Viernes 12 Julio 2024

Salvatore Borsellino: "Se lleva sus misterios a la tumba y Cosa Nostra es más fuerte que antes"

Murió sin hablar, llevándose consigo los secretos inconfesables de las masacres del bienio 1992-94. En las últimas semanas, tras una operación de urgencia por una obstrucción intestinal, había recibido terapia contra el dolor. El jefe mafioso fue atendido por el grupo de médicos que lo asistieron desde el día de su llegada a la prisión de seguridad de L'Aquila. Le administraron varios ciclos de quimioterapia, pero la enfermedad se encontraba ya en una fase muy avanzada.

"Si fuera creyente, dado que no ha habido justicia en la Tierra, podría confiar en una divina; lamentablemente, siendo laico, ni siquiera puedo esperar eso. La detención de Matteo Messina Denaro no fue una captura real, sabía que estaba enfermo y pensó en buscar tratamiento en el Estado en lugar de ser un prófugo. Hoy, con su muerte, se lleva a la tumba sus terribles secretos. Por otro lado, era impensable que un criminal de ese calibre pudiera arrepentirse. Era absolutamente improbable", dijo al medio Adnkronos Salvatore Borsellino, hermano de Paolo Borsellino, el magistrado asesinado en la masacre de via D'Amelio junto con los agentes de su custodia el 19 de julio de 1992. "No creo que se cierre nada con su fin. La mafia no ha sido derrotada, al contrario, es más fuerte que antes. No me refiero a la de los años 90, a la Cosa Nostra de las masacres, sino a una mafia mucho más peligrosa, que se ha infiltrado en la economía, en las administraciones, que se ha vuelto invisible y que, por ello, es muy difícil de detectar y extremadamente más peligrosa". Hay amargura en las palabras del fundador del movimiento Agendas Rojas. "No tengo motivos para alegrarme. Sólo pienso que hoy murió un criminal, pero nadie me devolverá a mi hermano ni la verdad sobre la masacre en la que perdió la vida".

¿Pero quién era Matteo Messina Denaro?

Sin duda fue uno de los protagonistas del descarado ataque que Cosa Nostra emprendió contra el Estado. Nacido en el año 1962, en el pueblo de Castelvetrano, en Trapani, fue condenado a cadena perpetua por decenas de asesinatos, incluido el del pequeño Giuseppe Di Matteo, el hijo del arrepentido, que fuera estrangulado y disuelto en ácido tras casi dos años de prisión.

Con su arresto, que tuvo lugar el pasado 16 de enero, la narrativa oficial quiso contar, por enésima vez, la historia de una mafia derrotada y de un Estado triunfante.

Pero muchas preguntas quedaron y siguen sin respuesta, al igual que ciertos secretos siguieron siendo secretos. Uno de ellos es seguramente el que se refiere al destino de los "papeles" de Salvatore Riina. El colaborador de justicia, Nino Giuffrè, había declarado que a Messina Denaro le fueron entregados los documentos secretos de la caja fuerte del exjefe de jefes.

"Probablemente una parte de ellos acabó en manos de Matteo Messina Denaro -informó el ex jefe de Caccamo en varios juicios- puedo decir que es una intuición, más que una fuente. Como no lo sé con seguridad, tomé como probable que una parte de esto, nuevamente por el razonamiento que hice y que está relacionado con la cercanía de Salvatore Riina a Matteo Messina Denaro, por la estatura, por la profundidad mafiosa de Matteo Messina Denaro y de las indiscreciones, digamos, del propio Provenzano que siempre afirmó que Matteo Messina Denaro era uno de los súbditos más confiables y más cercanos a Riina. La hipótesis está dada por un complejo de pequeñas cosas. Provenzano me dijo que había documentos en casa de Riina, no tengo ninguna duda sobre este punto, y además sé perfectamente que Riina le envió cartas a Provenzano".

¿Detrás de esos papeles tan confidenciales se esconde parte del inmenso poder del que disfrutó Messina Denaro? ¿Será que gracias a ellos pudo vivir una fuga dorada hasta el 16 de enero del 2023?

A pesar de las numerosas detenciones sus hombres más fieles, de familiares y de los continuos embargos de bienes (según estimaciones, hasta la fecha se han incautado bienes por valor de más de 3.500 millones de euros, ndr), el jefe de Trapani siguió libre, estableciendo importantes relaciones con sujetos del más alto nivel en el ámbito político y empresarial y acumulando riquezas infinitas.

Muere Matteo Messina Denaro 2

Un ejemplo lo darían las relaciones que su familia habría tenido con el ex senador de Forza Italia Antonino D'Alì, exsubsecretario del Interior de 2001 a 2006, condenado en forma definitiva por concurso externo en asociación mafiosa. Dice la sentencia del Casación que tenía una voluntad estable, confiable, probada y de veinte años a favor de Cosa Nostra.

Otras relaciones extremadamente importantes habrían sido con la masonería desviada. En enero del 2017, la magistrada Teresa Principato, cuando era fiscal adjunta en Palermo, persiguió durante mucho tiempo al jefe de Trapani, y explicó en la Comisión Antimafia que "Messina Denaro está protegido por una red masónica". Y, efectivamente, entre los detenidos acusados de haber favorecido al fugitivo se encuentra el médico Alfonso Tumbarello, afiliado a la logia Valle di Cusa, y Giovanni di Gangi de Campobello di Mazara, a la logia Gran Oriente de Italia (de la cual fue rápidamente "suspendido por tiempo indeterminado").

Tumbarello es de Campobello di Mazara y fue médico general en la localidad durante décadas, hasta diciembre pasado, cuando se jubiló.

Otra pieza es sin duda la llamada "burguesía mafiosa" de la que había hablado el fiscal jefe de Palermo, Maurizio de Lucia, durante la rueda de prensa pocas horas después de la captura del prófugo: es decir, "ese mundo amoral al que algunos exponentes de las profesiones, la política y el mundo empresarial se han acercado durante generaciones para resolver los problemas mediante la mediación de una mafia siempre disponible".

Las palabras de Salvatore Baiardo

En noviembre del año pasado, en el programa 'Non è l'Arena', el periodista Massimo Giletti presentó una entrevista a Salvatore Baiardo, que fuera condenado por haber apoyado a los hermanos Filippo y Giuseppe Graviano.

Al responder a las preguntas de Giletti, habló de diversos temas (incluida la cadena perpetua obstativa), pero también 'profetizó' el arresto de Matteo Messina Denaro: "La única esperanza para Giuseppe Graviano, sinceramente, espero que lo sea para ellos, porque son jóvenes, es que la restricción de la cadena perpetua obstativa sea revocada. Ahora hay un nuevo gobierno y quién sabe si no llegará un regalito. Y quién sabe, tal vez Matteo Messina Denaro esté muy enfermo y haga un trato para entregarse y que se haga un arresto sensacional. Y así, luego de su arresto, alguien con cadena perpetua en prisión salga sin ningún problema...".

El senador Roberto Scarpinato también se pronunció sobre el tema y de inmediato afirmó que Baiardo "no puede permitirse el lujo de hacer estas declaraciones en televisión sin la autorización y el mandato de Giuseppe Graviano", por lo que "en realidad el orador es Giuseppe Graviano por boca de Baiardo".

"Creo que por primera vez en la historia -había dicho Scarpinato- un jefe mafioso de la talla de Giuseppe Graviano decidió dirigirse a la gran audiencia televisiva a través de su portavoz, Salvatore Baiardo, para anunciar que poco después Messina Denaro sería capturado como epílogo de una compleja y secreta tratativa cuyo objetivo es su esperanza de salir de prisión. En la misma emisión, Graviano lanzó otras advertencias sobre sus relaciones con Berlusconi. Cualquiera que conozca las reglas del mundo mafioso sabe bien que Baiardo nunca se habría atrevido a tratar de asuntos tan delicados sin la orden de Graviano". Es desconcertante que "ante un anuncio 'urbi et orbi' tan autorizado de su inminente captura, Messina Denaro no se haya alejado inmediatamente de su escondite, y esto teniendo en cuenta también que 6 de septiembre del 2022 habían sido detenidos 35 hombres de honor muy cercanos a él, algunos de los cuales frecuentaban un bar situado a pocos metros de su refugio y que, como sabía incluso el alcalde de Campobello di Mazara, el pueblo estaba lleno de micrófonos y cámaras gracias a los que se llevó a cabo dicho operativo de detención". No sólo no huye, subrayó Scarpinato, "sino que además sigue yendo personalmente a hacer la compra a los supermercados locales, con la probabilidad altísima de ser encuadrado por alguna cámara policial, de ser retratado en selfies, de chatear, utilizar dos teléfonos móviles, utilizar el documento de identidad del sobrino de un jefe de la mafia en lugar de un incauto, y de realizar otras conductas amateur siderales y disonantes con el cuidado obsesivo de años anteriores de no dejar rastro de sus pasos, volviéndose así inexpugnable". En cuanto a la "elección" de Graviano, como la llamó Scarpinato, de hacer "un anuncio público" en todo el mundo, reflexionando se ve que "los verdaderos destinatarios de su mensaje no fueron espectadores comunes y corrientes sin los conocimientos básicos necesarios para descifrar su contenido e intenciones, sino otros para quien no fue casualidad que se decidiera hablar coram populo (delante del pueblo)". Según el senador, los espectadores comunes, más que recibir un mensaje, "fueron llamados a ser testigos de lo que estaba a punto de suceder por mano de otros, precisamente, los verdaderos destinatarios del mensaje". Según Scarpinato, "Graviano hizo una demostración pública de fuerza ante ellos, indicando que era capaz de tener información muy secreta a pesar del régimen del 41bis y que estaba dispuesto a hacer otras revelaciones en público, mucho más comprometedoras, si alguien pensara en no cumplir promesas que le conciernen personalmente. En términos de póker, podríamos decir que con el primer movimiento puso un par de ases sobre la mesa. Con, el siguiente podría dejar caer otros dos y hacer póker".

El peligro del regreso de la mafia de las masacres

Matteo Messina Denaro fue sin duda un protagonista de esa estrategia de 'sumersión' que caracterizó a Cosa Nostra tras las masacres.

Sin embargo, es erróneo pensar que los explosivos fueron definitivamente dejados de lado y la orden de golpear al magistrado Nino Di Matteo, hoy fiscal nacional adjunto antimafia, es prueba de ello. "La orden de golpear a Di Matteo sigue vigente", concluyó la Fiscalía de Caltanissetta en la investigación archivada sobre el plan de muerte contra el fiscal de Palermo, entonces uno de los magistrados de la investigación "Tratativa Estado-Mafia", del jefe de jefes Totò Riina (hoy fallecido). Luego, en 2014, se conocieron las declaraciones de Vito Galatolo sobre la organización del atentado, la llegada a Palermo de 150 kilos de TNT comprados en Calabria, y la solicitud de ejecución de Matteo Messina Denaro en nombre de otros sujetos ("Los mismos de Borsellino"). Otros colaboradores de justicia también aportaron elementos para corroborar esas declaraciones.

La muerte de Matteo Messina Denaro no revoca la orden de matar al magistrado de Palermo. Por eso el retorno a las masacres es real; un peligro que sólo podrá evitarse con el descubrimiento de la verdad sobre aquellos misterios de los que el jefe de la mafia de Trapani se había convertido en portador y de los que ahora, y esto es seguro, están en manos de otros.

Foto de portada: reelaboración gráfica de Paolo Bassani

Foto 2: Salvatore Borsellino

TAGS: