Miércoles 17 Abril 2024

A 50 años del golpe de Estado en Uruguay

Uruguay es un país lleno de contradicciones. Tenemos una Constitución que protege el agua, pero compramos agua para beber porque el Estado se ocupó de estropear el agua potable que estaba a su cargo. Tenemos miles de hectáreas de tierras fértiles para alimentar a toda la población, pero a la misma vez miles de personas pasan hambre, los salarios siguen siendo escasos y la inflación, no para de crecer.

Tenemos un Estado democrático con tres poderes, “independientes” entre sí, para asegurar conducción, organización y justicia social. Sin embargo, 50 años después de que el Estado se declarara abiertamente injusto y autoritario, seguimos padeciendo esas nefastas decisiones que, hasta hoy, se mantienen a través de agentes que trabajan constantemente, haciendo una nefasta inteligencia al servicio del autoritarismo, de la inequidad económica y de la más grosera desigualdad social.

El 27 de junio de este 2023 se cumplieron 50 años del golpe de Estado en Uruguay. Aquella madrugada en que el presidente electo entró con los militares al Parlamento para cumplir con el plan establecido y dictado desde otras esferas de poder, que marcaban un gran golpe regional: el Plan Cóndor. Con esta conciencia, y con la conciencia de que las contradicciones permanecen, es que se realizó una marcha, a las 19 horas, para recordar y levantar la voz contra el terrorismo de Estado, contra la injusticia de Estado, contra la opresión de Estado, contra la impunidad de Estado.

En recuerdo de la histórica huelga general, que fue el pueblo reaccionando al desconocimiento de sus derechos, la Coordinadora 27 de junio partió junto a cientos de personas, desde Luis Alberto de Herrera, frente al hospital SMI (lugar histórico para el comienzo de la huelga), y avanzó por la misma avenida hasta Monte Caseros, donde frente al Estado Mayor de la Defensa del Ministerio de Defensa (ex Servicio de Inteligencia Militar), se concentró para leer la proclama.

Contra toda impunidad el pueblo se movilizo 2

Angie, Nieves y Davide, este último del movimiento Our Voice, dieron voz a tantos sentimientos, tantos pensamientos, tantas reflexiones de años, que hallaron su lugar de expresión en la noche del 27, 50 años después, frente a Inteligencia militar.

“Una vez más un 27 de junio nos encuentra en la calle conjurando memorias. Porque sabemos que saben dónde están nuestras compañeras, nuestros compañeros desaparecidos, asesinados en la tortura.

Saben y callan.

Saben y tienen todo registrado.

Sabemos muy bien que todos sus actos genocidas están registrados bajo el argumento del control y el combate a la subversión y al terrorismo.

Contra toda impunidad el pueblo se movilizo 3

Nada más claro que el terrorismo de Estado no acabó con las elecciones.

Y nada más claro que el terrorismo de Estado se prolongó en la democracia tutelada, disfrazado y siempre actuando bajo estas democráticas dictaduras de clase.

¿O acaso el robo de la tierra y el agua no se profundizó con el terrorismo de Estado, con el plan IRSA, con la represa de Salto grande y el Rincón del bonete?

Controlan y concretan un genocidio prolongado en el tiempo.

Lo sucedido en estos días es la prueba más contundente de que nuestras amadas compañeras y compañeros siguen gritando con sus huesos. Solo la lucha con memoria nos encuentra para abrazarles.

Los aparatos represivos y los cuerpos de inteligencias coordinados, siguen sosteniendo el saqueo de los poderosos ricachones.

Contra toda impunidad el pueblo se movilizo 4

Desde este sitio salieron a secuestrar al maestro Julio Castro.

Desde este sitio se coordinó todo el control, la infiltración a las organizaciones sociales y políticas.

Acá estamos para decir que este sitio no va a ser olvidado.

Este Estado Mayor de la defensa, es un antro de la inteligencia genocida del estado y no será nunca más invisibilizado.

Nos siguen hablando de democracia.

¿De qué democracia nos hablan?

En su lugar sembramos la memoria viva, activa, que desafía la inercia, el silencio y la hipocresía.

Como dijo Carlos Quijano: “El Golpe de Estado no fue un rayo en un cielo sereno".

El cielo de los 60 y los 70 estaba minado de explosiones, de relámpagos y tormentas.

1968, 69, 70 y 71: Escuadrones de la muerte, militarización, prisiones y exilios.

Abril de 1972: Enfrentamiento desigual entre el movimiento popular y las FFAA. Detenciones, torturas, miles de personas presas. Allanamientos, asesinatos en las calles, Estado de sitio. Masacres de obreras y obreros.

Agosto de 1972: De ahí en más habrá dos poderes judiciales: el civil y el militar. Todo luchador social será juzgado por tribunales militares.

9 de febrero 1973: La música de las Fuerzas Conjuntas, en todas las radios, anuncia nuevos nubarrones: Los comunicados 4 y 7 van a desenmascarar la demagogia del fascismo en su paso golpista, poblando el verano de polémicas y luchas.

Contra toda impunidad el pueblo se movilizo 5

Overoles he visto overoles

Miércoles 27 de junio: Invierno. Mucho frío. A las 6 de la madrugada estalla la noticia: Los milicos entraron al palacio, disolvieron las cámaras. Asambleas por turno ¡a la Huelga! Sin dudas, sin esperas. La resolución está tomada: ¡Ante golpe de Estado, Huelga general!

Overoles, he visto overoles

en las esquinas mudas

de mi pueblo que guardaba

la voz por los rincones

burlando los oídos

de sus perseguidores.

Se ocupan fábricas, centros de estudios. Las vecinas preparan mantas, abrigos… se prenden hogueras para cocinar el guiso que calentará la panza.

Overoles, he visto overoles

tan solo unos minutos

bajar de los camiones

alzar todos los puños

y estrellar el silencio

de un grito y mil razones.

Contra toda impunidad el pueblo se movilizo 6

La cámara de comercio, la Asociación de Bancos, la Cámara de Industria, la Federación y Asociación Rural respaldan el golpe ya que, obviamente, lo organizaron.

Les he visto

robar un tiempo impuesto

volverlo suyo y nuestro

por los alrededores.

Azules ágiles palomas

grises les he visto

saltar y arracimarse

y saber todas las puertas comprometidas y abiertas

como sus corazones

Allá en el oeste, los tanques de los milicos quieren sustituir a los trabajadores. Las manos conscientes trepan y apagan, la llama eterna de la planta de ANCAP. Se llena el Cilindro de sindicalistas. La solidaridad, venciendo el miedo en las entrañas, hace fila para llegar a los presos y las presas. Peajes, miguelitos en las barricadas, hondas, cócteles molotov, para frenar patrulleros chanchitas, carromatos y tanques. Volantes escritos a mano, reproducidos en mimeógrafos, volarán en las calles militarizadas. Aunque la prensa solo reproduzca la voz militar.

El enemigo llegará

y las calles les gritarán

que se han reunido. *

Nuestras amadas compañeras y compañeros siguen gritando con sus huesos. Solo la lucha con memoria nos encuentra para abrazarles. A 50 años de la Huelga general la lucha continúa.

Por la libertad

Por la tierra

Por el agua

Por la justicia social

Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones... y ese mundo nuevo está creciendo en este instante”.

Coordinación 27 de junio 2023

...

*Poema de M. A., expresa política

Fotos: Romina Torres y Antimafia Dos Mil