01.1DiputadoPinoArlacchiGandulinfoDIPUTADO ARLACCHI Y LA MAFIA QUE YA NO EXISTE

Carta abierta al Diputado europeo del Partido Democrático
Por Giorgio Bongiovanni - 31 de Mayo de 2013

Estimado Dr. Arlacchi, le escribo después de haber leído lo que usted ha escrito en las páginas del periódico “L’Unità” con fecha 29 de Mayo de 2013 (“Por qué no creo en la negociación Estado-mafia”).

Después de una cuidadosa reflexión, antes de entrar en el detalle, surgen espontáneamente algunas preguntas. ¿Acaso usted realiza ciertas afirmaciones porque no quiere entender, porque se ha quedado fosilizado en el siglo pasado, o porque alguien le sugiere que realice determinadas intervenciones  para provocar confusión o peor aún para despistar en la búsqueda de la verdad?
 
Visto y considerando que usted fue amigo íntimo, además de colaborador, de los Jueces Falcone y Borsellino, nos inclinamos a creer más que nada en la primera hipótesis, o bien que se atrincheró detrás de su fanatismo en lo que concierne lo ocurrido en aquel tiempo, y que hable en ciertos términos por ignorancia debida al incompleto conocimiento de los hechos actuales.

Algunos aspectos que usted resalta son absolutamente ciertos, concretos, reales, pero son viejos y por lo tanto miopes ante la evolución del fenómeno mafioso.
 
Con respecto a Falcone y Borsellino usted escribió justamente que el “conocimiento que ellos tenían sobre las conexiones mafiosas con los niveles más altos de la política italiana de los años ’80 y de los primeros años de la década del ’90 era casi perfecto. Ellos y un grupo restricto de sus colaboradores (no más de 2 o 3) estaban 01JuecesasesinadoseltrasfondodelasopinionesdediputadoArlacchiEscenasMatritensesdelSigloXXIBlogsPotCominformados de todos los detalles del trámite  que partía desde Palermo y llegaba al Palacio Chigi (residenza del Gobierno italiano), a los Servicios de seguridad y a la Casación. Pero también nuestros adversarios sabían que nosotros sabíamos. Y por lo tanto toda la historia de Falcone y Borsellino se puede considerar como una lucha contra el tiempo. Todo consistía en quién llegaría antes”. Además agrega que “desde 1985 Falcone ya sabía quién era el verdadero jefe de la mafia siciliana” y 02MafiosoarrepentidoTommasso BuscettaNewsBbcCoUkque quien lo había revelado había sido “Tommaso Buscetta, pero esto fue algo que permaneció en secreto hasta después del atentado de Capaci, cuando Buscetta abandonó la reserva y habló sobre las protecciones políticas de Cosa Nostra. Fue su tributo a la memoria del gran Juez, que hizo posible que en 1993 comenzara el proceso judicial a Giulio Andreotti”.

Pero las que usted hace no son revelaciones ya que hay libros y testimonios audiovisuales en los que Buscetta relata precisamente estas cosas. Recuerdo el libro “La mafia ha vinto” (La mafia a ganado) en el que el arrepentido le habla al periodista-escritor Saverio Lodato sobre lo que le dijo a Falcone “off records” (sin transcribir, n.d.r.) con respecto al punto de referencia político de la mafia de los años ’60 y de los años ’80.

Incluso estoy dispuesto a creer que, como usted sostiene, la idea de Falcone, Borsellino y De Gennaro (que usted compartía desde el momento que era su colaborador) era la de apuntar a la derrota de la mafia militar para luego realizar un “maxi-proceso 2” poniendo detrás de las barras a “toda la conexión política andreottiana”.

03GiulioAndreottiTelecincoEsSin embargo usted desvaría cuando sostiene que la negociación no es más que “un invento de los Jueces”, o que la “mafia estaba por ser derrotada”, como dijo en 2001 en la convención de la ONU que se celebró ese año en Palermo. Un verdadera metedura de pata que desmentiría posteriormente pero que de todos modos le costó el alejamiento de la “Fundación Falcone”.

 Ahora bien, es cuando usted hace ciertas afirmaciones que comete un grave error demostrando que ignora completamente los hechos y las investigaciones sobre la mafia.

Mire, profesor Arlacchi, es cierto que después de los atentados de Capaci, de Via D’Amelio y los de Roma, Florencia y Milán la mafia perdió a Riina, pero ganó la condición de prófugo de Provenzano por más de 10 años. Incluso con el arresto de este último y con la gran cantidad de operaciones realizadas en estos años, la situación no ha cambiado, al punto tal que 04AtentadoalJuezGiovanniFalconeenViaCapaciTeinteresaEsMatteo Messina Denaro sigue en libertad, superando el récord de años de prófugo que pasó el mismo Riina. No solo eso. Sobre la sangre de Falcone y Borsellino también obtuvo más poder otra mafia, la de los cuellos blancos, que frecuenta los mejores salones de la ciudad. La conocida comunmente en la jerga como “burguesía mafiosa” y que cierra cada vez más los pactos con el poder político y económico. El mismo Borsellino también habla de esto. Lo descubrimos a través de su mujer Agnese, fallecida recientemente, que fue interrogada por los Jueces de Caltanissetta que investigan sobre el atentado de Via D’Amelio.
 Usted nos contó que el marido le habló de la negociación, que después de haber estado en el Viminal, donde se encontró con personajes que ocupaban altos cargos del Estado italiano, sintió olor a muerte. El Juez Borsellino le dijo además que supo que el General Subranni era un “punciuto” (afiliado mafioso), o bien perteneciente a Cosa Nostra.
 
05JuntosGiovanniFalconeypaoloBorsellinoEstudiosLatinoseIberoamericanosWordPressCom¿Cómo considera usted estas declaraciones? ¿Acaso usted como Subranni piensa que la señora Agnese “estaba poseída o enferma de Alzhaimer”? ¿Cree que miente cuando nos cuenta que el marido le contó que “la mafia lo mataría pero por indicación de otros”?

Y qué decir de la investigación denominada “Sistemas criminales” que, habiendo sido archivada, incluso sin llegar a una solicitud de reenvío a juicio deja en evidencia cómo entre el ’91 y el ’93 Cosa Nostra habría proyectado la separación, a través de un golpe, de la región del Sur del resto de Italia. Para conseguirlo, en base a la hipótesis de los Fiscales, habría sido indispensable el apoyo de la masonería desviada y de la extrema derecha pero, antes, era necesario liberarla de los referentes políticos que habían “utilizado”  hasta ese entonces.

06NoalaMafiaJotDownEsLa nueva alianza habría sido consolidada sobre la base de un proyecto separatista que habría tenido como punto fuerte ‘el que llegaba del Norte’. Hay investigaciones que han demostrado cómo el movimiento político “Sicilia Libera” era una creación directa de Leoluca Bagarella.

07LamiradadePaoloBorsellinoYoutubeComIncluso Buscetta, a quien usted justamente considera como una fuente atendible, en el libro con Saverio Lodato dice expresamente que la “mafia ha ganado”. “Es demasiado fácil observar que buena parte de los políticos de hoy ya no tiene memoria y que trabajan abiertamente para el regreso a la normalidad – escribió Buscetta –. Precisamente esa misma normalidad que le fuera tan necesaria a Cosa Nostra cuando decidió no hacer la guerra es la que eliminó a los adversarios internos y externos más peligrosos, mientras que para las cuentas pendientes siempre hay tiempo.

Ahora Cosa Nostra está pagando un pequeño precio, pero en cambio está obteniendo una gran contrapartida: la posible eliminación de la cadena perpetua, algunas modificaciones del Código penitenciario, la discusión sobre el artículo 41 bis (la así llamada ‘cárcel dura’), la descalificación de los colaboradores de justicia (mafiosos arrepentidos). Con estas condiciones también Cosa Nostra puede volver a ‘su’ normalidad. No hace falta la bola de cristal que usan los adivinos para prever que a muy corto plazo hará de todo para obtener la revisión de los procesos judiciales que más le interesan. Que una vez más logrará forjar definitivamente las nuevas alianzas políticas e institucionales con referentes a estrenar o reciclados. Que incrementará su capacidad de acumular riqueza aprovechando todas las posibilidades. Así será hasta el momento que Cosa Nostra considere necesario desencadenar una nueva guerra”.

08LeolucaBagarellaLettera43It1Pero su “ignorancia” (en el sentido que desconoce las recientes cuestiones judiciales) en mérito a la negociación se hace aún más evidente cuando la niega a pesar de que hayan sentencias, como la pronunciada por al Corte de Florencia que llevó a la condena del jefe mafioso palermitano Francesco Tagliavia por los atentados de 1993 que ensangrentaron las ciudades de Florencia, Roma y Milán.
Quisiera recordarle algunos pasajes: “Sin lugar a dudas hubo una negociación, al menos inicialmente, basada en un do ut des (doy para que des). La iniciativa fue asumida por representantes de las instituciones y no por los hombres de la mafia”.

Quien se encargó, siempre según los jueces, fue el entonces Coronel de los carabinieri Mario Mori, previa investigación por obra  del Capitán De Donno, al día siguiente del atentado de Capaci del 23 de mayo de 1992, en el que perdieron la vida el Juez Falcone, su mujer y sus hombres de escolta. La negociación hacía referencia al mismo Riina valiendose de la intermediación de Vito Ciancimino. El objetivo que se prefijaron las instituciones era el “de encontrar un terreno de acuerdo con Cosa Nostra para hacer que se detuviera la secuencia de los atentados. Es verosímil – explica la sentencia – que todos los organismos, oficiales y secretos, del Estado temieran legítimamente otros atentados devastadores después del de Capaci, conscientes de que en ese momento no se habría sabido cómo prevenirlos y esto porque, a pesar de los encomiables esfuerzos por parte de todas las fuerzas policiales, se tambaleaba bastante en la oscuridad, sobre todo en el plano de la intelligence”.

09TratativaEstadoMafiaMkItaliabitNe6tSegún los magistrados de Florencia el asesinato de Paolo Borsellino y de su escolta, el 19 de Julio de 1992 en Via D'Amelio de Palermo fue “una variante anómala”, probablemente porque el Juez se había enterado de la negociación y se oponía ya que “representaba la negación misma de la batalla que había llevado siempre adelante junto a Falcone”. Después del atentado de Via D’Amelio, continúa la sentencia de Florencia, la negociación se enterró por algún tiempo pero luego retomó fuerzas y no se arrestó más a nadie, ni siquiera cuando, después del arresto de Riina (15 de Enero de 1993), la mafia desencadenó otra serie de atentados contra iglesias y monumentos, que culminó con el atentado de Via de los Georgofili en Florencia.
    
La Corte, que durante el proceso interrogó tanto al ex Ministro Conso como al Ministro del Interior, Nicola Mancino, anota que “examinando las declaraciones de sujetos de tan alto perfil institucional surge un cuadro desconcertante que proyecta amplias zonas de sombra sobre la acción del Estado con respecto a los atentados”. La sentencia también afronta el problema de porqué los atentados se detuvieron a comienzos del ’94, y si existe una relación con el advenimiento del partido “Forza Italia”. Según cuanto  consta en el ámbito procesal la Corte observa que “las graves afirmaciones” de los arrepentidos, como las de Spatuzza y otros colaboradores de justicia, no cuentan con ningún cotejo judicial, “ni siquiera interlocutorio”, sobre los “nuevos referentes” de la mafia identificados en Berlusconi y Dell'Utri.

10MovimientoSiciliaLiberaOsservatorioSiciliaItDe la misma manera que “resulta inconsistente la hipótesis, según la cual la nueva ‘entidad política’ que estaba por nacer se habría propuesto incluso como la ideóloga o inspiradora de los atentados”. Sin embargo, añaden significativamente, eso no excluye “que un cambio en la dirección política del País fuera visto por la mafia como una posibilidad para liberarse de la anterior clase dirigente que ya estaba en decadencia”. Al igual que “no parecería imposible que un canal de interlocución se hubiera abierto con dicho partido ante la perspectiva de poder pactar el final de los atentados a cambio del volumen de votos con los que tradicionalmente Cosa Nostra había contado siempre en Sicilia”.

Por lo tanto queda claro que no hay que subestimar las declaraciones de Spatuzza, el arrepentido que hasta el día de hoy es considerado como el más importante y atendible por todas las Fiscalías porque gracias a él se abrió nuevamente el proceso judicial sobre el atentado de Via D’Amelio por el cual, hasta hace poco tiempo, se estaba condenando a gente inocente. Es ni más ni menos que Spatuzza quien habla de la presencia de sujetos “ajenos a Cosa Nostra” durante las fases de preparación del coche repleto de explosivos.

Luego está el mismo Paolo Borsellino que en la última entrevista que le hicieron dos periodistas franceses les habló claramente de Mangano y Dell'Utri como principal contacto de Cosa Nostra para el millonario lavado del dinero que la mafia ganaba con la droga.
Y cómo tenemos que considerar la desaparición de la agenda roja del Juez Borsellino ocurrida mientras su cadáver y el de los de su escolta todavía estaban tirados en el pavimento.

Un último elemento, imposible de pasar por alto, se encuentra representado por el informe que el Prefecto Gianni De Gennaro escribiera en 1993 inmediátamente después de los atentados.

Profesor Arlacchi quisiera recordarle algunos pasajes ya que De Gennaro habla claramente de un “proyecto” para “atemorizar al Estado” y “condicionar la renovación política e institucional de nuestro País”. Fue un “pactum sceleris” que Cosa Nostra hizo con algunos centros de poder políticos ocultos e ilegales “objetos de una agregación análoga a la que vive la mafia”.  Es “una agregación horizontal” que tiene un objetivo: “garantizarse la impunidad” o, al menos, “la supervivencia” incluso a costa de “una ofensiva final con el empleo de armas pesadas con 011CoronelMarioMoriInternacionalElPaisComnumerosas víctimas inocentes, sabotaje y vías de comunicación, atentados a los Tribunales y otras oficinas”.
La DIA (Dirección Investigadora Antimafia) escribe: “la temporada de las bombas tuvo como objetivo claro el de hacer que disminuya el consenso social hacia la acción represiva del Estado contra la mafia e inducir a la opinión pública a que considere como demasiado alto (en términos de riesgo de vidas humanas) la lucha contra la criminalidad organizada”.

El informe concluye: “La situación de sufrimiento hacia la que yace Cosa Nostra y su desesperada búsqueda de una especie de ‘solución política’ podría haber llevado a consolidar una unión con intereses de otros centros de poder, objeto de análoga agresión por parte de las instituciones, y haber dado vida a un ‘pactum sceleris’ a través de la elaboración de un proyecto que tiende a atemorizar y a desviar la atención del Estado para poder asegurar formas de impunidad o, hecho aún más grave, a infiltrarse en el proceso político de renovación política e institucional en curso en nuestro País, para condicionarlo o de todos modos para garantizarse un espacio de supervivencia”.

Siendo que se honra de haber sido colaborador de Falcone, Borsellino y De Gennaro, a la luz de estos documentos ¿qué es lo que tiene para decir? ¿Nunca se enteró de lo que decía el Juez Borsellino sobre Dell'Utri y Mangano? ¿Nunca leyó el informe de De Gennaro en el que se habla claramente de la negociación? Hágalo, infórmese, Dr. Arlacchi, antes de realizar ciertas consideraciones. Será la única forma de honrar realmente la memoria de nuestros héroes caídos.

Atentamente

Giorgio Bongiovanni

ARTÍCULO RELACIONADO

Pino Arlacchi: negociación sí, negociación no

http://www.antimafiadosmilargentina.com/index.php?option=com_content&view=article&id=7551:pino-arlacchi&catid=53:antimafia-duemila&Itemid=76

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO