Sábado 2 Marzo 2024

El prefecto Sergio Cavia fue condenado a cinco años de prisión por el homicidio agravado con uso de arma de fuego cometido en “exceso de legítima defensa”, de Rafael Nahuel, un joven mapuche que se encontraba en la comunidad Lafken Winkul Mapu de Villa Mascardi el 25 de noviembre de 2017, cuando fue asesinado de un balazo por la espalda, en el marco de la represión llevada adelante por el Grupo Albatros -de la Prefectura Naval Argentina- sobre la población comunera.

También fueron condenados Francisco Javier Pintos, Juan Ramón Obregón y Carlos Valentin Sosa, agentes del mismo grupo acusados de participar del delito. Las condenas, en los cuatro casos, fueron de cuatro años y seis meses de prisión.

La familia siente que las condenas dejaron gusto a poco y apelarán la decisión del Tribunal Oral Federal de General Roca que resolvió el fallo por unanimidad.

Las tres partes que actuaron por la querella habían pedido cadena perpetua para los cinco agentes, por entender que se trataba de “homicidio doblemente calificado en concurso ideal con homicidio agravado en grado de tentativa”. Ezequiel Palavecino y Rubén Marigo, abogados defensores de la familia de Nahuel, también habían sumado a la querella el agravante de "odio racial", una "violencia institucional equiparable al terrorismo de Estado".

Por su parte, el abogado en representación de la Secretaría de Derechos Humanos, Mariano Przybylski, expresó a Página/12 su disconformidad. Aun así, “valoramos que hubo una condena, el tribunal consideró que los cinco cometieron delito”, aseveró.

“El fallo no es lo que pedimos en nuestro alegato, lo que consideramos que se acreditó durante el debate oral: acá hubo un homicidio calificado, una persecución donde se dispararon 150 municiones de plomo, no hubo exceso de ningún tipo y ese no fue el resultado que entendió el tribunal oral, por eso no estamos de acuerdo”, afirmó.

Más incisivo fue el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti que dijo: “Siempre supimos que fue un asesinato y una cacería”. Y en la misma línea de los querellantes, expresó que esperaban “condenas más duras”.

Graciela Salvo, madre de Nahuel: “La justicia se está burlando de nuestro dolor”

Al finalizar el juicio, la madre de Rafael Nahuel, Graciela Salvo, fue consultada acerca del fallo sobre los criminales que asesinaron a su hijo. “La justicia se está burlando de nuestro dolor, de la familia”, dijo, y agregó: “No sienten nuestro dolor, los prefectos van a seguir libres como si nada, ni siquiera vinieron a dar la cara después de haber entrado a la comunidad y haberle dado un disparo por la espalda a mi hijo, Rafael Nahuel”.

Afuera del Tribunal, se agolparon a acompañar a la familia organizaciones sociales, de derechos humanos, y también familiares de otras víctimas del Estado, entre ellas la madre de Darío Santillán, que expresó: “Me nace acompañar a la familia de Rafael Nahuel porque hoy, sin lugar a dudas, mi hijo Darío estaría acá. Qué mejor que caminar en la misma vereda de nuestros hijos y sus compañeros que fueron asesinados por las balas del Estado”.

Artículos relacionados

Caso Rafael Nahuel: se cae la mentira del gobierno, no hubo enfrentamiento armado

Crimen de Rafael Nahuel: jefe de prefectura argentina justificó su accionar por la desinformación de los medios de comunicación

A juicio oral y público cinco agentes de prefectura por asesinato de Rafael Nahuel

Imagen de portada: captura de video