Lunes 22 Abril 2024

La sentada del colectivo ante la Corte de Casación en espera de la sentencia sobre la Tratativa

La que vimos hoy en Roma es una nueva antimafia: frente a la sede de la Corte de Casación, periodistas y jóvenes activistas del Movimiento Cultural Artístico Internacional Our Voice contaron las inconfesables verdades sobre el período de masacres que ensangrentó a Italia en el bienio 1992-94.

Los ojos se dirigieron hacia el Palazzaccio donde se llevó a cabo la última parte del proceso de la Tratativa Estado-mafia (la sentencia se espera para el 27 de abril); una pancarta nunca vista en esa plaza; una voz que arremete contra los espacios institucionales que siempre permanecieron lejos de la desesperación que marcó a la ciudad de Palermo y a muchas otras.

El juicio de la Tratativa, independientemente de lo que se decida el día 27, también pasará a la historia por los ataques, deslegitimaciones y censuras que tuvieron que sufrir los representantes de la acusación: los fiscales Nino Di Matteo, Vittorio Teresi, Francesco Del Bene y Roberto Tartaglia.

Di Matteo, recordó el activista Karim El Sadi, "fue amenazado de muerte por Salvatore Riina". Un proyecto de atentado que, según dicen los investigadores, aún está en curso.

¿Por qué?

Porque fue culpable de haber sacado a la luz una verdad indecible: el Estado se había doblegado al "chantaje y a los deseos de Cosa Nostra. Pedimos que se determinen las responsabilidades de los jefes del ROS, es decir de Mario Mori, Giuseppe De Donno y Antonio Subranni" dijo el activista.

"Tenemos la certeza, más allá de la decisión de la Casación, de que la Tratativa existió", dijo.

Our Voice condena a las piezas del Estado 2

Mientras el pueblo caía bajo las bombas, los Carabineros, dice la sentencia de Apelación, se movilizaron "para abrir un canal de comunicación con Cosa Nostra, que crease las premisas para iniciar un posible diálogo encaminado al cese de las masacres, y, al instar a tal diálogo, fueron movidos, más bien, por fines de solidaridad (la salvaguardia de la seguridad de la comunidad nacional) y la protección de un interés general -y fundamental- del Estado".

Pero, aunque hubiera existido un interés de Estado, está claro que los Carabineros no podrían haber actuado por iniciativa propia o, en todo caso, habrían recibido indicaciones o directivas a seguir. Por quién, no se sabe y la sentencia no lo explica.

Se dice directamente que la intención del ROS habría sido tejer una "alianza híbrida" con el llamado "componente moderado y cada vez más intolerante de la línea dura impuesta por Riina".

Ese sector silencioso y más dedicado a los negocios que dirigía Bernardo Provenzano.

Pero mientras tanto, muchos valientes cayeron bajo los golpes de Cosa Nostra: "Este es un país que ha visto caer a periodistas, magistrados, policías, sacerdotes y miembros de la sociedad civil".

"Este es el país donde un ex primer ministro (Silvio Berlusconi, ndr) le pagaba a la mafia como dicen las sentencias".

Nosotros, aquí y hoy "decidimos ser partisanos. Aquí y hoy tomamos parte frente a este edificio".

Our Voice condena a las piezas del Estado 3

A sus palabras se unieron también las de Irene Nespeca, activista de Our Voice: "Si hoy estoy aquí es porque me importa el derecho a no conformarnos con las 'explicaciones' de hechos que han conducido la historia de nuestra República y antes la de nuestro país. En Italia, los jóvenes desconocen juicios como el que se celebrara hoy en el Tribunal de Casación, en el cual se acusa a figuras institucionales del ROS de Carabineros que trataron voluntariamente con Cosa Nostra, por los llamados 'fines solidarios de interés nacional'".

"Como joven, no puedo aceptar que hechos importantes como estos, que deberían mantener al país pendiendo de un hilo, sean encubiertos, difamados, censurados y ensombrecidos por la prensa convencional".

"Como estudiante, no puedo aceptar que hechos como estos sean tapados por el silencio y que no se hable de ellos en las escuelas. No puedo aceptar que todo esto no haga ruido en las aulas, en los discursos de los profesores, en la mente de los niños y niñas que son el futuro y no saben ni lo que significa 'Antimafia'".

"Nosotros, jóvenes ciudadanos y ciudadanas, estudiantes, no podemos permanecer impasibles ante situaciones y personajes que han condicionado y siguen condicionando la vida política, social y económica de Italia y el destino de todos los que viven en este Estado", continuó diciendo.

Our Voice condena a las piezas del Estado 4

"No nos detendremos hasta que se haga justicia y hasta que Italia haya pagado la deuda que tiene con todas las víctimas que perdieron la vida luchando".

"Estamos preocupados e indignados por el silencio institucional, que empuja cada vez más a hacer que todo caiga en el olvido; el mismo silencio que aísla a las figuras institucionales que luchan todos los días, como Nino Di Matteo, y que se juegan la vida por luchar las injusticias que vivimos todos los días y que a cambio reciben amenazas de muerte y deslegitimaciones".

"No podemos acostumbrarnos a oír hablar de la mafia, no podemos rendirnos ni resignarnos ante la evidente y enorme injusticia que estamos viviendo al ser mantenidos en la oscuridad sobre los desvíos y la destrucción de pruebas, pertenecientes a las dos masacres de los años 1992 y 1993, que incluyen las masacres de Via D'Amelio y Capaci, las masacres de Roma, Florencia y Milán en las que murieron personas inocentes, incluidos jóvenes y niños, a quienes les arrebataron la vida sin ningún escrúpulo. Todos deberían indignarse y salir a la calle para exigir en voz alta y contundente que se condenen las responsabilidades institucionales, así como las de carácter mafioso".

Foto: ACFB