Sábado 2 Marzo 2024

El candidato a la presidencia de Estados Unidos: "Es un héroe"

"Assange es un héroe. Si nuestra democracia sobrevive, las generaciones futuras verán su persecución como un episodio vergonzoso comparable a las audiencias Army-McCarthy y a la decisión Dred Scott".

Así se expresó en "X" Robert Kennedy Jr. respecto a la persecución del periodista y fundador de WikiLeaks, Julian Assange. El candidato a la presidencia de Estados Unidos reiteró así su pleno apoyo al periodista al evocar dos hechos históricos de extrema gravedad para la historia estadounidense.

Las audiencias Army-McCarthy fueron realizadas por el Senado de los Estados Unidos en 1954, durante las cuales el senador Joseph McCarthy fue investigado por sus acusaciones de comunismo dentro del gobierno y las instituciones estadounidenses. Estas audiencias tuvieron lugar durante un período conocido como la "caza de brujas de McCarthy", durante el cual McCarthy y su Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara habían acusado a muchas personas, incluidos funcionarios gubernamentales, de ser comunistas o de tener simpatías comunistas sin pruebas concretas. El segundo episodio al que Kennedy se refirió es el famoso caso Dred Scott: un hombre negro llamado Dred Scott había presentado una demanda contra su dueño (era esclavo en ese momento), Sanford, alegando que había vivido en un estado libre (Illinois) y en el territorio de Wisconsin (donde la esclavitud estaba prohibida), debía ser considerado un hombre libre. Sin embargo, la Corte Suprema emitió una decisión que sostuvo que los esclavos y sus descendientes nunca podrían convertirse en ciudadanos estadounidenses de pleno derecho y que el Congreso no tenía poder para prohibir la esclavitud en los territorios. Esta decisión esencialmente confirmó la legalidad de la esclavitud en todo el país.

Al examinar la historia estadounidense, es imposible no darse cuenta de que la injusticia y los métodos "inquisitoriales" de las autoridades de barras y estrellas han continuado hasta el día de hoy. Basta pensar en las detenciones ilegales en Guantánamo y las torturas infligidas a los detenidos.

Kennedy tendrá que tomar decisiones drásticas para sacar a Estados Unidos de una vez por todas de la lógica fascista y belicista que ha acompañado a ese país hasta la fecha.

Entre los puntos de su campaña electoral también se encuentran la reforma de la CIA, el desmantelamiento de la industria bélica, la resolución del conflicto en Ucrania y la limitación del poder de Wall Street y los lobbies políticos.

Sin duda se trata de un camino cuesta arriba, aún más duro e impermeable tras la decisión del presidente en ejercicio, Joe Biden, de no concederle la custodia solicitada. Una decisión siniestra, sobre todo después del intento de atentado ocurrido el 18 de septiembre de este año.

Imagen de portada: reelaboración gráfica de Paolo Bassani