Miércoles 17 Abril 2024

Adiós a Andrea Purgatori. Durante años, en el Corriere della Sera, se ocupó de temas como terrorismo, inteligencia y crimen organizado; se dedicó con tenacidad a la masacre de Ustica de 1980. Fue autor de reportajes, que realizó con gran éxito en su programa Atlantide, del canal La7. Profesor de guion, consejero de autores, entre sus últimos trabajos está la participación en el documental La Chica del Vaticano (Vatican Girl) sobre el caso de Emanuela Orlandi.

Purgatori, según informa su familia, murió en un hospital de Roma tras una breve enfermedad fulminante. Tenía 70 años. La noticia fue comunicada a Ansa por sus hijos Edoardo, Ludovico, Victoria y por la familia representada por el estudio legal Cau.

"Una mente brillante -señala su familia, muy afectada por el dolor- a quien vimos recientemente en la emisión de Atlantide en La7, donde fue autor y conductor y, en tiempos más remotos, como corresponsal en zonas de guerra y autor de las más importantes investigaciones judiciales italianas, autor y guionista de muchas películas y dramas televisivos, incluidos The Rubber Wall, Fortapasc y The Kid Judge". 

El especial de Atlantide sobre la masacre del 19 de julio de 1992 -Detrás de las masacres de la mafia. Topos, cómplices y vacíos- estaba programado para esta misma noche.

El periodista se ocupó en varias ocasiones de los tantos casos mafiosos de nuestro país: como la masacre de Capaci o la de Addaura, extendiendo las investigaciones a la complicidad de entidades externas a Cosa Nostra. En Atlantide, el conducdor Andrea Purgatori contó el acuerdo celebrado entre Cosa Nostra estadounidense y los aliados con el objetivo de facilitar a las tropas de Washington el ingreso a la península ocupada por los nazis.

El conductor de Atlantide participó en varias ocasiones en las presentaciones del libro "El pacto sucio y el silencio", escrito por el magistrado Nino Di Matteo y Saverio Lodato.

Purgatori, sin duda, será recordado a lo largo de los años por ser un gran periodista que, con su compromiso, logró llevar al gran público los grandes casos que, aún hoy, no tienen respuesta.

Foto: Paolo Bassani
TAGS: