Domingo 3 Marzo 2024

Domingo Antonio Bazán estaba amenazado por el Clan Rotela

Otra vez Paraguay bajo la ley de la “jungla”

Nuevamente el suelo paraguayo vuelva a teñirse de rojo a manos del sicariato. Nuevamente la cultura del narcoestado paraguayo vuelva cobrarse una vida. En esta ocasión la víctima fatal fue Domingo Antonio Bazán, el exdirector de Institutos Penales, quien tenía 46 años de edad.

Bazán fue interceptado por dos sicarios el jueves por la mañana cuando se dirigía a la Penitenciaria Regional de Concepción, donde cumplía funciones. El trágico hecho tuvo lugar a la altura del kilómetro 3, de la ruta PY05 General Bernardino Caballero. El funcionario se desplazaba en su automóvil particular, de marca Peugeot, cuando fue interceptado por los sicarios que venían siguiéndolo a bordo de una motocicleta. Inmediatamente comienza un fuerte tiroteo. Bazán se defiende con su arma reglamentaria, pero al verse acorralado, se baja del auto intentando buscar un mejor reparo. Toda la secuencia fue descripta gracias a los testimonios del personal de una estación de servicio en las inmediaciones del lugar, que nada pudieron hacer para evitar el fusilamiento. Nueve balazos impactos de bala soporto Bazán antes de morir. Los atacantes -indudablemente adiestrados en la técnica- rápidamente, y cobardemente, se dieron a la fuga.

Amenazas

Antonio Bazán realizo un largo trayecto dentro de los institutos penales. Antes de ser el director general -cargo que ocupó hasta mediados de 2021, y que tuvo que abandonar por las amenazas-, fue director de los penales de Ciudad del Este, de Pedro Juan Caballero y de Concepción.

Como es de público conocimiento -y como se vio hace un par de semanas atrás durante los motines en la cárcel de Tacumbú*-, el sistema penal paraguayo está totalmente infiltrado por las bandas narcocriminales del continente, en especial el Primer Comando Capital brasileño, pero también el Clan Rotela. Y fue precisamente desde esta narcobanda de donde surgieron las amenazas contra Bazán. “Queremos que todos nuestros amigos tengan un pabellón en las penitenciarías del interior. Tu familia está en riesgo si no cumplís”, fue una de las amenazas que recibió vía telefónica. Y continuaba, “ahí te envié la foto de tu casa, conocemos tu casa, tus movimientos, tu familia y todo. Queremos que le pongas un pabellón a cada amigo de la ‘jungla’. Somos de la ‘jungla’ señor”. Según las transcripciones realizadas por el diario ABC Color.

Las guerras intestinas de las bandas narcocriminales por el control del territorio, revelan un panorama nada alentador para las instituciones de la República del Paraguay, que, hasta el momento, muy poca respuesta han podido brindar.

Artículo relacionado:

Motín de cárcel de Tacumbú visibiliza que el Estado paraguayo sigue cediendo espacio al crimen organizado

Foto: Justiniano Riveros / Diario Última Hora