Domingo 14 Julio 2024

Lula Da Silva anunció la creación de un día conmemorativo en nombre de la lideresa asesinada hace cinco años

“La idea del mestizaje comenzó en Brasil como una política de blanqueamiento. Murió mucha de nuestra gente. Fuimos criminalizados y violados. Este país se construyó sobre la esclavitud de un pueblo, y este pueblo tiene color, tiene raza”, decía siempre Marielle Franco.

Ella sigue siendo una de las voces más poderosas que se han hecho escuchar en América Latina en los últimos años. Una voz que vibra rebeldía, amor y justicia. Como lo hicieron las voces de Berta Cáceres, Chico Mendes, Ernesto Guevara, Zelmar Michelini, Eva Duarte de Perón y tantos otros.

Digo que es una voz y no que era, porque sus pensamientos, sus reflexiones, sus sentimientos, su coraje, su determinación se mantienen vivas en el eco de miles y miles de mujeres y hombres, negras, faveladas, marginadas, que resisten. Resisten en virtud de una sociedad sin discriminación y sin violencia.

El pasado 8M, durante los miles de manifestaciones que hubo en Brasil por la reivindicación de los derechos y libertades de las mujeres, el gobierno de Luiz Ignacio ‘Lula’ Da Silva anunció la creación del ‘Día Marielle Franco, contra la violencia política racial y de género’. Un día de concientización inspirado en la lucha de la lideresa, que en vida promovió una agenda política con una postura muy crítica por la violencia racial que ejerce el Estado en los barrios marginados y en las favelas del país.

En paralelo, el presidente anunció también un proyecto de ley para equiparar el salario entre hombres y mujeres. “Va a haber mucha gente que no querrá pagar salarios iguales, pero en esos casos la justicia tendrá que actuar”, dijo Da Silva.

Por su parte, la ministra de la mujer, Cida Goncalves, anunció en los días pasados el lanzamiento de un “pacto nacional para enfrentar el femicidio”, el cual buscara el consenso entre el gobierno nacional y los gobiernos estatales en todo el territorio brasileño.

El presidente peteista, inició su gobierno decidido a girar el rumbo de la política social impuesta por Bolsonaro en los últimos años. En este sentido, también convocó en su gabinete a Anielle Franco, hermana de Marielle, quien asumió la cartera de Igualdad Racial, un ministerio que busca institucionalizar una política de expansión de derechos. “Los negros están subrepresentados en los espacios de poder”, refirió durante su discurso de asunción.

"Espero que las personas negras se vuelvan protagonistas -dijo Anielle-, y que no aparezcan en las tapas de los diarios como víctimas de un genocidio. Recién ahí, Brasil se volverá el lugar feliz”.

Foto: Clacso

.

Artículos relacionados
"¿Cuántos más deben morir para que acabe esta guerra"?
Recordar a Marielle
Marielle Franco: asesinato policial e impunidad estatal
Marielle Franco: su expareja Mónica Benicio habla de su lucha y de su vida