Jueves 23 Mayo 2024

Se presentó "La Captura" por y con Maurizio de Lucia y Salvo Palazzolo junto al fiscal adjunto de Catania

"Este libro contiene una descripción importante de las relaciones que Matteo Messina Denaro tuvo con el mundo circundante. Ofrece la visión de un sujeto que pertenece a la mafia de las masacres pero que logra encajar en la zona correcta de la geografía mafiosa posterior a las masacres. Es decir, entre quienes lograron encontrar un punto de entendimiento en medio de pulsiones extrañas. Una posición intermedia. Que es la posición históricamente adoptada por Cosa Nostra respecto a la realidad de la sociedad y de las instituciones. Una relación que no es abiertamente conflictiva y que permite recuperar la complicidad que le permitió, entre otras cosas, establecer una red que garantizaba su escondite". Así se expresó el fiscal adjunto de Catania, Sebastiano Ardita, que habló ayer por la tarde durante la presentación del libro La Captura (Editorial Feltrinelli) por y con el fiscal jefe de Palermo, Maurizio de Lucia, y el periodista del diario La Repubblica Salvo Palazzolo. Los tres, gracias a las preguntas de la periodista Laura Distefano, discutieron los antecedentes de la captura del ex súper prófugo Matteo Messina Denaro, detenido el pasado 16 de enero en la clínica La Maddalena de Palermo. "El aspecto que más indignó a los ciudadanos es el hecho de que permaneció prófugo durante 30 años -añadió Ardita-. Y saber que lo hizo en la zona hace que la gente se pregunte por qué y cómo fue posible. Todo esto fue resultado de una red de relaciones relevantes. Por lo tanto, también de una relación con las instituciones".

La Captura es un volumen histórico y de investigación al mismo tiempo. "No es un libro presentado con un contenido escandaloso, por lo que se necesita tiempo para que la gente lo compre -comentó el fiscal de Catania-. Esto no quiere decir que no sea un libro importante, más allá de que aún es pronto para valorar las ventas. Este libro tiene dos características que merecen atención. Por un lado, es un relato de las fases que preceden y determinan la detención de Matteo Messina Denaro, que permaneció fuera del circuito de control institucional durante 30 años. Seguramente era el fugitivo más importante de los últimos tiempos, al que todos querían capturar y cuya captura fue anunciada 7 veces. El lector tiene así la oportunidad de comprender cómo ocurrió todo y cómo se produjo la captura, dado que, al principio, sobre todo, se hicieron las inferencias más inverosímiles sobre el funcionamiento de las fuerzas policiales. Así es posible entender los análisis y las investigaciones". Por otro lado, sin embargo, el libro "teje una narrativa de investigación en la historia del personaje que, si se quiere, no estaba ni está tan extendida". A diferencia del libro de Marco Bova (Matteo Messina Denaro, fugitivo del Estado, de Editorial Ponte delle Grazie) "que es otro volumen muy bello e interesante -subrayó Ardita- en la obra de Palazzolo y de Lucia se describe con mucha precisión la figura del fugitivo y las investigaciones que conducen a su captura. También hay una importante descripción y análisis de algunos comportamientos culturales, filosóficos y religiosos que describen al personaje. Es decir, una descripción de la fenomenología del poder mafioso. Por tanto, existen varias razones para comprar y leer este volumen. Estoy seguro de que el interés crecerá cada vez más a largo plazo si, como espero, también hay un debate constante con el lector".

Ardita para luchar contra las mafias protejamos las medidas de prevencion sobre activos maffiosos 2

Objetivo: atacar la riqueza de las mafias

Durante la velada se reservó un amplio espacio para el análisis de la fase de la mafia posterior a la masacre. El fiscal Maurizio de Lucia intervino sobre este punto y reiteró la importancia de las investigaciones sobre las riquezas de la mafia que "son el futuro". "Hoy tenemos una Cosa Nostra que es mucho más débil que en el pasado, pero sabe bien que para volver a ser fuerte debe ser rica. Para ellos hay dos caminos -subrayó el magistrado- el primero es el que refiere al tráfico de drogas, porque no hay ningún producto en el mundo que tenga mayor valor añadido que la cocaína. De los 50 dólares gastados en Colombia para comprar un kilo de cocaína se obtienen 50 mil euros en las plazas de Catania y Palermo. El otro camino, sin embargo, tiene que ver con las riquezas de las que también habla Riina, que todavía están ahí hoy y que no hemos logrado atacar. Y lo mismo ocurre con Matteo Messina Denaro, porque es cierto que lo atrapamos después de 30 años, pero en estos años no sólo lo hemos buscado a él sino a todos los jefes de Cosa Nostra. Además, el ataque a su patrimonio fue significativo, hasta el punto de debilitarlo. Pero aún queda camino por recorrer. Por eso es fundamental que pensemos en las herramientas de agresión patrimonial que el poder judicial y la policía tienen a su disposición en estos momentos. No es tranquilizador imaginar cambios en el código antimafia de manera asertivamente garantista. Es muy peligroso renunciar a un instrumento que ha demostrado su eficacia. Además, desde el punto de vista del derecho, hay que tener en cuenta que la Constitución establece que el derecho a la libertad, al domicilio y a la correspondencia son inviolables. No dice que el derecho a la propiedad sea inviolable. Este último está garantizado por la Constitución, pero bajo ciertas condiciones. Se ubica en las relaciones económicas, no entre los derechos inviolables de la primera parte de la Constitución. Por lo tanto, debemos tener mucho cuidado al utilizar los espacios de este sistema porque renunciar en cierta medida a las herramientas para atacar los activos de Cosa Nostra podría ser muy peligroso".

El patrimonio de Messina Denaro y el poder de las mafias

El libro recoge las palabras de Salvatore Riina interceptadas en prisión y vincula la figura del jefe de jefes con la de Matteo Messina Denaro. En particular, el libro arroja luz sobre la necesidad de "recuperar" el patrimonio. "Todos los que tienen mis propiedades, todos los que tienen mis bienes, los han guardado y los guardan. Los guardan y los disfrutan", dijo Riina cuando lo interceptaron. Una frase que suena a amenaza hacia los testaferros que ahora aprovechan este momento de crisis de la organización mafiosa. Y luego dijo: "Si tuviera un tercio de lo que me pertenece sería rico". "Es una frase inquietante y puesta en el contexto de la riqueza mafiosa significa que el dinero del jefe de la mafia estaba en manos de alguien y no podía ser reclamado debido a un pacto secreto -dijo Ardita-. Esto da la medida de la punta del iceberg de lo que son hoy en día las medidas de prevención. Es necesario discutir estos hechos y los riesgos que corremos al modificar estas estructuras y estas regulaciones que parecen ofrecer pocas garantías. Hoy existe un problema con respecto a la riqueza de la mafia. Esta riqueza también es resultado del tamaño y la relación que tenía con la burguesía mafiosa".

Ardita para luchar contra las mafias protejamos las medidas de prevencion sobre activos maffiosos 3

Una riqueza que hoy se esconde detrás del tráfico internacional de drogas que, como subrayó Salvo Palazzolo, "hoy invade las calles de Sicilia con ríos de drogas. Hoy los mafiosos ofrecen agencias de servicios. Y para contrarrestarlos es necesario tener un impacto en el territorio -prosiguió el periodista- Matteo Messina Denaro ha muerto, es cierto, pero me temo que nosotros, la sociedad civil, llegamos un poco tarde. La mafia y el método de Messina Denaro lograron llevar a la Cosa Nostra de la época de las masacres a la del espíritu empresarial, haciéndola dar un salto de calidad. ¿Cómo es posible que haya ataques muy fuertes y decomisos importantes contra organizaciones mafiosas y, aun así, todavía tengan tanto dinero? Seamos realistas, el tráfico de drogas es la principal fuente económica de las mafias. Y en Sicilia hay ríos de droga -expresó-. El periodista tiene una preocupación en Palermo. Este enorme flujo de drogas gestionado por las mafias ha llevado a que actualmente haya una gran 'paz' en Sicilia. Las mafias, y tal vez incluso las insospechadas, imponen cuotas y traen drogas... Me inquietó ver narcos colombianos en Catania y Palermo como en los años '80. No es una película. Debemos preguntarnos ¿por qué los jefes sicilianos han vuelto a ser confiables para los colombianos? Porque pagan por adelantado. ¿Y de dónde viene ese dinero, dado que hay enormes incautaciones, a las mafias? Hay algo que todavía no entendemos y no podemos delegar las responsabilidades sólo en el poder judicial y la policía".

La legislación no se toca

Por la noche, De Lucía confirmó la importancia de defender el instituto de los colaboradores de justicia y el de las escuchas telefónicas. "Es cierto que hay que tener mucho cuidado con una herramienta moderna como las escuchas telefónicas, pero al menos no se puede tocar el núcleo duro de las escuchas contra la mafia, aunque inicialmente se pensara lo contrario -subrayó- Y debo decir que las garantías se han mantenido, es decir, el sistema no está permeado. El riesgo de debilitar otras partes del sistema que no están directamente involucradas en la agresión mafiosa pero que sin embargo conducen a ella es peligroso. Se debate, incluso a un nivel muy avanzado, sobre el abuso de poder. Es importante señalar que este no es un delito para investigar la presencia de la mafia, sino que es un delito funcional a los intereses de un alcalde, por ejemplo, que le debe hacer favores a un mafioso. Es una conducta que facilita el accionar de la organización mafiosa. Por esta razón creo que cada norma debe considerarse en un contexto sistémico más amplio". Cosa Nostra todavía existe y es innegable. "Su fuerza reside en su capacidad para permanecer en mundos que están más allá del criminal -añadió de Lucía-. Es el llamado 'deseo de mafia', es decir, la relación entre la mafia y la burguesía. Una relación que existe desde 1860 y continúa en la actualidad. Existe una fuerte tentación para un sector de la burguesía de utilizar a la mafia como un atajo para sus propios fines. Y es muy peligroso porque incluso cuando Cosa Nostra está en su punto más débil, la mafia es legitimada y se le dan diferentes energías que la hacen fuerte. No debemos bajar la guardia. Debemos mantenerla alta y hacer que todas las herramientas de represión mafiosa funcionen. Siempre teniendo en cuenta que ni la mejor represión mafiosa, ni los mejores magistrados o fuerzas policiales resolverán jamás el problema mafioso si no se entiende como un problema de toda la sociedad y no sólo de policías, carabineros y magistrados. Y sólo se puede lograr con desarrollo económico y cultural".

Foto de portada: ACFB

Foto 2: los magistrados Sebastiano Ardita y Maurizio de Lucia

Foto 3: periodistas Salvo Palazzolo y Laura Distefano