Domingo 3 Marzo 2024

Un muy sentido homenaje, en Uruguay, a todas las víctimas civiles inocentes palestinas

Una noche. Un desvelo. Una vigilia.

Entre tanto, Palestina se desangra, o, mejor dicho, la desangran, a la vista de millones de ojos. A la vista pública, como si fuera lo más natural del mundo. Se masacran vidas, como si fuese una cacería concertada, aprobada por todo el mundo, cuando no es así. Porque el mundo está dividido.

Una noche. Un desvelo. Una vigilia. Un 29 de noviembre de 2023.

Tuvo lugar en uno de los jardines de la sede diplomática del Estado de Palestina, de Montevideo, capital del Uruguay. Un legítimo reducto de resistencia palestina, a orillas del Río de la Plata. El escenario ideal para un encuentro redoblado de resistencia. Resistencia a uno de los ultrajes más aberrantes de este siglo que corre vertiginosamente.

Mujeres, hombres, jóvenes y niños participaron del desvelo, en un día que internacionalmente ha sido signado por las Naciones Unidas, como una jornada de Solidaridad con el Pueblo Palestino. Esa solidaridad que desde el 7 de octubre se ha multiplicado, para neutralizar a los asesinos de la vida, que allá en el medio oriente desgarran una soberanía con impunidad y alevosía pavorosa.

Una noche de cielo estrellado. Un desvelo sincero. Una vigilia militante. Un respeto a la vida, incondicional, exclusivamente. Un canto a la libertad. Un encuentro triste. Muy distante de la alegría y de los aplausos. Muy distante de la hipocresía.

La Embajadora del Estado de Palestina Nadia Rasheed fue, no solo contundente, sino, además, muy clara, muy transparente.

“Gracias por estar aquí. Quiero hacer un especial agradecimiento al Nuncio, Monseñor Gianfranco Gallone, al Sheik Samir Selim y a la Doctora Evelyn Wibmer por su amabilidad para compartir con nosotros algunas palabras y bendiciones.

Este año, aún es un día más triste. Nuestro pueblo, el pueblo palestino, está sufriendo un ataque sin precedentes en la historia mundial reciente. Hoy se cumplen 53 (cincuenta y tres días) desde el inicio de la agresión israelí por tierra, mar y aire contra la Franja de Gaza. Como resultado de estos ataques, más de 15.000 (quince mil) palestinos han sido asesinados en Gaza, entre ellos, 6.150 (seis mil ciento cincuenta) niños y más de 36.000 (treinta y seis mil) palestinos resultaron heridos. A su vez, en Cisjordania, fueron asesinados 232 (doscientos treinta y dos) palestinos, y resultaron heridos más de 2.950 (dos mil novecientos cincuenta). Una vez más tenemos que aclarar que estas impactantes cifras de víctimas son menores a las reales ya que no incluyen a los miles de hombres, mujeres y niños, cuyos cuerpos permanecen bajo los escombros de edificios destruidos, o de quienes se desconoce su paradero.

Una noche un desvelo una vigilia por una Palestina desangrada 2

Pero, a pesar del horror que afecta hoy a toda Palestina, quiero que este día sea un momento de reflexión, de unión y de paz. Quiero agradecerles a todos ustedes por acompañarnos en esta vigilia, en este humilde homenaje a todas las víctimas civiles inocentes”.

Una noche. Un desvelo. Una vigilia.

No existieron las palabras huecas de la diplomacia hueca. De la diplomacia hipócrita. Existieron las palabras de una mujer comprometida con su pueblo y su causa. Una causa justa por donde se la mire.

No existieron, aquella noche, las diplomacias acostumbradas. Ni mucho los aplausos a las oratorias, que no fueron banales, ni mucho menos complacientes. Existieron sentimientos de amor a la vida, a la lucha por una causa justa. Justa por antonomasia. Justa por derecho.

“Como embajadora y palestina, cada día me conmueven más las muestras de apoyo y cariño que hemos recibido de parte de mucha gente del exterior, de los uruguayos y, especialmente, de quienes se encuentran hoy aquí. Por eso quiero que juntos formemos parte de esta sentida ceremonia para unir nuestros deseos de paz y seguridad para todos.

Nuestras oraciones y deseos de paz deben ir más allá del dolor y el sufrimiento, y lograr que el pueblo palestino pueda vivir dignamente y en libertad en su propio Estado independiente, el Estado de Palestina, con Jerusalén Oriental como su capital. Como afirmó el secretario general de la ONU en su discurso en la reunión conmemorativa el día de hoy en Nueva York hoy: “hoy y todos los días, tenemos que solidarizarnos con las aspiraciones del pueblo palestino de lograr sus derechos inalienables y construir un futuro de paz, justicia, seguridad y dignidad para todos.

En mi nombre, y en nombre del pueblo palestino, una vez más les doy las gracias a todos”.

Una noche un desvelo una vigilia por una Palestina desangrada 3

A cielo abierto, con recogimiento por los miles de muertos, la vigilia llego a su punto de cierre. Ese punto de cierre inevitable que fue acompañado por una flor para cada víctima, colocada por todos nosotros junto a las velas encendidas, que representaban a cada uno de los caídos palestinos, a cada uno de los niños asesinados.

Y en la misma línea, cada uno lanzó al cielo abierto globos, los globos que representaron a los seis mil niños y bebes palestinos muertos. Seis mil vidas y sueños perdidos.

Una noche. Un desvelo. Una vigilia.

Antimafia Dos Mil hace parte de la lucha por una palestina libre, porque es una causa justa.

Fotos: Antimafia Dos Mil / Nicolás Pereiro