Miércoles 17 Abril 2024

Por la mañana hubo enfrentamientos entre centros sociales y la policía.

Los manifestantes intentaron acercarse al predio ferial, pero fueron atacados con cachiporras y cañones de agua

"No hay espacio para aquellos que tienen las manos manchadas de sangre". Este fue el mensaje lanzado ayer en Vicenza durante la manifestación convocada por la comunidad palestina del Véneto, activistas, sindicatos y centros sociales contra la presencia israelí en la Feria Vicenza Oro de la ciudad. Una de las ferias internacionales más importantes del sector del oro y la joyería que contó con la participación de un stand de diamantes israelí.

"No podemos permanecer indiferentes -afirmaron los organizadores en el llamamiento al que también se sumaron el ex alcalde de Nápoles, Luigi de Magistris, y el actor judío Moni Ovadia- aceptar la presencia de expositores israelíes en la feria significa convertirse en cómplice de un genocidio, de la matanza del pueblo palestino en Gaza, de los crímenes contra la humanidad que el gobierno y el ejército israelíes cometen cada día, a pesar de las resoluciones de la ONU y de las urgentes peticiones de alto el fuego de la gran mayoría de los Estados del mundo".

"Para nosotros, esos diamantes están manchados de sangre -afirmó el presidente de la comunidad palestina veneciana Khaled Al Zeer-. Israel es el primer país del mundo en procesar diamantes. Una de las principales voces de su economía, que garantiza enormes beneficios y financia el aparato de seguridad y el ejército". Los palestinos del Véneto subrayaron que desde hace más de tres meses "los bombardeos israelíes sobre Gaza continúan sin cesar, provocando más de 20.000 mártires, de los cuales el 60% son niños y mujeres. Y todavía no hay señales de que vayamos a detener este genocidio contra la población civil palestina".

Tienen sangre en las manos marcha contra la presencia de Israel en la feria Vincenza Oro 2

Por tal motivo, para ayer por la tarde se convocó a una convocatoria nacional que contó con una amplia participación popular. La marcha nacional salió a las 14.00 horas en la plaza de la estación. ANTIMAFIADuemila estuvo presente para demostrar "apoyo al pueblo palestino, que durante más de 75 años ha sufrido los crímenes más atroces a manos de Israel" y para "mostrar su oposición a la presencia israelí en la feria del oro". "El verdadero punto de apoyo de todas las guerras es siempre el mismo: el dios dinero", denunció la activista Chiara Linguanotto, en representación del periódico. "Para que la industria bélica genere enormes ingresos, es necesario crear ríos de sangre de civiles inocentes que paguen con sus vidas el significado de la producción incesante de armas. Y esto sucede en las vidas de palestinos, ucranianos, rusos y de todas las víctimas de las guerras con las que se deleitan los dueños del mundo, como los llamaba Giulietto Chiesa".

Tienen sangre en las manos marcha contra la presencia de Israel en la feria Vincenza Oro 3

La comunidad palestina le pidió al alcalde de la ciudad, Giacomo Possamai, que tomara una posición: "Pero no hemos recibido ninguna respuesta", dijo Al Zeer a Il Fattoquotidiano.it. Los Centros Sociales del Nordeste también respondieron al llamamiento y, además de la marcha, organizaron una segunda protesta por la mañana, poco después de las 11 en la calle Rossi, con el objetivo de bloquear el pabellón "porque en un contexto de guerra como el israelí, los beneficios de la feria se destinan directamente a financiar el genocidio en curso en Gaza y Cisjordania". "Existe, por tanto, un vínculo directo entre la feria y los intereses del gobierno israelí, lo que equivale a tener una representación de Israel en esos días en Vicenza que va mucho más allá de lo simbólico". La comitiva organizada por centros sociales y sindicatos de base, en la que participaron unas 500 personas, se desvió del recorrido establecido intentando acercarse al recinto ferial. Entonces la policía, con equipo antidisturbios, comenzó a cargar, haciendo retroceder a la marcha con cachiporras y cañones de agua. Por otro lado, los manifestantes arrojaron bombas de humo y petardos. Hubo varios heridos y 5 detenidos.

Tienen sangre en las manos marcha contra la presencia de Israel en la feria Vincenza Oro 4

"Con la manifestación de hoy demostramos que resistimos con el pueblo palestino y junto a los pueblos oprimidos de todo el sur global", dijeron los manifestantes, declarando su rechazo a la guerra.

La presencia israelí es "una presencia inaceptable porque tienen las manos manchadas de sangre", por lo que "debe ser atacada decisiva y radicalmente".

"Tener una expresión directa de estos intereses en nuestro territorio representa una oportunidad importante no sólo para seguir denunciando los crímenes de Israel y la complicidad de una gran parte de la comunidad internacional, sino también -concluyen- para construir un nivel de movilización que esté a la altura de la escalada que estamos presenciando en Medio Oriente y otros lugares del mundo".

En la jornada de ayer, según declaran los centros sociales, se pretendía abrir los espacios políticos del movimiento: "Si asumimos plenamente que incluso en nuestros territorios estamos dentro de los mecanismos de la guerra, debemos entender cómo ubicarnos 'a través' de estos mecanismos, en todos los lugares posibles. Debemos discutir, organizarnos, ir contra los lugares de producción bélica, contra quienes la sostienen económicamente y contra quienes son cómplices de la guerra".

Fotos de Devid Tronchin ©