Domingo 26 Mayo 2024

El codirector de AGI comenta sobre los ataques del profesor Visconti al magistrado de Palermo y a Saverio Lodato

Ha pasado un mes desde que el profesor Costantino Visconti, catedrático de derecho penal de la Universidad de Palermo, entrevistado por Ermes Antonucci para el diario Il Foglio (en un artículo titulado "No a las tonterías antimafia"), de hecho, pedía censurar al histórico periodista Saverio Lodato y al fiscal nacional adjunto antimafia Nino Di Matteo. Un artículo que suscitó bastantes polémicas en el seno de la Antimafia porque sugería a escuelas y universidades a no volver a invitar a los dos porque, según dijo el profesor, "la historia debe enseñarse bien [...]. Y está claro que, mientras Saverio Lodato y Nino Di Matteo, que dicen que el Estado está podrido, sigan siendo invitados a las escuelas, se dará un mensaje diferente a las nuevas generaciones. Hay que explicar que el Estado existe y que es más fuerte que las mafias, porque es un hecho irrefutable". Palabras falsas, además de ofensivas, porque los dos nunca han generalizado afirmando que el Estado está podrido, sino que algunos de sus representantes son infieles porque trataron con Cosa Nostra durante los años de las masacres. Se acerca septiembre y con él, el inicio del nuevo curso escolar y académico. Para comentar la historia, entrevistamos al periodista y escritor Paolo Borrometi, codirector de AGI (Agencia Periodística Italiana).

Cuando leyó las declaraciones del profesor Visconti sobre Di Matteo y Lodato ¿qué pensó?

Me sorprendió mucho, porque no podía imaginar que un estudioso como el profesor Costantino Visconti pudiera pensar y afirmar lo que entonces dijo. En primer lugar, porque en la base de todo está el artículo 21 de la Constitución, que protege el derecho de todos a expresar su opinión, incluso si esa opinión no gusta o es impopular.

Si bien por un lado Nino Di Matteo es visto como un punto de referencia, especialmente por los más jóvenes, por otro lado, hay quienes lo consideran un magistrado inconveniente.

Nino Di Matteo es un magistrado que en todos estos años simplemente cumplió con su deber e intentó por todos los medios llegar a la justicia y a la verdad, en su caso, procesal, sobre la tratativa que tuvo lugar en los años '90 entre el Estado y la mafia. Una tratativa ahora cierta, más allá de la sentencia de Casación, cuyo delito principal fue el de amenaza al cuerpo político del Estado. Por lo tanto, la presencia de Nino Di Matteo en las escuelas es esencial para que los jóvenes comprendan el significado y la importancia de la magistratura, en primer lugar, porque Di Matteo es un magistrado con mucha autoridad y también porque los jóvenes tienen derecho a tener la oportunidad de tratar con magistrados como él.

El profesor Visconti en su carta habla de "tonterías antimafia". Sin embargo, de esta manera, ¿no se corre el riesgo de descalificar a la contraparte desde el principio sin entrar en el fondo?

Creo que el respeto a la opinión de cada uno empieza por no denigrar la profesionalidad de la persona que tenemos delante.

Borrometi 2

En Palermo en los últimos años hay muchos jóvenes que se han manifestado varias veces contra la antimafia de las pasarelas y la retórica. Un gran sector de la sociedad que ha criticado hechos concretos, y que también ha hecho propuestas. ¿Estamos asistiendo a una nueva "primavera" de la antimafia?

Estoy convencido de que la antimafia más bella -y por tanto necesaria- es la que está surgiendo y creciendo en Palermo: la antimafia social. Estoy profundamente convencido de ello porque la sostienen los jóvenes, sobre todo, y están muy por delante de la clase política que nos gobierna. Y no me refiero sólo a este momento histórico, sino a los distintos gobiernos que se han sucedido a lo largo del tiempo. Tengo grandes esperanzas en este nuevo movimiento antimafia, a veces espontáneo, porque recuerda un poco al nacimiento del primer movimiento antimafia. Recuerda también la época de las sábanas blancas. Evoca en mi mente un período histórico que creo que es un punto de referencia. Y es maravilloso. Tengo una gran esperanza en estos jóvenes que, desde Palermo, y también desde otros lugares, representan a la juventud antimafia más bella que uno pueda imaginar y esperar en este país.

Setiembre es el mes del regreso a las aulas escolares y universitarias. El gobierno Meloni siempre dijo estar en primera línea en contra de la mafia. Sin embargo, el sistema escolar todavía tiene importantes lagunas en este tema. ¿Qué más deberían hacer las escuelas y universidades en términos de lucha contra la mafia?

En primer lugar, se habla muy poco sobre antimafia en las escuelas, especialmente en el ámbito social. Pero ahora no me refiero sólo a las personas invitadas y por tanto a la posibilidad de acoger a personas como Nino Di Matteo. No todas las escuelas y universidades tienen esta opción. Es preciso ampliar los programas escolares para incluir la historia contemporánea, que probablemente ya no sea tan contemporánea. Es decir, la historia del siglo pasado que con demasiada frecuencia se detiene en la Segunda Guerra Mundial y omite abordar un período histórico que inevitablemente ha influido en los años que vivimos. Me refiero a los años '80 y '90, por ejemplo; por tanto, los años de las masacres, pero también los años de plomo, lo que pasó antes y después. Este es un "vulnus" de nuestro sistema escolar porque no les da a los niños y jóvenes la oportunidad de estudiar ese siglo, estudiarlo en su totalidad y, por tanto, formarse sus propias convicciones.

Foto de portada: © Imagoeconomica

Foto 2: el profesor Constantino Visconti