Domingo 26 Mayo 2024

Tenía alerta roja de Interpol desde el 2018 por tráfico de drogas

La semana pasada el mafioso Massimo Gigliotti, de 55 años, miembro de la ‘Ndrangheta, fue capturado en la ciudad colombiana de Barranquilla. Estaba requerido por la justicia italiana desde el 2018, y con alerta roja de Interpol, por su participación en el tráfico internacional de cocaína procedente desde Sudamérica con destino al mercado europeo.

La detención del italiano tuvo lugar en un centro comercial donde el prófugo había pactado una reunión con un abogado. El dato fue aportado por tareas de inteligencia de Interpol dentro del proyecto I-CAN (Interpol Cooperation Against ‘Ndrangheta). Cuando los efectivos de la policía colombiana lo cercaron, Gigliotti, presentó un documento falso con un nombre hispano, que aún no ha sido dado a conocer a la prensa. Como todo mafioso de porte, no presentó resistencia.

La persecución del mafioso comenzó a partir de la investigación ‘Ichnos’, que tuvo lugar a principios del 2018. Según las autoridades la célula en la que operaba Gigliotti tenía base en la isla de Cerdeña desde donde se reencauzaba el tráfico de cocaína procedente de Sudamérica y el de heroína suplido por los grupos criminales albaneses.

Las novedades de la detención fueron compartidas en rueda de prensa por el director de la Policía de Colombia, William René Salamanca, y coronel Roberto Ribaudo, comandante de la Oficina Central Nacional de Interpol Italia, en medio de las jornadas durante la Asamblea General de Interpol, que tuvo lugar en Viena, Austria, durante la semana pasada. “Agradezco inmensamente a las autoridades de la Guardia di Finanza, a las autoridades italiana, por la cooperación y la coordinación que nos han permitido capturar a este delincuente”, dijo Salamanca. Por su parte el italiano afirmo que esta detención “es producto de la buena colaboración entre los jefes, pero también entre los agentes de campo que realizan los operativos”.

“Este es un mensaje claro para los criminales en el mundo, no hay ningún refugio”, declaro el colombiano. Y para terminar agregó, “las policías juntas, trabajando en solidaridad con las comunidades y las naciones, colocaran ante la justicia a esos criminales”.

Foto: X, Policía Nacional de Colombia