Miércoles 17 Abril 2024

También por los homicidios de Rosario Barredo y William Whitelaw

El fiscal especializado en crímenes de lesa humanidad, Ricardo Perciballe, pidió a la justicia la condena al militar retirado Ricardo Arab por los asesinatos en Buenos Aires, de los uruguayos Héctor Gutiérrez Ruiz, Zelmar Michelini, Rosario Barredo y William Whitelaw, el 20 de mayo de 1976, cuyos cadáveres fueron hallados al día siguiente en un automóvil, en la esquina de Avda. Richieri y Perito Moreno. En la misma causa también se investiga la desaparición forzada de Manuel Liberoff.

La decisión judicial se tomará definitivamente cuando culmine la feria judicial, el 1° de febrero. Mientras tanto, el acusado tendrá 30 días para responder a la acusación.

Gutiérrez Ruiz era, hasta el momento del golpe de Estado en Uruguay del 27 de junio de 1973, el presidente de la Cámara de Diputados del Parlamento uruguayo. Michelini, cercano al nacionalista y de raíces coloradas, era parlamentario e integraba el Frente Amplio. Por su parte, Barredo y Whitelaw, quienes eran pareja, habían sido militantes tupamaros. Todos se encontraban en Argentina en situación de exilio.

Arab y sus múltiples delitos de lesa humanidad

El represor José Ricardo Arab Fernández sigue acumulando causas por sus múltiples intervenciones en asesinatos, torturas y desapariciones forzadas de uruguayos, tanto en Uruguay como en Argentina. En noviembre de 2023 fue condenado por torturas y asesinato de Floreal García, Héctor Brum, Graciela Estefanel, Mirtha Hernández y María de los Ángeles Corbo, y la apropiación de identidad de Amaral, el hijo de García y Hernández. Todos ellos fueron secuestrados en Buenos Aires, el 8 de noviembre de 1974 y trasladados de forma clandestina a Uruguay. La fecha del múltiple homicidio habría sido el 20 de diciembre del mismo año.

En julio de 2021 se lo procesó con prisión como autor de dos delitos de privación de libertad, dos delitos de supresión del estado civil y dos delitos de abandono de niños, en el caso de los Mario Roger Julién, Victoria Lucía Grisonas, y sus hijos Anatole y Victoria.

También cumple una condena de 30 años, desde 2017, por el asesinato de María Claudia García de Gelman. En 2006 fue condenado a prisión preventiva por privación de libertad y asociación para delinquir de Adalberto Soba -en la misma causa fueron 28 las personas por las que se presentó la denuncia, pero solo se tomó la de Soba por representar una excepción a la Ley de Caducidad-, y en 2009 se lo condenó a 25 años de cárcel como autor del homicidio muy especialmente agravado “por su participación en el secuestro, torturas, asesinato y desaparición de ciudadanas y ciudadanos uruguayos en Argentina en 1976, en el marco de la coordinación conocida como Plan Cóndor”, indica el portal sitiosdememoria.uy.

Foto: Sala de Redacción / sdr.fic.edu.uy