Domingo 23 Junio 2024

Fue extraditado desde el Uruguay y su defensor espera un proceso abreviado

A sus 73 años de edad, y con un historial delictual -en materia de delitos económicos- el ex banquero uruguayo Jorge Peirano Basso fue finalmente extraditado desde Uruguay a territorio Paraguayo, ajustado a Derecho, donde ahora está a disposición de la Justicia imputado de presunta lesión de confianza y otros hechos por el vaciamiento del Banco Alemán. El Juez de Flagrancia paraguayo, Raúl Forentín, a solicitud de la defensa de Peirano accedió a su arresto domiciliario previo pago de una fianza de 1 millón de dólares. Desde este momento se aguardan las instancias debidas para darse inicio al proceso, tal como ocurrió con su hermano José el pasado año 2023 oportunidad en que tras obtener una salida procesal, que incluyó una condena, logró la suspensión de la ejecución de la misma (debiendo a cambio pagar 250 millones de guaraníes a entidades de beneficiencia) y pudo regresar a Uruguay. Su hermano ahora espera correr la misma suerte.
Ta como estaba previsto, llegó a Asunción, capital del Paraguay, en un avión y fuertemente custodiado por personal del Interpol, el ex banquero uruguayo, Jorge Peirano Basso, quien deberá afrontar un proceso judicial por presunta lesión de confianza, conducta conducente a la quiebra, conducta indebida en situaciones de crisis y promoción fraudulenta de inversiones, en el caso del Banco Alemán.
Como todo delito de guante blanco (de poder económico, hablando claro) todas y cada una de sus instancias, obviamente cuando sus promotores y ejecutores han sido ya expuestos y conducidos ante la justicia (porque las impunidades son moneda corriente en estos casos) , llevan su tiempo y por lo general los involucrados , porque tienen poder económico que los respalde dada la naturaleza de los hechos cometidos, son siempre beneficiados con medidas alternativas. En este caso, del ex banquero Jorge Peirano Basso, por ejemplo, ya de primera, obtuvo la prisión domiciliaria, merced a la posibilidad de pago de una suculenta fianza de 1 millón de dólares.
En definitiva, ahora , una vez más la familia Peirano es otra vez centro de la noticia en la región y en el mundo. Cabe recordar que Jorge integraba el grupo Vélox, o grupo Peirano, junto a su padre Jorge Peirano Facio y sus hermanos Juan, Dante y José, quienes eran propietarios del Banco de Montevideo, en Uruguay; del banco Velox, en Argentina; del banco Alemán, en Paraguay y del Trade Bank, en las Islas Caimán. Este grupo se derrumbó en el 2001 por la crisis financiera en la Argentina y desde ese momento comenzó el declive de todo el grupo financiero, el que además causó en el Uruguay, especialmente, una de las peores crisis de confianza en el sistema financiero de su historia. Esto ocurre en el 2002, tras una estafa bancaria cercana a los 800 millones de dólares. Estafa que dejó un alarmante tendal de damnificados, algunos de los cuales, además de perder todos sus ahorros, y de ver destruidos sus hogares y sus esperanzas, entraron en profundas depresiones llegándose a materializar situaciones extremas como por ejemplo, la autoeliminación.
Oportunamente, en el Uruguay , las autoridades judiciales tomaron cartas en el asunto y se procedió a detener a los integrantes del grupo: el padre Jorge Peirano Faccio, y tres de sus cuatro hijos. Fue así que en el 2002 fueron procesados. Peirano padre, falleción en prisión enel 2003. Y finalmente su cuarto hijo, Jorge, fue extraditado de Miami, Estados Unidos, recién en el 2006.
Los hermanos Peirano estuvieron presos hasta el 2007, momento en que obtuvieron el beneficio de la libertad condicional. De ahí en más, el caso pareció haberse guardado en el olvido, pero esto no aconteció dado que la justicia del Paraguay y de la Argentina todavía los requería por delitos cometidos en ambos países.
Y en efecto, primero fue extraditado al Paraguay José Peirano -en el 2023- y allí se siguió el proceso por el vaciamiento del banco Alemán, siendo condenado a dos años de prisión pero se procedió a la suspensión de la ejecución de la pena, en un proceso abreviado, que derivó además en el pago de parte del imputado, de 250 millones de guaraníes para entidades de beneficiencia, para finalmente recuperar su libertad y poder regresar al Uruguay.
Ahora toca el turno de su hermano Jorge quien deberá afrontar el proceso judicial, bajo prisión domiciliaria a pedido de su abogado defensor, Dr. Guillermo Duarte Cacavelos, quien espera que su patrocinado obtenga una salida procesal similar a la de su hermano José.
En este contexto el Fiscal de Delitos Económicos del Paraguay , Dr. Silvio Corbeta Dinamarca, quien se allanó al planteamiento de la defensa de Jorge Peirano Basso, tiene tiempo hasta el próximo 3 de julio para presentar el requerimiento conclusivo en la presente causa penal, tal lo resuelto por el Juez de Flagrancia Florentin.
El abogado Duarte Cacavelos explicó a los medios de prensa del Paraguay, entre ellos ABC Color, que José Peirano “tenía dos procesos y tuvo mayor participación en la investigación de los hechos. Jorge solo vino algunos meses antes que todo esto explote y su participación en el caso es mínima, por eso esperamos que tenga la misma salida procesal que su hermano. Aguardo que Jorge Peirano sea sometido a un procedimiento abreviado con suspensión de la ejecución de la pena teniendo en cuenta que ya se reparó el daño a las personas que se habían presentado como querellantes”.
Respecto a la posición del Fiscal Corbeta sobre el proceso abreviado, el abogado defensor de Jorge dijo: “No se debería hacer diferenciación fáctica donde no existe diferenciación . A Jorge se le atribuyen menos hechos que a su hermano José” concluyó.
*Foto de Portada: ABC Color/ MInisterio Interior Paraguay