economía mundial, 7 millones de euros la ‘Ndrangheta cada año gana”.

“Chicas y chicos que me están escuchando, mis compañeras y compañeros de Our Voice, me inclino a ustedes porque son mis referentes, yo los admiro con mi vida porque ahí están dando la cara”.

“Nos quisieron dividir, nos pusieron banderas falsas y fronteras. Somos un único pueblo que grita con todas las culturas y con un único arte que se sigue manifestando más allá de las fronteras y en cada generación”.

“Pablo y Antonia viven, hoy y siempre”.

Matías Guffanti: “el mejor homenaje a Pablo Medina es seguir su denuncia”

“La lucha que llevamos adelante es gracias al sacrificio de personas como Pablo”.

“Le estamos hablando a un país entero, estamos hablando a Asunción, y les estamos hablando a los políticos que trabajan dentro de los edificios, de las instituciones que están frente a esta plaza; el Congreso, ese lugar que está manchado de sangre en este momento, de violencia, de crímenes, de asesinatos, de lavado de dinero, de narcotráfico y de todo lo que sigue pasando en Paraguay y que el propio Pablo Medina denunciaba”.

“Creo que el mejor homenaje que podemos hacerle a Pablo Medina hoy, es seguir su denuncia, es seguir su acusación, seguir atacando a este cáncer que tenemos en Paraguay, pero que también tenemos en todos los países. La narcomafia, la narcopolítica que hoy reina en Paraguay, se va a terminar”.

“Desde aquel 2014 no dejamos de estar”.

“Condenamos a Neneco Acosta y hoy gracias a nuestra lucha Neneco está en la cárcel. Y así como Neneco está en la cárcel hoy, va a estar en la cárcel también Horacio Cartes. Van a estar en la cárcel todos los políticos involucrados, todos los que pertenecen a esta mafia y a este narcotráfico de Honor Colorado, este partido político hijo de la dictadura de Stroessner y que continúa dentro de las instituciones, vinculado a la muerte, al terror, a la violencia, a la sangre”.

“Los vamos a acusar desde la plaza, desde el arte, desde adentro de la política y desde el periodismo; desde todos lados sin parar, hasta que en Paraguay haya miles y millones de jóvenes en las calles”.

“Vamos a seguir adelante en honor a Pablo Medina y a Antonia Almada y a todos los mártires, hasta que todos los responsables estén presos (…) y abandonen el Estado para que lo tomemos nosotros, la juventud”. “Porque tarde o temprano nosotros vamos a estar ahí dentro, en las instituciones y ellos, así como Neneco Acosta hoy está en la cárcel, así también van a estar en la cárcel”.

Desde Antimafia Dos Mil, el abogado Jorge Figueredo, y el director de este medio digital, Georges Almendras, hablaron sobre el hombre, sobre ese Pablo que no solo fue ejemplar como periodista, sino también como persona, y pidieron justicia, denunciando complicidades en torno a la muerte del periodista, pero sobre todo, a la criminalidad, organizada.

Quien le dijo a Neneco Acosta que asesinara a Pablo Medina 3

Jorge Figueredo: “Pablo Medina es el pionero de una revolución cultural”

“Hoy nos reunimos para recordar los siete años del asesinato de Pablo Medina y Antonia Almada. Murieron acribillados por sicarios al servicio de la narcopolítica y de la mafia. No hay palabras que puedan describir ese aciago día en que acabaron no solamente con el cuerpo de Pablo Medina -y Antonia Almada-, han matado carta cabal, ejemplo no solo por su capacidad intelectual, sino por su alta ética y espiritualidad. Un hombre solidario, un hombre pacifico, un hombre que ha ayudado sobre todo a los jóvenes”.

“Quiero recordar al Pablo Medina al que siempre acudían los jóvenes de Curuguaty y de todo el departamento de Canindeyú. En las tardes de verano de Curuguaty era asiduamente visitado por jóvenes en su pequeña oficina del diario ABC Color en Curuguaty, y era consultado por diversos temas del acontecer político, económico, social y cultural de Curuguaty y de nuestro país. Y siempre como un gran maestro no solamente del periodismo sino un humanista, un conocedor de la cultura curuguatenia, del departamento de Canindeyú, y conocedor de la cultura paraguaya, siempre alentaba, instruía e inspiraba a los jóvenes de Curuguaty”.

“Cómo olvidar a un Pablo Medina que además de su trabajo de periodista ha sido voluntario del cuerpo de bomberos de la ciudad de Curuguaty. Un hombre comprometido con su país, como periodista, pero también como servidor de una actividad social”.

“Pablo Medina no ha muerto, sus ideales caminan a través de las piernas, a través de las voces de los justos, de los jóvenes, de los militantes de la verdad y de la justicia. Un pensador italiano había dicho que la semilla debe morir primero para florecer en los ideales. Podemos decir que las semillas Pablo Medina y Antonia Almada eran semillas revolucionarias, eran semillas que ahora veo justificar en estos jóvenes que están presentes hoy”.

“Pablo Medina ha triunfado porque ha puesto la causa de la verdad y de la justicia por encima de su propia vida. Por eso no ha muerto”.

“Pablo Medina es el pionero de una revolución cultural, pionero de una revolución civil, y en el futuro serán estudiados en las universidades, en los colegios. La vida de Pablo Medina se enseñará en el futuro, porque no representa el pasado, representa el futuro. Representa el perfume de la libertad, de la justicia que este país necesita”.

“Los jóvenes, están iniciando esta revolución, una revolución cultural que este país necesita".

"Agradezco a cada uno de ustedes, porque cada uno de ustedes representa también una semilla, una semilla que en el futuro va a fructificar. Una semilla que va a florecer, y cuando florezca esa semilla se va a poder construir un nuevo país que todos soñamos. Un país donde prevalezca la libertad, la igualdad, la fraternidad, la justicia, el amor. Porque eso Pablo Medina pregonaba”.

“Hace poco en uno de los medios de comunicación que visitamos, uno de los periodistas se acordaba de Pablo Medina como un ejemplo de luchador por la verdad y la justicia. Y ahora en este acto no podemos recordarlo muerto. Pablo Medina vive, Pablo Medina ha triunfado”.

Quien le dijo a Neneco Acosta que asesinara a Pablo Medina 2

Georges Almendras: “la criminalidad organizada tiene un cómplice maravilloso, el medio de comunicación”

“Estos jóvenes que acaban de representar, aquí en asunción del Paraguay, son jóvenes que han actuado por amor a la verdad, y que se están comprometiendo con su palabra y su acción y su vida a ideas, ideas de libertad”.

“El silencio de esta plaza es la mafia, la presencia de la omertá es la mafia, la mafia vestida de saco y corbata que se pasea diariamente por este edificio que está a mi izquierda, a la derecha de ustedes que miran por las pantallas este encuentro”.

“La criminalidad organizada es una institución más. Existen en todos los países democráticos tres poderes: Poder Legislativo, Poder Judicial y Poder Ejecutivo, el cuarto es el poder mafioso, que se ha fagocitado a los tres poderes. Porque los integrantes de esos poderes se han dejado fagocitar, no porque hayan nacido mafiosos”.

“Las escenas que han hecho estos jóvenes, son las escenas que se ven cotidianamente en el mundo. El periodismo criminal, hipócrita, desviado, se ocupa de cumplir los deberes del capitalismo, y de un hombre apegado a un sistema cretino. Esto es un sistema hipócrita pútrido en el que estamos conviviendo en América Latina”.

“Estamos presentes aquí, y debería estar el pueblo Paraguayo, pero no está, porque eso es el resultado de la mafia”.

“El peor crimen del hombre es la indiferencia. Acá en el Paraguay dicen, ‘no se hagan los ñembotavy’".

"Señores oficiales de la policía que están en este momento cuidando un edificio pútrido, un edificio manchado de sangre. No se hagan los ñembotavy, porque el uniforme no es el salvoconducto para convivir con la conciencia. El uniforme es, ni más ni menos que el pasaporte al infierno, si no tenemos ética y ni moral. La ética y la moral es que yo tengo que ganar para que mis hijos se eduquen, ¿a costa de qué? ¿De matar a una periodista emboscado en un paraje perdido? No. ¿De mirar con asco a estas personas que están a mi derecha, en esta plaza 'bellísima', durmiendo en casas de madera, con el calor de 40 grados? Eso es mafia, eso es corrupción, eso es hipocresía, eso es el asco de esta civilización. ¿Civilización?".

"¿Cuántos periodistas del sistema hegemónico hablan y se regodean y se relamen al hablar de civilización?”.

“¿Civilización? Incivilización. ¿Humanidad? Inhumanidad”.

“Colegas de Pablo Medina, en este momento que están en sus casas deberían estar presentes aquí. Y ABC Color debería haber copado esta plaza, y mañana debería copar las plazas. Y quiero verlos, y si lo veo lo apoyare y lo aplaudiré. Pero me queda un resto de observación de hipocresía. ABC Color le retiró la custodia policial a Pablo Medina. Entonces me tengo que preguntar, ¿cuál es el protagonismo de los medios de comunicación? Es criminal; no ABC Color, en toda América Latina y en el mundo la criminalidad organizada tiene un cómplice maravilloso: el medio de comunicación”.

“Basta de palabras, tenemos que actuar”.

------------------

*Foto de portada: Marcos Padilha

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO