Domingo 3 Marzo 2024

El diputado del Parlasur está prófugo de la justicia argentina hace 1.057 días

Viento en contra para ‘Pepín’ Rodríguez Simón, el prófugo de guante blanco, evadido de la justicia argentina hace 1.057 días, que goza, y abusa, de la hospitalidad del pueblo uruguayo. En la última semana, finalmente, la Suprema Corte de Justicia de la República Oriental del Uruguay, le negó el recurso de inconstitucionalidad -un manotazo de ahogado dirían algunos, otra avivada dirían otros-, presentado por el diputado del Parlasur, a instancias de su abogado -el exfiscal de Corte Jorge Diaz-, para intentar dilatar la inevitable extradición a la Argentina, donde esta requerido para ser indagado por extorsión. Delitos cometidos mientras era funcionario del gobierno de Mauricio Macri.

Desde mayo de 2021, fecha en que se escapó de la Argentina, Pepín intenta demostrar que es un perseguido político, y con tal motivo pidió asilo en Uruguay en calidad de refugiado. Más de dos años tardó la justicia en confirmar lo obvio, que en Argentina el prófugo tenía, y tiene, garantizado el de estado de derecho, y que las investigaciones en su contra son legítimas. En junio de 2022, el Tribunal de Apelaciones había confirmado la sentencia que rechazaba el pedido de asilo político. En esa instancia, Pepín, que goza de amistades poderosas, consiguió llegar al supremo tribunal de la mano del exfiscal de Corte, quien habiendo realizado un “gran esfuerzo argumentativo” (según dijo el fallo de la Corte), no logró torcer la verdad. Así mismo, con el resultado puesto, antepusieron un recurso de inconstitucionalidad, que se dilató hasta el máximo posible. Y en este sentido no podemos desconocer los tiempos políticos al otro lado del rio, donde la alianza Cambiemos, a la cual Rodríguez Simón representa, se está cayendo a pedazos tras la derrota en las elecciones.

En este nuevo fallo, los jueces Doris Morales, Elena Martínez, Bernadette Minvielle Sánchez, Tabaré Sosa Aguirre y John Pérez Brignan, resolvieron por unanimidad “desestimar la excepción de inconstitucionalidad”. Y agregaron, “si bien aquí invoca nuevos hechos, los mismos no son más que una reiteración de la ya alegada persecución en su contra en el vecino país”. Por si fuera poco, consideraron que “en realidad se trata de la misma persecución política alegada, y que puede seguir generando hacia el futuro un sinnúmero de incidentes que podrían prolongar los trámites hasta el infinito”. Palabras más, palabras menos, a Pepín no le queda otra que enfrentar el juicio de extradición.

En importante considerar que, en todo este tiempo, el Parlasur se negó en reiteradas ocasiones a tratar el cese del mandato del prófugo argentino, que representa a un país del cual reniega. Más allá de que el mandato no le otorgue fueros, y por ende no entorpezca la investigación, la falta de coherencia entre una cosa y la otra, deja muy mal parado al órgano parlamentario.

Artículos relacionados:

Parlasur se lava las manos en la expulsión de "Pepín" Rodríguez Simón, que sigue prófugo

El prófugo "Pepín" Rodriguez Simón se burla de los argentinos y de los uruguayos

Cómodamente, "Pepín" Rodríguez Simón ya cumplió dos años prófugo en el Uruguay

Foto: baenegocios.com