Miércoles 17 Abril 2024

La historia se repite para la familia Kennedy.

Al igual que ocurrió con John Fitzgerald Kennedy (22 de noviembre de 1963) y Robert 'Bob' Kennedy (6 de junio de 1968), el actual candidato presidencial Robert Kennedy Jr. también entró en la mira: un hombre armado con una pistola, que se hacía pasar por un agente federal de orden público (un U.S. Marshal), fue arrestado cuando, por medio de engaños, intentaba acercarse al candidato presidencial durante un acto de campaña en el Teatro Wilshire Ebell de Los Ángeles.

La noticia fue confirmada por el Departamento de Policía de Los Ángeles. Nadie resultó herido en el incidente, dijeron las fuentes, y agregaron que el sujeto llevaba una mochila, que contenía al menos otra pistola, varios cuchillos y municiones extra.

Específicamente, la policía fue contactada el viernes alrededor de las 4:30 p.m., hora del Pacífico, acerca de un hombre con "una pistola cargada en una pistolera y una placa que indicaba que era un alguacil de los EE.UU.", dijo un portavoz del departamento de Policía de Los Ángeles al diario Washington Post. Los agentes de LAPD llegaron poco después y arrestaron al hombre, a quien la policía identificó como Adrian Paul Aispuro, de 44 años.

Permaneció detenido el sábado en espera de una fianza de 35.000 dólares.

Kennedy publicó un mensaje sobre el incidente en X, anteriormente conocido como Twitter, agradeciendo al servicio de seguridad privada de Gavin de Becker y Asociados, quien "localizó y retuvo a un hombre armado" que intentó acercarse a él.

Se frustro atentado contra Robert Kennedy Jr 2

El hermano del sospechoso, Raymond Aispuro, dijo en una entrevista telefónica que llevó a Adrian Aispuro a lo que supuso era un trabajo de seguridad privada. Adrián Aispuro había trabajado anteriormente como médico de urgencias y en el sector de seguridad privada, pero actualmente está desempleado, dijo su hermano.

Ya hemos señalado que a Robert Kennedy Jr. el actual presidente Joe Biden le negó la protección del Servicio Secreto. Esto es único ya que, durante la campaña del 2008, el senador Barack Obama obtuvo la protección del Servicio Secreto en mayo de 2007, mucho antes de convertirse en el candidato demócrata a la presidencia, debido a las amenazas dirigidas contra él. El equipo de Kennedy planea hacer una tercera solicitud este mes: "Todavía tengo esperanzas de que el presidente Biden me permita la protección del Servicio Secreto", añadió el candidato demócrata en "X". Este episodio parece una pieza más de un mosaico macabro formado por las mentes más criminales de Estados Unidos. El modus operandi es siempre el mismo: deslegitimar, amenazar, aislar y finalmente matar al objetivo.

No es casualidad que desde su discurso pronunciado el pasado 20 de junio en el Saint Anselm College de Goffstown, New Hampshire, todos los principales periódicos americanos hayan atacado a Kennedy en varias ocasiones con mucho más énfasis.

Pero lo preocupante es esa "cara oscura" de Estados Unidos, la que Kennedy querría "reformar porque crea caos y sufrimiento en el mundo", la de la CIA y los grandes lobbies armamentistas.

Una combinación que dio lugar a un verdadero homicidio de Estado, que pasó a la historia como el mayor "magnicidio" de los Estados Unidos de América -junto con el de Abraham Lincoln- y que marcó profundamente la historia de Estados Unidos y del mundo.

Foto de portada: reelaboración gráfica de Paolo Bassani

Foto 2: el arresto de Adrian Paul Aispuro filmado en TikTok por el TeamKeneddy2023