Domingo 3 Marzo 2024

El director de ANTIMAFIADuemila entrevistado en Telecittà habla de Cosa Nostra y masacres

"Tenemos indicios de que este gobierno, como los anteriores, está intentando aprobar leyes que favorezcan objetivamente a la mafia y los mafiosos mandan a sus emisarios a la televisión para enviar mensajes". Así lo afirmó Giorgio Bongiovanni, director de ANTIMAFIADuemila, quien fue entrevistado ayer en el programa "Pulsar" de "Telecittà" que conduce Daniela Gregnanin. Bongiovanni se refirió a la conocida figura de Salvatore Baiardo, a quien entrevistó recientemente para la revista, y que en el estudio de La 7 había hecho repetidas referencias crípticas y enviado mensajes cifrados por cuenta, como opinan los ex magistrados Roberto Scarpinato y Antonio Ingroia, de los jefes Giuseppe y Filippo Graviano, a quienes en el pasado protegió cuando eran fugitivos.

"Creemos que Baiardo conoce varios hechos", afirmó Bongiovanni, precisando, sin embargo, que el ex heladero de Omegna sólo dice lo que está autorizado a decir para que lo entiendan los que deben entender.

Además de hablar del aspecto camaleónico de Baiardo, que la Dirección Distrital Antimafia (DDA) de Florencia está investigando, Bongiovanni concedió una entrevista exhaustiva sobre la organización criminal Cosa Nostra, sus vínculos con el poder en Italia y en el mundo, el liderazgo de sus jefes y las páginas más sensibles de la historia de la que fue protagonista junto con otras entidades externas a ella. "Nuestras mafias son un problema global -comenzó diciendo Bongiovanni- porque desgraciadamente son las más poderosas y ricas del mundo, aunque algunos de ellas, como Cosa Nostra, han perdido su fuerza militar. La mafia factura alrededor de 150 mil millones de euros y es la primera empresa italiana", recordó. Pero además del peligro por lacapacidad de envenenar a las democracias y a la economía de regiones y Estados enteros, Bongiovanni subrayó el conocido peligro terrorista que estas mafias, sobre todo Cosa Nostra y la 'Ndrangheta, son capaces de representar.

"Lamentablemente la mafia no es una organización ilícita que discute. La forma en que consigue lo que quiere es a través de la violencia. Y si no lo consigue, empieza guerras. Tenemos terroristas dentro de nuestra casa -recordó Bongiovanni, hablando de la estrategia de masacres de Cosa Nostra- sus atentados en los años 1992 y 1993 fueron de naturaleza terrorista, la mafia en 1993 mató a personas inocentes, niños y mujeres embarazadas. Mató a 27 personas en los tres atentados".

Luego, el director de ANTIMAFIADuemila pasó al aspecto de las alianzas que Cosa Nostra, la Camorra y la 'Ndrangheta tienen desde su nacimiento y sin las cuales, probablemente, habrían sido erradicadas hace años.

"La mafia no sería lo que es si los que están en el poder no la buscaran", afirmó Bongiovanni. "Los mafiosos siempre han tomado lo que querían porque no están solos. Están sostenidos por una cantidad impresionante de dinero y por conexiones externas que los fortalecen: masones desviados, hombres del servicio secreto, políticos de alto nivel y algunos miembros de la Iglesia católica", explicó.

"Si el Estado, no todo obviamente, no hubiera buscado a la mafia para hacer negocios, la mafia ya habría sido derrotada. No se trata -y lo digo con gran consternación- de una situación en la que una organización criminal lucha contra el Estado, sino de una situación en la que el Estado está invadido por esta organización criminal. Por eso, para tener una verdadera democracia, debemos derrotarlos".

"Dicen que la mafia terminó con la muerte de Matteo Messina Denaro", añadió Bongiovanni. "Pero este no es el caso porque la 'Ndrangheta es la primera en el tráfico de drogas a nivel mundial y Cosa Nostra continúa amenazando, el último ataque -afortunadamente fallido- se remonta a hace 7 u 8 años cuando los jefes querían hacer saltar por los aires, en Palermo al entonces fiscal adjunto Nino Di Matteo".

Y hablando de Matteo Messina Denaro, el jefe de las masacres de Castelvetrano, custodio de los secretos de dichas masacres y de la tratativa Estado-mafia fallecido hace semanas, el director explicó que su evasión estuvo también, y sobre todo, garantizada por entidades externas a Cosa Nostra.

"La evasión de Matteo Messina Denaro fue protegida durante 30 años por personajes poderosos de las instituciones que obstaculizaron a los magistrados, policías y carabineros que lo buscaban". Hasta que un día "Salvatore Baiardo, condenado por haber favorecido la fuga de Giuseppe Graviano (condena cumplida, ndr), aparece en la televisión con Massimo Giletti y dice que Messina Denaro estaba gravemente enfermo y que pronto sería capturado". La predicción se cumplió con la detención del súper prófugo después de un par de meses en la clínica La Maddalena donde estaba siendo tratado. Según Bongiovanni, la verdad es que Messina Denaro "se dejó arrestar -obviamente sin subestimar la habilidad de los investigadores- porque los jefes de Cosa Nostra que están en prisión probablemente le dijeron a Messina Denaro que frenara su fuga y que se entregue 'porque el Estado nos debe mucho'. Y, de hecho, Giuseppe Graviano está impaciente en prisión, esperando respuestas. Lo que temo es que, si éstas no llegan, la mafia podría elevar el nivel del conflicto".

La agenda de Borsellino y el archivo de Riina

Entre las diversas preguntas que la presentadora Daniela Gregnanin le hizo a Giorgio Bongiovanni, hubo algunas sobre los misterios de la desaparición de la agenda roja de Paolo Borsellino (sustraída por miembros del Estado después de la masacre de Via d'Amelio) y del archivo de Totò Riina, guardado en la cueva donde se escondía (la que fuera dejada sin custodia y que nunca fue registrada por los carabineros del ROS después del arresto). Se trata de dos acontecimientos que siguen cubiertos por un velo de misterio y a los que la revista ANTIMAFIADuemila ha dedicado mucho espacio, revelando en ocasiones alguna primicia. Cuando se le preguntó qué pasó con la agenda del magistrado, Bongiovanni respondió diciendo que "probablemente esté en manos de personas que no pertenecen a Cosa Nostra", aunque también dijo que no puede descartar "que Matteo Messina Denaro (en vida, ndr) y Giuseppe Graviano pueden haber conocido su contenido e incluso haber tenido fotocopias del mismo". "De lo que sí estoy seguro -sostuvo el director- es que en dicha agenda Paolo Borsellino anotó todo lo vivido en directo durante los últimos 57 días de su vida (es decir, desde la masacre de Capaci en la que murió su amigo y colega Giovanni Falcone con su esposa y custodia, ndr). Borsellino había tenido conocimiento de la tratativa de los hombres del ROS, Mario Mori y el capitán Giuseppe De Donno, con uno de los principales exponentes de la mafia en Sicilia, Vito Ciancimino (alcalde mafioso de Palermo, ndr), que era el nexo de unión entre la mafia y la política. Borsellino se había enterado de la tratativa entre el ROS y Ciancimino y no estaba de acuerdo". Según Bongiovanni, Borsellino no sólo se enteró del diálogo en curso, sino que también fue informado de que el general Antonio Subranni "era punciutu", es decir, estaba afiliado a la mafia.

Borsellino, recordó el director, confesó el asunto a su esposa Agnese y ésta declaró en el juicio "que días antes de su muerte su marido le reveló que había sabido que el general de los Carabineros, comandante del ROS, Subranni, era miembro de la mafia. Y que esta noticia lo sorprendió hasta el punto de provocarle náuseas". Luego Bongiovanni les hizo una pregunta "a los hijos de Paolo Borsellino y al abogado que los defiende: ¿la señora Agnese era una enferma mental o era una persona precisa y sana que recordaba lo que le había dicho su marido?".

"Creemos que Paolo Borsellino había descubierto que el comandante del ROS y su subordinado, el coronel Mori, eran miembros relacionados con Cosa Nostra y por lo tanto habían iniciado una tratativa en nombre de figuras aún más poderosas del Estado", afirmó Bongiovanni. "Estamos convencidos de que Borsellino anotó estas cosas y también anotó los nombres de figuras ajenas a la mafia que participaron en la masacre de Capaci. Esta es mi opinión personal pero también es el resultado de documentos, de los fundamentos de las sentencias y de mi experiencia como periodista. Hay personas que todavía hoy están en la cima de la nación y que no quieren que esa agenda se encuentre porque terminaría sobre la mesa junto con todos los jugadores que han hecho trampa en estos treinta años". Luego respondió a la otra pregunta sobre el archivo de Riina.

"El archivo fue robado de la casa de Riina ante las narices de los carabineros que acababan de arrestar a Riina y que nunca entraron a su escondite, justificando esa acción con excusas ridículas", recuerda Bongiovanni.

"Hay una sentencia del tribunal de Palermo que absuelve a los carabineros que no registraron el escondite de Riina, pero los reprende, llegando casi a decir que el Arma de Carabineros debería haber degradado a estos altos oficiales".

En cualquier caso, "el archivo secreto de Riina habría estado en manos de Matteo Messina Denaro, según afirmó el colaborador de justicia Antonino Giuffrè".

Y hablando siempre de archivos y escondites, Giorgio Bongiovanni recordó las cuevas de Messina Denaro descubiertas por el ROS y la policía estatal en Campobello di Mazara, "los carabineros y la policía registraron los escondites de Messina Denaro y encontraron posters, libros, viagra y condones, pero ningún archivo. Espero que ninguna mano haya tomado los archivos y se los haya entregado a quien debía entregarlo. En ese archivo, Riina probablemente tenía documentos sobre los personajes con los que se relacionaba".

La ley sobre arrepentidos

En conclusión, siempre en relación al jefe Messina Denaro, Bongiovanni dijo palabras fuertes que, sin embargo, contienen una amarga verdad sobre el sistema de protección de los colaboradores de justicia.

"Si hubiera estado en el lugar de Matteo Messina Denaro no me habría arrepentido, porque hoy, este gobierno para mafioso, no reforzó la ley de arrepentidos a favor de los magistrados que pueden descubrir la verdad, sino a favor de la mafia. Este sistema, que debería proteger el secreto de los mafiosos arrepentidos, se puede romper fácilmente con un simple control policial", explicó. "Desafortunadamente, de esta manera sucedió que algunos colaboradores de justicia fueron descubiertos y por lo tanto puestos en peligro". Esta alarma también la ha dado varias veces el fiscal adjunto de Florencia, Luca Tescaroli. "¿Qué seguridad les damos a los colaboradores o futuros colaboradores de justicia si no les garantizamos la seguridad para ellos y sus familias?", dijo Bongiovanni. "El actual sistema normativo para la protección de los arrepentidos es una ofensa a la memoria de Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, que dieron su sangre por este instrumento clave en la lucha contra la mafia".

"Por lo tanto, si realmente queremos derrotar definitivamente a la mafia, tenemos que culpar por el fracaso a este gobierno y a esta política".

"Un gran arrepentido de la mafia, Salvatore Cancemi, me dijo una vez: 'La mafia es como la mala hierba, cuanto más la arrancas, más crece'. Sólo una verdadera voluntad del Estado, de la política y de los ciudadanos podrá derrotarla".

Foto: captura de video de la entrevista realizada al director de ANTIMAFIADuemila, Giorgio Bongiovanni