Domingo 26 Mayo 2024

El fiscal adjunto de Reggio Calabria intervino en el "Festival Trame"

¿Qué es la mafia hoy? ¿En qué se ha convertido? ¿Como funciona? ¿Cómo contrarrestarla? Estas son las preguntas que, más de treinta años después de las masacres, deben responderse superando la lógica de la emergencia, en un momento en que la mafia es cada vez más estructural, endémica y estructurada, y que se inserta dentro de un sistema criminal integrado que va más allá de la vieja lógica de conocimiento del fenómeno.

El fiscal adjunto de Reggio Calabria, Giuseppe Lombardo, entrevistado por Giovanni Tizian durante el "Festival Trame", en Lamezia Terme, explicó estos acontecimientos destacando que hoy, en lugar de bombas, las mafias tienen otras armas desestabilizadoras.

El razonamiento es amplio, y parte de los enormes movimientos de capital que en el 2022 fueron estimado en unos 220 mil millones de euros anuales, a los que la 'Ndrangheta aporta (esto también es una estimación) alrededor del 70%, que derivan de "transacciones ocultas, no fáciles de rastrear". ''Recientemente llevamos a cabo una operación de policía judicial y secuestramos 23 toneladas de cocaína, con un valor de venta al público de 2.500 millones de euros. Y entonces vemos como esos 220 mil millones hipotéticos se vuelven reales, pero obviamente muchos por defecto", dijo Lombardo en su discurso.

''No se incide sólo con bombas -añadió- sino también con grandes capitales. Y la capacidad desestabilizadora de las grandes mafias, como dijo Falcone, pasa por ingresar al mercado los capitales sucios. ¿Cómo? Por ejemplo, comprando títulos de la deuda pública. Estos capitales, que existen, de 220 mil millones de volumen de negocios anual, ¿adónde van a parar? ¿A dónde van a parar los 2.500 millones de euros de las 23 toneladas de cocaína? Esos capitales, si se invierten bien, pueden condicionar la dinámica de la economía italiana, europea y mundial. Y así se convierten en un problema político. ¿Hacen falta las bombas? No. Hay bombas financieras".

La mafia que se transforma

Según Lombardo, hoy más que nunca es preciso reconocer que la mafia es un fenómeno que ha cambiado y "hay que entender los nuevos indicadores de actividades mafiosas" con la 'Ndrangheta que hoy es "un operador internacional de alto nivel". Por ello, "se necesita una actividad policial mucho más evolucionada ya que no se puede prescindir de las nuevas tecnologías".

"Falcone dijo, como técnico, que la mafia, por la fuerza de las circunstancias, siempre estuvo muy por delante de nosotros. Esto se debe a que la tarea del investigador es ocuparse de un hecho que ya ha ocurrido. Nadie puede realizar actos de investigación pre criminal".

Cuando se habla de nuevas tecnologías, es inevitable mencionar el uso de la Inteligencia Artificial. "La inteligencia artificial tiene muchas trampas. Por primera vez, el Parlamento Europeo ha aplicado un reglamento -recordó Lombardo- y ha puesto en marcha una serie de normas a seguir, entre ellas una sobre policía predictiva. Porque la inteligencia artificial, al contrario que el operador humano, también sería capaz de indicar con antelación e identificar una serie de indicadores que nos hacen imaginar que en una determinada condición puede haber una actividad mafiosa o un comportamiento humano criminalmente relevante. Ahora bien, Europa ha establecido que eso no se puede hacer. No podemos decir si esto es correcto o no, pero tenemos que lidiar con lo que afirmó Falcone, es decir, evitar que la mafia esté muy por delante de nosotros, y que cada vez se aleje más. Necesitamos inversiones de cierto tipo. Y no es fácil porque nosotros trabajamos sobre hechos ya ocurridos, mientras ellos planifican sus acciones criminales analizando los mercados para establecer dónde les conviene, más o menos, invertir".

Proyectos políticos de las mafias y reformas

Evidentemente un tema que no podía faltar es el de la reforma del ministro de Justicia, Carlo Nordio. "Las mafias -prosiguió el magistrado- tienen un proyecto político, aún hoy. Y les toca a los que investigan saber en qué dirección van. Ese proyecto también se logra gestionando municipios insignificantes o zonas muy pobres. No lo hacen al azar, para redistribuir la riqueza hacia abajo, se deben controlar los flujos financieros que se van a colocar en el territorio". Esta también, según el fiscal, "es una lógica depredadora que afecta la estabilidad del sistema democrático y debe ser combatida con decisión, sin cambiar las reglas todos los días".

"No estoy en contra de las reformas -añadió Lombardo-, pero después de 2500 años de las intervenciones normativas ideadas por Zaleuco en Locri, todos sabemos lo que hay que hacer. Y entonces, de una vez por todas, hay que hacerlo y mantenerlo estable: si se decide que alguien es mafioso, debe cumplir la condena impuesta. No tiene sentido discutir sobre institutos que, en mi opinión, son efectivos".

Y luego expresó: "No sé si el sistema actual es el mejor posible, pero seguramente agregar a las normas que existen otras reglas probablemente no ayude. Genera incertidumbre y eso lleva a la pérdida de autoridad. Y si el Estado no tiene autoridad, no es capaz de derrotar ciertos fenómenos".

Para explicar que los continuos cambios legislativos pueden ser un problema para los operadores legales, Lombardo utilizó una metáfora deportiva: "Si se cambia cada día el entrenamiento porque se cambia el recorrido, el rendimiento de los deportistas no será el mejor posible. Las mafias tienen un enfrentamiento continuo con la autoridad estatal, nos miran y lo hacen constantemente porque internamente están convencidos de que se rigen por la lógica de la justicia. En ese 'enfrentamiento' también están dispuestos a sucumbir sobre la base de juegos regidos por ciertas reglas. ¿Y cómo les explicamos que unos acusados fueron juzgados por un conjunto de reglas y otros por reglas que habían cambiado? Estas decisiones pesan sobre la autoridad del Estado que también debe mantenerse cuando se aplica la pena".

Durante la entrevista, Tizian recordó las palabras de Nordio, un crítico de los que ven mafia por todos lados. "Yo no veo a la mafia por todas partes -dijo Lombardo-. Hay un grupo muy numeroso de gente respetable que todos los días realiza acciones antimafia en medio de grandes dificultades. No debemos cometer este error, ni el contrario. El de creer que cuando hablamos de mafias hablamos de los fenómenos conocidos hace 30-40-50 años. Es un enfoque erróneo. A menudo decimos 'si faltan los indicadores tradicionales de las conductas mafiosas, entonces esa no es la mafia'. No es así, el error contenido en este planteo es grave y nos hace perder de vista los niveles superiores del sistema, que ciertamente no se presentan con las características típicas de la mafia en su desempeño".

Las masacres, la mafia invisible y el sistema criminal evolucionado

Lombardo luego habló de cómo las mafias, 'Ndrangheta, Cosa Nostra, Camorra y Sacra Corona Unita, son capaces de interactuar en un solo sistema. El juicio 'Ndrangheta Stragista, en este sentido, ha supuesto una gran contribución para lograr esta reconstrucción.

Evidentemente sin entrar en el fondo (el juicio está en apelación y aún falta la sentencia de segunda instancia) recordó algunos pasajes importantes, como el interrogatorio de Gioacchino Pennino, quien, tras subrayar que solo después de 20 años la magistratura le preguntó por la 'Ndrangheta, pese a que en Calabria había hablado de ella desde un principio, contó los viajes que hacía con su tío del mismo nombre por las zonas de Aspromonte. Dijo que se quedaba en Reggio Calabria mientras su tío iba a encontrarse con los líderes de la 'Ndrangheta. ¿El propósito? Llevar a cabo un proyecto: el nacimiento de una estructura criminal que ya estaba activa en Calabria y que reunía a mafiosos, miembros infieles de las instituciones, políticos, masones y profesionales. Una señal de que la 'Ndrangheta nunca fue como la han presentado durante décadas.

Existe, pues, otro sector de la mafia, por encima de los conocidos, que gestiona determinadas relaciones y se mueve en determinados niveles.

La existencia de los llamados "invisibles" también fue confirmada a nivel investigativo por algunas intercepciones telefónicas durante las investigaciones sobre las obras del Ionica.

"Y entonces -se preguntó Lombardo- ¿somos nosotros los que vemos mafia donde no la hay o hay una mafia difícil de ver que es la más peligrosa? ¿Y debemos detenernos en el nivel básico o aspirar a golpear las cabezas pensantes?". Para eso sirve la acción judicial, mientras que las sentencias sirven para dar una respuesta a la sociedad.

Y finalmente concluyó: es un proceso complejo, en el que los magistrados dejan su trabajo a quien llega después. Y es necesario compartir conocimientos. Porque "si procedemos en orden aleatorio, los mafiosos se engañarán a sí mismos pensando que han ganado. Aunque hayan perdido".

Foto: Antimafia Duemila