Domingo 26 Mayo 2024

Estalla el caso De Angelis; Paolo Bolognesi: "Rocca debería hacer un examen de conciencia"

Negacionismo. La Enciclopedia Treccani dice que es el: "Término utilizado para señalar una corriente antihistórica y anticientífica del revisionismo que, mediante el uso inescrupuloso e ideológico de un escepticismo historiográfico llevado al extremo, no se limita a reinterpretar ciertos fenómenos de la historia contemporánea sino, y especialmente, con referencia a algunos hechos relacionados con el fascismo y el nazismo (por ejemplo, el establecimiento de los campos de exterminio en la Alemania nazi), llega incluso a negar su existencia".

En el caso de Marcello De Angelis, portavoz de la Región de Lazio, no se menciona el Holocausto, pero el significado es similar a su publicación en Facebook en defensa de los condenados por la masacre de Bolonia, desafiando las responsabilidades comprobadas de los tres terroristas negros de los NAR (Núcleos Armados Revolucionarios) Valerio Fioravanti, Francesca Mambro y Luigi Ciavardini (el mismo Ciavardini que fue fotografiado junto a Chiara Colosimo, diputada de Fratelli d'Italia y actual presidenta de la comisión Antimafia) en la masacre de la estación de Bolonia el 2 de agosto de 1980, a pesar de las condenas definitivas (según establece la sentencia de Casación). En esa masacre perdieron la vida 85 personas y 200 resultaron heridas.

"Estoy seguro de que no tienen nada que ver con la masacre de Bolonia", argumentó en una nueva publicación, a pesar de las respuestas claras de ANPI y de la Asociación de Familiares de las Víctimas. "No es una opinión -añadió- lo sé con absoluta certeza. Y en realidad todo el mundo lo sabe: periodistas, magistrados y 'despachos institucionales'. Y si digo la verdad, ellos mienten".

Por lo tanto, De Angelis no hizo ninguna corrección y dice que está listo para las consecuencias. Por lo tanto, el presidente de la Región, Francesco Rocca, no debería tener problemas para revocar el cargo en lugar de intentar debilitar el caso ("habló a título personal"). Porque De Angelis en realidad fue en contra incluso del jefe de Estado, Sergio Mattarella, quien habló de una "masacre neofascista certificada" y de "innobles desvíos de las investigaciones".

Incluso Ignazio La Russa, quien como presidente del Senado ocupa el segundo cargo del Estado, tuvo que recordar "la verdad judicial definitiva que atribuyó la responsabilidad de esta masacre a la matriz neofascista".

Masacre de Bolonia 2

Y hoy también el ministro del Interior, Matteo Piantedosi, entrevistado por el Corriere della Sera habló de "la responsabilidad incontrovertible de personajes militantes en el terrorismo neofascista de aquellos años".

Rocca, que ha dicho que "respeta las sentencias", al menos de momento se ha tomado un tiempo al anunciar que "evaluará detenidamente qué hacer en los próximos días".

Obviamente el caso estalló a nivel nacional.

Ayer, el presidente de la Asociación de Familiares de las Víctimas de la Masacre de Bolonia, Paolo Bolognesi, hablando en Tg3, invitó a Rocca a "examinar su conciencia porque quien lo nombró es responsable y debe examinar su conciencia". Luego reiteró que "se constata hoy la matriz fascista de la masacre de Bolonia: fue una masacre fascista. El resultado de una combinación de P2, servicios desviados y mano de obra de la derecha fascista".

Del Partido Demócrata al M5S, de la Alianza Verde de Izquierda a Italia Viva-Azione, no solo se solicita la intervención del gobernador del Lazio, sino también el distanciamiento de la primera ministra Giorgia Meloni y de los Fratelli d'Italia.

La propia Meloni, el día de los caídos, se limitó a enviar un mensaje en el que definió a la bomba de la estación como uno de los "golpes más feroces" asestados a Italia por el "terrorismo", sin más precisiones.

¿Se refería al terrorismo rojo? ¿Al negro? ¿Al internacional? No se conocen sus pensamientos. Es cierto que añadió que "llegar a la verdad sobre las masacres que marcaron a Italia en la posguerra requiere también poner a disposición de la investigación histórica el más amplio acervo documental e informativo". Si bien se puede estar de acuerdo en el punto, ante tantos interrogantes que aún quedan abiertos sobre la masacre, también se debe tener la honestidad intelectual de reconocer lo constatado en las sentencias. Mirando a las sentencias definitivas, pero también a los procesos en curso. Porque no se puede olvidar que, en primera instancia, Gilberto Cavallini, otro ex NAR, y Paolo Bellini, otro ex ultraderechista, que sin embargo militaba en la Vanguardia Nacional, el grupo del terrorista negro Stefano Delle Chiaie, también fueron condenados. Es el mismo Bellini que ahora es investigado por las masacres "mafiosas" de principios de los 90.

Esa también es una estación que presenta muchas sombras y sobre la que hoy a muchos les gustaría colocar encima una hermosa lápida.

Foto: Antimafia Duemila

Foto 2: Marcello De Angelis © Imagoeconomica