Miércoles 21 Febrero 2024

La historia judicial del país, gracias a investigaciones y procesos, ha demostrado suficientemente que detrás de muchos crímenes y masacres excelentes que han desestabilizado el país estaba la presencia de servicios secretos italianos y extranjeros. Sin embargo, nunca fue acusado en un juicio por complicidad externa en la masacre de 007.

De nuestra conversación con el criminólogo de Palermo, Federico Carbone, y de un artículo publicado en Il Giornale el 3 de junio pasado, surgieron posibles puntos de investigación sobre la presencia de la CIA en el lugar de la masacre de Capaci el 23 de mayo de 1992. Carbone es el criminólogo que Sigue el caso de la muerte de Marco Mandolini (junto con el abogado Dino Latini), el paracaidista de Folgore encontrado muerto el 13 de junio de 1995 cerca de Livorno. Carbone reveló que había entrevistado a un general del ejército estadounidense destinado en Camp Darby, una mujer cercana a la CIA, quien a su vez reveló -confidencialmente- que la famosa agencia de espionaje estadounidense estuvo presente en el lugar de la masacre que mató a los magistrados Giovanni Falcone y Francesca Morvillo junto con los oficiales de escolta Rocco Dicillo, Antonio Montinaro y Vito Schifani. En concreto, el oficial le dijo a Carbone que "'ellos' estuvieron involucrados en la masacre de Capaci". Por "ellos" me refiero a la CIA. Para saber más sobre la implicancia de la CIA detrás del "Attentatuni", entrevistamos al ex fiscal general de Palermo Roberto Scarpinato (ahora senador del M5S) del partido Il Fatto Quotidiano.

Fiscal, ¿qué nos puede decir sobre la presencia de la CIA detrás de las masacres que han ensangrentado al país?

Puedo decirles lo que resulta de las últimas investigaciones sobre la masacre de Brescia, que revelaron la participación de miembros de los servicios secretos del ejército americano durante la estrategia de tensión. Sabían lo que vendría. Se mantuvieron al margen y en ocasiones intervinieron. Carlo Digilio, representante italiano vinculado a la CIA, fue condenado por ser responsable de la masacre de Piazza Fontana; otros han sido identificados.

Los servicios secretos estadounidenses apoyaron al extremismo de derecha y a la mafia porque los consideraban dos anticuerpos contra el posible ascenso de fuerzas de izquierda en el ámbito gubernamental.

Más precisamente, ¿qué papel jugó la CIA en las masacres de la mafia?

En lo que respecta a los procesos contra la mafia, estamos muy por detrás. Es realmente increíble e inexplicable que más de 30 años después de la masacre de Via d'Amelio todavía no sepamos los nombres de los agentes del servicio secreto que, pocos minutos después de la explosión del coche bomba, llegaron al lugar antes que nadie, como contaban los testigos, no tenían ningún interés en los heridos y los muertos. Sólo les interesaba recuperar el portafolio de Paolo Borsellino. Esto ya nos hace entender, porque una vez que tenemos los testigos que señalan a los agentes secretos y no tenían placa y este Estado no pudo identificarlos, hay dos casos. Hay un déficit grave. ¿A quién culpar?

Scarpinato los servicios secretos americanos 2

¿No debería intervenir la comisión parlamentaria antimafia?

Eso es lo que pregunté. Le pedí que interviniera sobre este punto concreto, pero también sobre otros que aún no están claros. Por ejemplo, ¿quiénes son las mujeres implicadas en las masacres de Florencia y Milán? ¿Quiénes fueron los desconocidos que irrumpieron en la habitación de Falcone en el Ministerio y encendieron la computadora para ver sólo los archivos relacionados con los crímenes de asesinato de Mattarella y Gladio? ¿Es cierto lo que afirmó Arlacchi cuando dijo que Falcone le había revelado que el asesinato de Mattarella había sido el 'Moro bis' perpetrado tanto por los hombres de Gladio como por la extrema derecha? ¿Quién llevó a cabo el atentado con coche bomba del 2 de junio de 1993 en una ruta por donde debía pasar el presidente Ciampi?

¿Y cuál fue la respuesta?

Hemos hecho muchas peticiones, pero la presidenta de la Comisión Antimafia, Chiara Colosimo, anticipó que la Comisión no quiere ocuparse de esto. Sólo quiere abordar los perfiles que pueden implicar la responsabilidad de los magistrados que llevaron a cabo el proceso de Negociación Estado-Mafia y otros. Se trata verdaderamente de un comisariato político de esta comisión, una injusticia hacia todos los ciudadanos italianos, un abuso político de la Comisión y un grave daño al derecho a la verdad de los familiares de las víctimas de las masacres.

Foto de portada: Capaci / Shobha

Foto 2: Chiara Colosimo / Imagoeconomica