Domingo 23 Junio 2024

Previa presentación con un repaso por las diferentes etapas de su vida profesional, como periodista de la crónica policial por casi treinta años en diario y en Televisión, los conductores Josema Caraballo y Diego Vignolo, de “Así las cosas” , de TV Ciudad, supieron encontrar un equilibrio entre la reflexión y el humor junto a Jean Georges Almendras, nuestro director de Antimafia Dos Mil. Fue el pasado lunes 29 de abril, momento en el que al anecdotario de su trabajo se sumó la opinión descarnada sobre temas de actualidad , particularmente relacionados con el narcotráfico en la sociedad uruguaya y el sistema político, abordando además, sin medias tintas, la lucha en favor del pueblo palestino.

“Eduardo Galeano siempre decía: a la crónica policial ciertos gobiernos la esconden porque visibiliza la realidad social “, así comenzaba Almendras su recorrido reflexivo en el programa.

El dialogo giró mayormente en torno a las vicisitudes y dificultades de un periodismo serio y responsable: “El periodismo en cualquier parte del mundo, es testigo y es lo primero que las dictaduras y autoritarismos de cualquier color elimina, porque el periodismo es garantía para la sociedad”, reflexiona Almendras y trae a la actualidad un estigma de estos tiempos de los periodistas de calle: “En palestina por ejemplo han matado a cientos de periodistas, ¿Por qué? Es porque el periodismo, molesta e incomoda”

Almendras además, expone las complicaciones de los profesionales de la comunicación en 2024. En sus épocas de ejercicio del periodismo policial manifestó que tenían llegada directa a lo que pasaba en las calles, con la policía, con los bomberos, etc. “Hoy el periodismo trabaja restringido, y los policías y comisarios no hablan, como antes. No hay un diálogo fluido entre el policía y el periodista” aseveró.

“Eso está reflejando una crisis a nivel institucional, un objetivo a nivel institucional, la omertá , el silencio” y ahí empieza a enumerar los casos más renombrados actualmente: el caso Astesiano, Marset, etc

¿Se toca la libertad de expresión? preguntó Caraballo: “La libertad de expresión en los últimos 20 años en el mundo está totalmente denostada” expresó Almendras, que habló, por ejemplo, del caso de la criminalización de la intervención artística del Movimiento Our Voice, el 8m: “Se hizo una demonización (NdR: desde el Lobby sionista uruguayo) por intereses netamente políticos y lo político hace que la libertad de expresión empiece a ser cercenada”

Con respecto al tratamiento de la información y ciertas noticias violentas Caraballo apuntó una pregunta muy ubicada para estos tiempos: ¿Con respecto a ciertas crónicas, es necesario decir que una mujer fue asesinada con 70 puñaladas? “El tratamiento de la crónica policial va acorde a la época, hoy vivimos tiempos de turbulencia morbosa, de turbulencia ideológica, porque el rating es el fantasma que está sobrevolando sobre los medios, eso implica excesos. Estamos en una época en que la mujer comenzó a decir hasta acá llegó un patriarcado, una metodología de política patriarcal que genera un abanico de situaciones, desde genocidios, políticas económicas y situaciones en la convivencia humana. El periodismo no puede apartarse por una razón de rating, entonces tiene que manejarse con esos parámetros. En definitiva, todo va hacia una palabra que se llama equilibrio y el ser humano no sabe caminar con puntos medios, es desequilibrado.” A propósito de esto, Almendras da el ejemplo del asesinato de George Floyd a manos de la policía en EEUU.

Y le tocó el turno a la niña bonita de las noticias de este momento: ¿Por qué el narcotráfico tiene el puesto numero uno en la agenda de los medios? Dispara Carballo.

“El narcotráfico tiene, en las agendas de las redacciones del mundo, ya el primer puesto, y ha penetrado en las instituciones de diversos gobiernos. Italia es un estado-mafia, me consta. Paraguay es un problema, Colombia es un problema, ecuador es un problema. El narcotráfico es un bussines internacional, no es un negocio como poner una cadena de carnicerías, el narcotráfico es un negocio que genera capitales siderales, eso implica infraestructura, logística, significa influencias, corrupción, muerte, no solo implica comprar gente, sino transformarse; el narcotráfico hace ya parte del estado.” dijo Almendras.

Y, además, el director de Antimafia reflexiona sobre las implicancias de tocar temas tan delicados frente a la opinión pública: “Decir que el sistema político está infiltrado por el narcotráfico me costó una contraposición muy grande en el programa Polémica en el Bar, de Canal 10, el año pasado, y los panelistas, salo el Profesor Pablo Romero, que e apoyo, se me rieron en la cara.”

Por otro lado, agrega: “El sistema político está infiltrado, porque el narcotráfico es mucho más astuto, le interesa el divisionismo y le interesa que el sistema político no esté unido, y en ese juego de lucha partidaria el sistema criminal integrado aplaude.”

La mafia en Uruguay

“La mafia que está infiltrada en el Uruguay hace 20 años, no es un hecho aislado, y yo siempre digo que veamos el bosque, no el árbol, nosotros tenemos que entender que la mafia italiana es la madre de todos los males en Latinoamérica. Todo este concepto de ideología mafiosa está instalado en el país de una forma progresiva, que se ha ido infiltrando por taparse el ojo las fuerzas de seguridad, por taparse el ojo el sistema político. Una de las cosas que trascendió en el caso Marset es que el gobierno había recibido miles de dólares, y cuando se maneja dinero en ciertos ámbitos basta con ver los resultados para darnos cuenta”,continuó hilvanando ideas sobre este flagelo.

“A los que me denostaron en Polémica en el Bar, hablar del sistema político en los términos que hablé es defender el sistema político, si me callo la boca no lo estoy defendiendo, estoy dando la posibilidad de que el sistema político sea cómplice”, agrega Almendras a su réplica y a continuación sentencia: “El narcotráfico se alimenta con una sociedad indiferente, y lo que busca es siempre la confusión.”

Ideología mafiosa sin fronteras

“Estamos en el siglo 21 donde el sistema criminal integrado es un tema transnacional. El asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Colombia significa que la criminalidad transnacional es pavorosa. La criminalidad a cruzado el Atlántico. Yo entreviste al hijo de Pablo Escobar y él decía: ‘mi padre tomaba como referente a Cosa Nostra, al capo Totó Riina ‘ y así él sembró el terror en Colombia”. Almendras además hace referencia a la actualidad de la lucha antimafia: “Vino al Uruguay hace una semana una Comisión de Carabinieri de la Guardia de Finanzas y de la policía especializada en la lucha antimafia y tuvo una reunión con fiscales y técnicos uruguayos, y dijeron públicamente que en este país se tiene que trabajar sobre la presencia de la ´Ndrangheta porque acá está pasando lo que se vivió en Italia hace 30 años, entonces esta situación tiene que empezar a mirarse con lupa”, aseveró el periodista.

Miedo a denunciar estos temas

Hablando de viejas anécdotas de su trabajo en la calle, Almendras reflexiona sobre el hecho de cual es el tipo de periodismo que se debe practicar, y que tiene que dar garantías a una sociedad cuando está rodeada de demasiada información.

Casi en el cierre de la nota el referente de Antimafia contesta una pregunta básica, pero tan necesaria a la hora de ejercer una profesión tan importante pero tan denostada en estos tiempos, ¿tiene miedo de denunciar estos temas? pregunta Caraballo: “Si yo tuviera miedo no estaría sentado acá, el miedo es humano y solo se muere una vez, ahora si tengo miedo siempre, voy a morir 50 mil veces.”

*Foto de Portada: Antimafia Dos Mil