Pin It

ENTREVISTA AL FISCAL ANTICORRUPCIÓN DE PARAGUAY

ARNALDO GIUZZIO, FISCAL

fiscalgiuzzioIncidencia de poderes fácticos, afecta Sobremanera a decisiones judiciales

Es uno de los fiscales más recusados y denunciados ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) en Paraguay. Su principal pecado sigue siendo el haber investigado a poderosos -políticos, jueces, fiscales, militares, narcotraficantes-; que años atrás se consideraba como utopía. Es destacado por la prensa por su implacable y constante labor contra la corrupción contra funcionarios que roban al Estado. Impulsó desinteresadamente para que no haya impunidad y como recompensa, surge como el candidato natural a ocupar el cargo de fiscal general del Estado; cuya elección está prevista para el próximo año. 

P- Cuál es su criterio con relación a la opinión de la ciudadanía que exterioriza las deficiencias en el Código Procesal Penal y en especial en el Código Penal, por no ajustarse a la realidad cultural y el alto índice de criminalidad en Paraguay?.

R- Creo que el Código Procesal Penal, con las reformas que se hicieron y las que están proyectadas, estarían corrigiendo algunos errores de interpretación a las que incurrieron originalmente muchos jueces. Mientras no tengamos jueces con agallas, jueces valientes, justos y honestos, pues los hay muchos muy valientes pero deshonestos, ni las mejores leyes podrán cambiar esa posición, esa postura, esa sensación que tiene la ciudadanía respecto hacia nuestras leyes y los jueces. Creo que es toda una amalgama de ciertas características personales que tienen que reunir un juez.

P- Ha habido casos importantes que ha investigado: de enriquecimiento ilícito del coronel Heriberto Galeano, del actual diputado Victor Bogado, el ex gobernador Juan Carlos Bottino, por narcotráfico a Jonathan Wink Soligo, el del juez Roberto Martínez; sin embargo, la mayoría de estas causas quedaron sin recibir condena. Cuáles serían los motivos de esta aparente impunidad?

SI NO CONTAMOS CON JUECES VALIENTES, JUSTOS Y HONESTOS, NI LAS MEJORES LEYES VAN A CAMBIAR LA SENSACIÓN QUE TIENE LA CIUDADANÍA CON RESPECTO A SU INADECUACIÓN PARA MODIFICAR LA CRIMINALIDAD EN EL PARAGUAY

R- Creo que hay un poder detrás del poder, el poder natural del Estado, ese poder fáctico es el que realmente maneja las instituciones en nuestro país. El poder económico, el poder político partidario, son los que tienen incidencia en las decisiones judiciales. Las fuentes de ingreso o de financiamiento de las campañas políticas son o provienen del narcotráfico y la corrupción. Estos financian campañas personales dentro del sistema electoral paraguayo, que permiten el ingreso como legisladores. Estos, a su vez, pueden formar parte del Jurado de Enjuiciamiento o el Consejo de la Magistratura, órganos muy importantes para la selección y el enjuiciamiento de magistrados. Al tener intervención en esos dos órganos, lo que hacen es crear efectivamente una suerte de presión aun en los magistrados y fiscales honestos, para torcer la decisión de los jueces y fiscales. Últimamente, resulta notoria la aviesa intención de determinados sectores políticos de tomar el dominio del Ministerio Público. Al cercenarles la posibilidad a los agentes fiscales que tengan característica similar a la de los jueces, que es la inamovilidad en sus cargos. Finalmente es el Ministerio Público que -así como los jueces- tienen la misma forma de selección, o sea, de ingresar al Ministerio Público y someterse a un proceso de destitución. Entonces, la inamovilidad es aplicable. Mientras nos cercenen esa posibilidad jamás vamos a tener fiscales que se animen a abrir causas, salvo que se lo pidan o lo autoricen o cerrar causas, que de alguna forma envuelva a ese determinado sector político. Yo creo que la incidencia de los poderes fácticos hoy afectan sobremanera a las decisiones judiciales.

P- Y fundamentalmente a qué sectores específicos de los poderes fácticos se refiere. Podrá brindar detalles o nombres que sobresalgan en Paraguay.

R- En Paraguay tenemos indudablemente como ejemplo la masonería. Es lamentablemente un órgano, una institución que tiene muchísima influencia. Creo que hay abogados, fiscales, jueces, magistrados de alta jerarquía que forman parte de esta logia que en su esencia no tendría que tener ninguna injerencia en las decisiones judiciales; pero de la experiencia se puede asegurar de que si. Una gran cantidad de nuestros procesados pertenecen a esa asociación.

P- La Masonería tiene mucho poder en Paraguay?

R- La Masonería, se presenta como un poder oculto, que está detrás de cada grupo, detrás de cada autoridad que representa algo. Pero tal como se presenta hoy, realmente está causando mucho daño a nuestro sistema de justicia.
P- Otro grupo que pueda tener poder así como la masonería, del Opus Dei tiene conocimiento.

R- No, realmente de la experiencia que tengo no tienen mucha injerencia. Si los grupos políticos, las asociaciones políticas que van creando una suerte de casta que va tomando, ejerciendo cierto control en la política nacional y lamentablemente inclusive ya en el ambiente jurídico, ya se envía la advertencia si en algún momento cae algunos de sus integrantes, entonces el que provocó eso va a ser destituido tanto del Poder Judicial como del Ministerio Público.

P- Y como fiscal dado esta injerencia del poder político y de aquellos que ostentan el poder económico, ha sufrido usted injerencia en la toma de decisiones en estos grandes casos.

LA MASONERÍA SE PRESENTA COMO UN PODER OCULTO, QUE ESTÁ DETRÁS DE CADA AUTORIDAD

R-En realidad personalmente no, nunca se me ha acercado alguien ha decirme, sabe que nuestro sector político no esta muy de acuerdo con que esto ocurra. Pero en realidad no necesitan hacer “negocios” con nosotros ya que tienen a disposición toda la justicia. En realidad, la decisión final la toman los jueces y si tienen la posibilidad de absolverlo. Para someter a su dominio, no es necesario tomar cierto contacto con la fiscalía, independientemente que la fiscalía aporte todas las pruebas que haya podido acumular en su investigación, siempre se modifican criterios y conciencias para tratar de favorecer, que es lo que ocurrió en el caso del Coronel Heriberto Galeano, hombre fuerte del anterior gobierno, pero que aparentemente hasta ahora sigue teniendo un poder muy superior al común de la gente.

P-Ha habido casos renombrados sobre todo de narcotráfico donde la Corte Suprema de Justicia les ha dado la libertad ambulatoria a estos delincuentes. Cual es su criterio al respecto, sobre todo de narcotraficantes.

R- Bueno, siempre existió en el tema narcotráfico, una especie de INTEGRACION ENTRE PODERES. Recuerdo que en mi época de integrante de la Unidad Antidrogas había reuniones entre jueces, reuniones entre ministros de Corte, fiscalía para ir creando políticas de actuación en el tema de narcotráfico, pero de ese tiempo a esta parte aparentemente aquella integración terminó. No se dan más esas reuniones formales para ir creando criterios, posiciones dentro del ámbito jurídico relacionado a la lucha contra el tráfico de drogas. Y eso permite que entonces vayan ingresando sectores exógenos a esta organización y vayan provocando fisuras en el Poder Judicial y en el Ministerio Público. Consecuencia de ello fue precisamente la absolución hace unos meses principalmente de un narcotraficante, del hijo de un narcotraficante buscado en el Brasil que fue hallado en flagrancia con 160 kilogramos de cocaína en su establecimiento ganadero. En realidad, lo que allí se constató era que por más que se hayan aportado pruebas, por más que se los haya encontrado en flagrancia en el lugar del hecho con la droga, iban a buscar algún artilugio procesal como para que puedan ser absueltos. El ambiente vivido en Pedro Juan Caballero fue bastante tenso, para nosotros era todo una parodia. Pensaba íntimamente -como lamentablemente uno tiene que someterse al sistema y decir bueno tenemos jueces en frente, que íbamos a imponer justicia; sin embargo, ya en el ambiente pedrojuanino ya se comentaba y llegaba eso a nuestros oídos de que ya era inminente la absolución de estos ciudadanos. Inclusive, la mayoría de los abogados, algunos jueces comentaban eso, o sea ya estaba pactada la absolución. Aún así, igual nos sometimos pensando que no iba ocurrir así, pero ya en el primer incidente, así pero burdo, donde supuestamente no había firmado un fiscal la declaración indagatoria de los imputados y que por esa razón entendió el tribunal de que hubo violación del ejercicio de la defensa. Pero si uno analiza jamás puede hablarse de violación de la defensa en juicio porque a partir de ese acto los abogados de la defensa. Allí, empezaron a utilizar todos los resortes procesales que permite el Código para poder revertir nuestra acusación, es decir recurrieron a los Tribunales de Apelación, ante la Corte nos recusaron, nos llevaron al Jurado de Enjuiciamiento. Eso significa que ellos estaban en conocimiento de todo el procedimiento, no se puede decir que el proceso se estaba llevando a espaldas, ellos proponían diligencias. Pero nada de ello primó para conseguir una absolución. Aunque tengamos la ley en nuestras manos, en esos casos jamás se van a aplicar. Por eso yo creo que depende mucho de los jueces, de la persona que en ese momento está ejerciendo la función de juez para poder conseguir y así evitar esta constante impunidad que tenemos en Paraguay.

P- Que piensa de los sucesos que probablemente se dieron pocos días antes de su absolución. La prensa lo dijo: el atentado a la Corte Suprema de Justicia, incluso la explosión de la bomba en el jardín, como amedrentamiento de los narcotraficantes para la toma de decisión que después pudo darse con la absolución al hijo de este narcotraficante. Pudo haber tenido alguna relación.

DEPENDE MUCHO DE LOS JUECES PARA EVITAR ESTA CONSTANTE IMPUNIDAD QUE TENEMOS EN PARAGUAY

R- Creo que no, que no necesita, creo que podría darse este tipo de mecanismo de presión, pero con gente a quien evidentemente no lo pudo comprar o no lo pudo atraer a sus intereses. Es decir yo no voy atentar contra alguien que sé que en cualquier momento me puede favorecer, entonces no veo mucha relación entre este atentado y las decisiones que se pudieran tomar o que se tomaron en este caso particular.


P-Es muy llamativo que ocho días después lo hayan absuelto al hijo del narcotraficante, es por eso el análisis que se intenta hacer.

R- Honestamente digo y lo diría si es que evidentemente encuentro alguna relación, que no creo, no tiene sentido atentar en Asunción, mientras el juicio se estaba por desarrollar en Pedro Juan Caballero. Dentro de nuestras propuestas que habíamos hecho, ya previendo de alguna forma de que eso se podría haber dado en Pedro Juan Caballero, es que habíamos solicitado que el juicio oral se traslade a Asunción. Y tampoco nos permitieron. Anterior a ese juicio, inclusive habíamos recusado a todos los miembros del Tribunal de Sentencia, porque ya sabíamos que iba darse ese resultado. Lamentablemente uno de los jueces recusados fue el que volvió a sortear a los jueces. Entonces fue muy difícil, el sistema está corroído por la corrupción, desde sus cimientos hasta el pináculo de su estructura.

P-Usted describe una alta incidencia de los poderes fácticos o del crimen organizado en el sistema judicial. Según su visión sigue siendo influencia nomás o hay ya una especie de control absoluto de las instituciones actualmente.

R- No creo que se llegue al control absoluto aún. Pero si es que no se establecen cotos, límites a este avance creo que vamos a caer en eso. Yo puedo asegurar que hay jueces pero tremendamente honestos, hay jueces así valientes, hasta están en condiciones de dar su vida por su criterio y no van a dudar un momento, no les va a temblar la pluma para firmar una sentencia. Pero lamentablemente esos jueces no están en los lugares de decisión, tal vez ex profeso, no se los lleva allí, pero si esto continúa así, corremos el serio riesgo de que colapse y puede ser muy peligroso para la República.
P- La intención del gobierno actual y su política o el sentir el cambio de las personas que hoy dirigen la Corte. Usted cree que es positiva, se podría lograr.

R- Yo creo que el gobierno actual no tuvo ninguna injerencia lamentablemente, por una cuestión de índole constitucional no puede tener injerencia en la decisión de otro Poder del Estado. Soy un convencido que los integrantes de la Corte Suprema de Justicia tienen que ser inamovibles hasta la edad limite que establece la Constitución Nacional.
Por que? Por que los Jueces de la Corte no pueden estar sometidos a los avatares de la política criolla, pero estoy hablando de ministros de Corte Suprema que tienen visión de estadista. Los ministros de Corte tienen que tener inevitablemente esa visión diferente al común, tienen que tener esa posibilidad de proyectarse en el futuro con sus decisiones. Siempre me acuerdo cuando hablo de este tema de las decisiones que tomaba la Suprema Corte de Justicia Americana cuando en los años 50 y 60 estaba en el tapete la segregación racial, la Corte Suprema de Justicia con decisiones que pusieron final a esas posiciones circunstanciales de los gobernantes. Estableció que los negros como los blancos somos iguales, y que así como los blancos pueden estudiar, pueden ingresar a las universidades, también lo pueden hacer los negros, los de la raza negra. No quiero que suene despectivo pero en aquel momento esa era la idea, el pensamiento norteamericano. Pero sin embargo la Corte a través de su decisión empezó toda una nueva era en la igualdad de las personas. Ese tipo de decisiones es lo que necesitamos en Paraguay, para que consigamos ese tipo de decisiones tienen que estar los mejores, los mejores intelectuales en la Corte Suprema de Justicia. Para llegar a ello nuevamente tenemos que recurrir a la modificación del Parlamento. La Reforma de elección parlamentaria. Mientras no tengamos parlamentarios honestos, capaces, con buenas intenciones, no meramente político-partidario, no vamos a tener a los ministros de justicia que queremos. Si no tenemos ministros de justicia que queremos, entonces no podemos pretender tener jueces y fiscales honestos y valientes. Mientras no tengamos jueces y fiscales con esas características no vamos pretender jamás obtener una verdadera justicia en nuestro país.

SI NO SE ESTABLECEN LÍMITES A ESTE AVANCE DE LOS PODERES FÁCTICOS, CORREMOS SERIO RIESGO DE QUE COLAPSE EL SISTEMA JUDICIAL Y PUEDE SER MUY PELIGROSO PARA LA REPÚBLICA

P- Que opinión le merece el hecho de que ahora se haya impuesto la Inamovilidad de esta Corte justo cuando hay un cambio de criterio en el gobierno que aparentemente tiene una tendencia realmente socialista.

R- Yo creo que los ministros de la Corte tomaron esa decisión de declararse ellos mismos inamovibles pero si recordaras los anteriores ministros de Corte al declararse como tales en aquella época, precisamente por esa circunstancia fueron sometidos a juicio político. Sin embargo, los que hoy están en esos cargos fueron precisamente producto del juicio político o la destitución de los anteriores ministros de Corte. Para asumir esta alta función judicial, muchos de ellos se comprometieron públicamente y hablaron con los senadores que ellos iban a estar 5 años en sus cargos; sin embargo, hoy nos damos cuenta que no cumplieron, no son coherentes con lo que dijeron hace 5 años. Todo se desnaturaliza, se desvirtúa la coherencia, la capacidad se desplaza a los intereses personales o político-partidarios. Entonces volvemos a lo mismo, mientras no cambiemos, no reformemos el sistema de selección de parlamentarios, nada de lo que ahora estamos hablando va ser posible, o sea, estoy diciendo absolutamente nada. Tenemos que partir de esa base. Creo que es el momento que la ciudadanía tiene que expresarse. El ciudadano común tiene que resistirse ya a ciertas cosas, ya no puede estar permitiendo que siga ocurriendo. La inseguridad pública, la inseguridad jurídica no va a permitir jamás que Paraguay pueda despegar; al contrario, es como un lastre, nos arrastra, cada vez nos tira más para abajo, mientras la ciudadanía no llegue a RESISTIRSE, a presionar en el buen sentido, no agarrar armas, sino presionar, manifestarse para modificar muchas cosas.

Es el momento que la ciudadanía tiene que expresarse, resistirse, para modificar la inseguridad pública, la inseguridad jurídica que cada vez nos arrastra más abajo.

El funcionario público, los legisladores, ministros de Corte y el Presidente tienen que darse cuenta de esa realidad. Por que acá lamentablemente en Paraguay todo se politiza. No porque se lo aprehende, se lo procesa a alguien, es una reacción política, los opositores están diciendo lo mismo. Antes cuando el Partido Colorado era gobierno, la mayoría de nuestros procesados eran colorados y decían que porque teníamos cierta inclinación liberal y que por eso procesábamos a colorados. Pero hoy nos damos cuenta que no son colorados nuestros procesados, son muchos que pertenecen al Partido Gobernante, no esta en eso.

P- Cual es su visión con relación al papel que han cumplido los medios masivos de comunicación y también la sociedad civil en Paraguay para la lucha contra o favorecer la impunidad en los casos que ha afectado sobre todo a poderosos o a gente con mucha influencia dentro del Sistema Judicial-llámese políticos, banqueros, empresarios, jueces, fiscales, aduaneros.

R- Creo que los medios de prensa representan a la voz del denunciante. Como no existe confianza en las instituciones, la mejor forma de denunciar es hacerlo a través de los medios. Para el denunciante, la prensa en este momento es como un salvavidas, porque ya no sabe a quién recurrir, va al Ministerio Público, va al Poder Judicial, va a los legisladores, a las instituciones publicas, no consigue un resultado. Por ello el papel de la prensa en estos momentos es tremendamente esencial. Pero los medios también mantienen sus propios intereses. Eso no se puede dejar de resaltar o esconder. Los propietarios de los medios tienen sus propios intereses. Yo he tenido casos en los cuales he trabajado con algunos medios y estos medios realmente tenían ciertos intereses con el Estado y nada más que por eso no publicaban los indicios que ellos mismos consiguieron. Entonces esos intereses hacían que se retrasen o prácticamente no tengan el efecto, que uno necesita, en realidad nos dimos cuenta que el único momento donde, al corrupto, al poderoso se le hace daño, justamente es cuando mediáticamente se les afecta, es decir cuando sale el rostro, cuando sale esposado o cuando ve el ciudadano común en televisión de cómo está negociando un proceso por ejemplo. O cuando está pidiendo dinero por algo que estaba obligado a hacer. El estándar probatorio que nosotros mismos creamos en el Poder Judicial es muy elevado, es decir mientras no tengamos elementos directos como ser la conversación frente a frente, o si es que no se le exhibe por ejemplo al funcionario publico con el rostro así pidiendo dinero o recibiendo dinero es como que no se cree, hay incredulidad respecto a si realmente es el autor o no de ese hecho punible.

Nos dimos cuenta que el único momento que al corrupto, al poderoso se le hace daño, es cuando mediáticamente se les afecta, cuando sale esposado, cuando ve el ciudadano común en televisión de cómo esta negociando un proceso por ejemplo o cuando está pidiendo dinero por algo que estaba obligado a hacer.

Entonces tenemos un sector de los medios que dice no, nosotros tenemos grabaciones que dice que fulano recibió dinero, hay otro medio que dice porque dijo esto, esto no significa, realmente lo que se escuchó, no quiso decir él esto, en fin se empieza a cuestionar la tarea del otro medio.

P-Creando dudas en la opinión pública

R-Claro, eso es lo único que genera efectivamente dudas. Ahora estamos hablando en los casos así de flagrancia. Cuando el funcionario público corrupto va mutando su capacidad de corrupción; es decir, habrás notado hace un tiempo era muy habitual ver a personas cayendo en flagrancia, hoy ya no lo hacen. Por qué. Porque están utilizando a terceras personas para conseguir exactamente lo mismo, entonces no se puede llegar directamente al autor, entonces se tiene que recurrir a elementos indirectos como los registros de llamadas, las conexiones, grabaciones, en audio, seguimientos, en fin un sinnúmeros de elementos indirectos que si nos pueden llegar a la misma conclusión, pero para la opinión publica que se va formando a través de lo que percibe de los medios si cuando existía flagrancia existía dudas, puede imaginar lo que puede ocurrir cuando no hay flagrancia y hay ciertos medios que están “protegiendo” a ese procesado.

P- Las leyes si bien son generalmente justas pero son muy subjetivas, esa subjetividad enmarcaría que quienes la generaron, la generaron con suspicacia, justamente para que se manifieste la impunidad porque hay casos de robacoches por ejemplo que doce, trece, quince veces entran en la cárcel, o sea tienen un sinfín de situaciones que determina cómo cambió con la prisión domiciliaria y todo eso que amerita a dudar que las leyes subjetivas fueron justamente impuestas para beneficiar al corrupto, al ladrón. Qué piensa usted de eso.

R- Acá tenemos que partir que las leyes no pueden prever todas las situaciones que se dan en la realidad. Para eso están los jueces, que son los que deben interpretar. Lo que si se reclama mucho es que existan políticas de actuación. Políticas Judiciales que vayan sentando criterios de actuación para los miembros del Poder Judicial. Así como en algún momento se tuvo criterios para los temas de drogas, que aparentemente se dejó de lado. Así tiene que interpretarse los demás hechos punibles. En la zona de Caaguazú y San Pedro, los hechos punibles más comunes eran el abigeato, el cultivo de marihuana, el tráfico de rollos y la destrucción del medio ambiente. Entonces, la Corte tiene que llamar a los jueces de esas regiones, y decirle buenos señores tenemos que actuar así, en estos casos en particular. Porque existe mucha inseguridad, al existir inseguridad jurídica, porque en un caso se le da arresto domiciliario, en el otro caso se le da la libertad ambulatoria, sin embargo está procesado, en otro caso se le da la prisión. Entonces como que no hay coherencia en las decisiones judiciales. Eso es lo que tenemos que armonizar y decir bueno en estos casos de abigeatos, o de droga, cultivo de marihuana vamos a actuar de esta forma. Y ya no se sale de eso. Entonces el mismo sospechoso o el detenido por tráfico de estupefacientes, cultivo de marihuana o abigeato sabe que si llegara a caer detenido, procesado, indefectiblemente va a permanecer en la cárcel. Y eso tiene que trasladarse a otras regiones del país. Cuáles son los hechos punibles mas comunes en el Alto Paraná por ejemplo: el contrabando, la evasión de impuestos, vamos a crear entonces POLÍTICAS JUDICIALES: de criterios judiciales para esos determinados hechos punibles. Si cae así este ciudadano entonces no se le puede permitir la aplicación de medidas sustitutivas a la prisión. Creo que en esencia los que nos falta son Políticas de Actuación. Pongo ejemplo el tema de drogas porque si tuvimos en algún momento, se habrá notado, que el que cae preso por drogas, no sale; esto ya está en el ambiente jurídico, el que cae por droga, en flagrancia, no sale. No se beneficia con las medidas sustitutivas. Lo mismo debe aplicarse en el caso de abigeato. El abigeato en regiones como Caaguazú, San Pedro y Misiones afectan pero directamente a la sociedad. Tiene mucha relevancia.

P-Ya que menciona el caso de abigeato, la ley castiga con mayor fuerza el hecho en sí a aquel que está violando una criatura por ejemplo, que realmente el daño es mucho mayor desde nuestro punto de vista a la sociedad; llámese niño o niña. Por que esa diferencia en el castigo, no sería esa lo que mencionábamos anteriormente de que hay leyes que favorecen a los poderosos.

R-En realidad, creo que no son las leyes, más bien las personas que aplican la norma, la ley, son los que mantienen ese criterio subjetivo. Para entender que no existe correspondencia entre los hechos punibles, en el mismo ejemplo, diré que en algunos casos se castigan igual. Es lo mismo robar un animal que violar a un niño o a una niña. A lo anterior hay que ir creando Políticas de Actuación con jueces sensatos. Porque la ley pues es sentido común y la base de la economía es precisamente el ganado. Y robarle a una familia, hurtarle a una familia un animal significa que se desprenda de un capital muy valioso para esas personas. Es lo que sería en nuestra economía urbana, que le roben el vehículo. Hoy para esas familias que pueden tener dentro de su patrimonio joyas, pueden tener inmuebles, si en algún momento dado tienen que ir a desprenderse de ello, jamás se van a poder desprenderse por el valor real. Sin embargo con el animal efectivamente van a poder conseguir una suma real por eso. Por eso es importante, por eso se van creando, para eso es importante que se vaya creando una política de Actuación Judicial. Los jueces no pueden actuar, al mismo nivel, un juez de Asunción no puede actuar exactamente igual que un juez de Caaguazú, de San Pedro o de Misiones. Pues los hechos y las características son diferentes y de eso depende mucho la sensatez y la cordura de los jueces. La vida de una persona vale más que la vida animal. Si me pone en la disyuntiva de elegir, como juez voy a elegir naturalmente la vida, pero el juez tiene que saber analizar esas características y todo lo que rodea a ese hecho.

P-Usted habló de la necesidad de una Política Judicial de parte de los ministros de la Corte. En los casos que a usted le cupo investigar cuál ha sido el papel que ha tenido la sociedad civil en cuanto al apoyo que ha recibido en la lucha contra la corrupción.

R-En realidad el mayor apoyo que recibí fue no así a nivel funcional sino a nivel personal. En realidad si sigo estando en el Ministerio Público es precisamente para no defraudar ese apoyo, esa colaboración que sentía detrás, ese interés ciudadano de parte de los que nuestra unidad significaba para el ciudadano. Fue precisamente en el año 2006, cuando estábamos muy cercanos al tratamiento de nuestra confirmación o no en la Fiscalía.

El ciudadano común no solamente debe ir a defender personas, sino debe presionar para modificar estructuras; como el parlamento, porque allí está centrado el poder del estado. 

Creo que sin ese apoyo ciudadano, sin ese apoyo de los medios, probablemente hoy estaríamos hablando totalmente de otra cosa, o probablemente ni siquiera hubiéramos estado hablando. Por eso el papel en ese caso ciudadano, ese respaldo ciudadano tuvo mucha injerencia en mi decisión de seguir permaneciendo en el Ministerio Público. Pero más bien a nivel personal, todavía no estamos encontrando el canal, como para llevarle al ciudadano, a no solamente a ir a defender a personas sino que creo que debe incursionarse en la siguiente etapa. O sea, el ciudadano común ir haciendo el mismo tipo de presión pero ya para modificar estructuras. Si me pregunta qué estructura querría modificar, le diría el Parlamento. Para mí ahí está centrado el poder del Estado. Mientras no modifiquemos eso, no vamos a poder avanzar en ninguna de las otras instituciones.

P-Se puede decir que donde mayor incidencia tiene el crimen organizado sería en el parlamento.

R-Creo que si una organización criminal centra su atención o su poderío en la obtención, de legisladores, creo que va a tener el poder del Estado. No quiero ser tan tajante o extremista al decir que los parlamentarios forman una organización, porque hay excelentes parlamentarios. Conozco a muchos de ellos, tienen así una postura, una visión, pero de primer nivel y de primer mundo, sin embargo si no se puede dejar de mencionar que si las organizaciones relacionadas al crimen urbano, crimen nacional organizado tienen mucho acercamiento a los parlamentarios, Porque saben precisamente esto que estamos discutiendo ahora, teniendo en su poder a los legisladores, a congresistas van a poder tener el poder del Estado.

P-En los últimos meses ha existido pareciera toda una campaña periodística contra usted para cambiar su imagen de fiscal integro, eficiente y cumplidor fiel de su deber al servicio de la sociedad que usted construyó con su trabajo. Cuál sería las motivaciones de estas críticas.

R-Creo que cada medio, aparte de sus políticas, aparte de tener políticas propias a nivel nacional tiene sus intereses personales o la de sus propietarios. En este caso particular creo que específicamente un medio, aparecía esa crítica que no tenía aparentemente sentido. ¿Por que surgió ahora? , en este momento, porque nadie está enfrascado en ninguna campaña política.

Si las organizaciones relacionadas al crimen nacional organizado tienen mucho acercamiento a los parlamentarios porque saben que teniendo en su poder a los legisladores, van a tener el poder del estado.

No existe una intención de ocupar algún cargo público. No existe un origen razonable del porqué justo en este momento. Entonces la única explicación que podemos pensar es que efectivamente hay un interés en particular de proteger a alguien. Lo que si objetivamente podemos traer a colación es que hace unos días antes de esas publicaciones se hicieron ciertos allanamientos que involucraron a personas que estaban relacionados al Poder. De hecho nosotros tenemos lamentablemente funcionarios públicos, la corrupción dentro del funcionario de alguna forma es el reflejo de la corrupción del ciudadano. Y de eso no se pueden escapar tampoco los periodistas, los medios. Hemos tenido procesos contra periodistas que justamente por dinero publicaban o no publicaban determinadas actuaciones. Y creo que en este caso en particular hay algunos periodistas que están sumidos en determinado interés relacionado a las personas que estamos investigando. Creo que estos ataques circunstanciales que se dan no son del medio en sí sino de determinados y algunos periodistas.

P- Estos ataques son netamente particulares, por casos particulares.

R- Creo que sí. Solo que se magnificó, para que vean nomás el poder del medio donde se publicó, esto se puede magnificar, de repente notamos una parte de la prensa está a favor de nuestras intervenciones y la otra parte esta en contra. Pero creo que tenemos que convivir con esa particularidad porque de hecho en nuestra función se da esta situación, no soy político, en realidad me interesa poco o nada si es que soy simpático o antipático ante la opinión pública. Porque sé que las actuaciones nuestras pueden caer muy mal a ciertos sectores de la ciudadanía, y de los medios de prensa. Pero si puedo caer simpático, excelente.

P- Entonces se descarta una estrategia más bien política de utilizar los medios para impedir su futura candidatura a fiscal general del Estado, siendo usted un candidato natural. Tal vez no tenga intenciones pero personas que ven su trabajo que están detrás con intenciones de llevarle a ese relevante puesto.

R- Creo que esta circunstancia no hace relación aun a eso, pero estoy seguro, que lo primero que se va a hacer resaltar en un momento dado es precisamente los supuestos resultados. La Fiscalía de Giuzzio no tuvo resultados, eso es a lo que más están apuntando. La realidad nuestra, nuestro papel es muy limitado dentro del engranaje del sistema de justicia. La Fiscalía lo que hace es obtener pruebas y presentarlas ante los jueces, y son los jueces quienes juzgan finalmente el hecho. Entramos en un sistema bastante manchado hasta si se quiere de doble faz, en donde muchos actúan de una forma con uno y realmente los que se pretenden es otra cosa. La fiscalía está haciendo su trabajo desde el mismo momento de que esta sacando a luz muchos hechos. Creo que mediante la intervención del Ministerio Publico, en especial los casos de corrupción, muchos jueces y fiscales ya no están en sus cargos; incluso, gobernadores. Después de 5 años en un caso de cohecho y corrupción contra un ex agente fiscal suspendido en el año 2004 recién se pudo realizar una audiencia preliminar. Entonces no se puede atribuir a la fiscalía en todo este tiempo que la causa no pudo avanzar. Evidentemente los que pretenden muchos abogados que representan a sus clientes considerados corruptos, optan por el paso del tiempo como medio para llegar a la impunidad. Que no se juzgue la causa, se extinga o prescriba los hechos punibles. Cuántos son los casos que han prescrito o se han extinguido en la Corte Suprema de Justicia. Pues, he pasado por eso.

P-También llama la atención ante esta aparente persecución periodística, que miembros del Jurado inclusive hayan hecho ciertas manifestaciones en contra de su persona, inclusive gente muy representativa del Jurado.

R- En realidad creo que para hacer más obvio el interés desmesurado de algunos periodistas, no de los medios sino de algunos periodistas, evidentemente con la intención de provocar así cierta animadversión entre nuestra unidad y los miembros del Jurado de Enjuiciamiento, se han puesto ex profeso de entredicho nuestras palabras. Cuando el periodista me pregunta porque tantas denuncias ante el Jurado, mi respuesta en aquella ocasión fue que en realidad es una herramienta a la que acceden la mayoría de nuestros procesados. Lo primero que quieren hacer es apartarnos de la investigación y no por una cuestión procesal, no por ineficiencia de nuestra actuación sino por el simple hecho de apartarnos y tratar de conseguir a otro, tal vez un poco más complaciente que nosotros. Y dentro de ese marco es que formulan esas denuncias como primera andanada de sus ataques. En algunos casos prospera, en otros casos no. Fue dentro de ese contexto que en realidad me importaba un rábano que me denuncien o no. Y ese periodista textualmente publica esa expresión mía que lo dije a él no como para publicarse sino para demostrarle nomás mi desinterés. Estoy tan acostumbrado a las denuncias que realmente me importaban poco o nada. Ese texto se utilizó pero no dentro de lo que dije sino que como para ubicarnos en entre dicho y mencionaba ahí de que me importaba un rábano lo que dijera el Jurado de Enjuiciamiento. Entonces ese tipo de expresiones si lo escucha o si se le hace leer a un miembro del Jurado naturalmente que va a crear cierto resquemor entre los mismos y nosotros. Pero creo que se aclaró eso en su momento y bueno estamos aún en la nebulosa sobre la decisión del Jurado, si es que se nos suspende o no. Ahora si nosotros, hay un grupo de fiscales que estamos tan consustanciados con lo que hacemos y tan convencidos de lo que hacemos que hasta ponemos en riesgo nuestra vida, la familia y en forma personal y también nuestro futuro laboral.

Hay un grupo de fiscales que estamos tan consustanciados con lo que hacemos y tan convencidos que hasta ponemos en riesgo nuestra vida, la familia y también nuestro futuro laboral.

Creo que el compromiso personal es así integro. Y de un solo lado. Lo que si no se descarta es que dentro de todo lo que se hace se puedan cometer errores, que puedan existir falencias pero puedo asegurar que ninguna de las falencias que puedan aparecer o surgir son de una entidad suficiente como para provocar la nulidad de los procesos porque creo que es eso lo que persiguen. Quieren utilizar tecnicismos procesales legales para dejar sin efecto un juicio contra poderosos. Y eso no es solamente en mi caso sino en varios procesos con otros fiscales.

P-Actualmente hay parlamentarios abogados que están ejerciendo la profesión y de hecho intervienen en procesos en representación de terceros. Cuál es su criterio al respecto en relación a que podría influir o no en la independencia del Poder Judicial.

R-Creo que en un país serio probablemente aquello no tendría porque influir, en donde la división de los poderes sea así bien manifiesta pero en Paraguay creo que sí, en la práctica, en la realidad creo que viola el principio de igualdad procesal y legal.

P-No está estipulado en la ley que siendo parlamentarios no pueden ejercer la profesión de abogado.

R-En realidad los parlamentarios así como están son los únicos que no tienen inhabilitación para el ejercicio de sus respectivas profesiones, a diferencia de todos los demás funcionarios.

P-Otra vez se cae en lo mismo, que justamente la ley está puesta para ellos.

R-Exactamente, los parlamentarios son los únicos que pueden auto juzgarse o pueden permitir juzgarle a sus pares. El presidente de la Republica puede ser destituido a través de un juicio político. Los ministros de la Corte, también. Los jueces y fiscales a través del Jurado. Sin embargo, los parlamentarios son los únicos que pueden decidir si es que permiten que se les juzgue a uno de sus pares. Aun en el supuesto, supongamos que un parlamentario diga, “Yo quiero renunciar a mis fueros”, pero sus pares no lo permiten. Ahí no existe una conciencia, hay conciencia colectiva, pero referente a la complicidad, cual es la idea que están proyectando con eso y que quieren dejar bien sentado. “ Es que mañana si a mi me toca yo voy a estar seguro que lo mismo van a hacer los demás “. Entonces, los parlamentarios no permiten que sean juzgados sus pares. Yo creo que el hecho de que un congresista abogado no puede estar habilitado. Creo que el juez le tiene que inhabilitar para el ejercicio de la profesión. Como se dio. Hay varios casos que jueces inhabilitaron, no permitieron la intervención de los abogados legisladores en causas que se llevan ante sus juzgados. Hay varios casos, no estoy recordando ahora, pero creo no de este período parlamentario pero si de los anteriores. Para mi no corresponde. El congresista es congresista, el Estado le paga para cumplir esa función y si es que no quiere ejercer esa función, que renuncie, que vaya a ejercer la profesión, hoy tenemos empresarios que son congresistas y siguen cumpliendo esa misma función. Tenemos ejemplos de congresistas que en tres o cuatro periodos parlamentarios no han presentado absolutamente un proyecto de ley, ese solo ejemplo da la pauta que está todo mal, tiene que reformarse.

P-Cuál es su visión en relación a la polémica Ley 3759 que actualmente regula el procedimiento para el enjuiciamiento de magistrados y fiscales en relación a su constitucionalidad o no.

R- Bueno, la Fiscalía está proyectando presentar una acción de inconstitucionalidad contra esa norma que realmente nos parece que se contrapone a ciertos principios constitucionales. Por ejemplo con esta nueva ley, el jurado se abroga funciones que están destinadas exclusivamente a la Corte Suprema de Justicia, como es la de suspender a los fiscales y jueces. A través de esta nueva norma y simplemente por ciertos y determinados ejemplos, se dieron algunos casos de fiscales que fueron requeridas las suspensiones. Sin embargo, la Corte dice no, o seas, no tomó aún la decisión respecto a la suspensión pero los miembros del Jurado lo tomaron y a través de ello se obtuvo una nueva ley, la creación, la vigencia de esta ley para establecer que como algo definitivo su propia decisión. En este caso, si ellos (los miembros del jurado) consideran que un fiscal reúne los requisitos para ser suspendido ya no lo solicitan a la Corte sino que disponen la suspensión y eso viola el Principio Constitucional que es neta y exclusivamente atribución de la Corte Suprema de Justicia.

P- Sería o es exagerado hablar inclusive de una especie de golpe político o judicial, o es un golpe al Estado de Derecho. Porque el Jurado se abroga súper-poderes, está por encima de todo.

R- Claro, creo de alguna forma que si eso es verdad. Se atenta contra el Estado de Derecho pero si continuamos con ese mismo espíritu de ir ocupando espacios que no nos corresponden, el día de mañana el Jurado sin siquiera un proceso va a disponer no solamente la suspensión sino la destitución de los fiscales. En fin, lamentablemente en este caso vemos que el Jurado va ocupando lugares, sitios que no están siendo ocupados por los Poderes. Son vacíos que se dejan y que van siendo ocupados por un órgano que no le corresponde. La Corte es la que tiene que definir esto, establecer los límites para que no ocurra, pero si hay una cierta connivencia entre miembros de Corte y miembros del Jurado que tienen una tendencia política partidaria interesada creo que no vamos a tener, no vamos a poder mejorar y evitar que eso se reencause.

P-Existiría indicios o evidencias en Paraguay que estos órganos extra poderes constitucionales como el Jurado y el Consejo de la Magistratura sean simplemente instrumentos de los poderes fácticos como se ha dado por ejemplo en otras latitudes como en Sicilia-Italia y en caso que sea así cuál sería la incidencia de estas organizaciones criminales y la corrupción en la institucionalidad del país.

R- Considero que las fuentes de financiamiento de candidaturas y campañas políticas están en esos dos aspectos: La corrupción y el narcotráfico. Partiendo de eso creo que la incidencia que puedan tener los legisladores que nacieron de ese financiamiento es obvio, no van a permitir jamás que jueces, fiscales no respondan a sus intereses personales o partidarios. Y detrás de estos intereses personales están los grandes financistas, principalmente creo que es esa la incidencia. Creo que tenemos ejemplos claros en donde se dejaron sin efecto, se absolvieron a narcotraficantes, se absolvieron a funcionarios públicos, procesados por enriquecimiento ilícito.

Los legisladores que nacieron del financiamiento de la corrupción y el narcotráfico no van a permitir jamás que algunos jueces, fiscales no respondan a sus intereses personales o partidarios.

En general, muy pocas veces, nuestra experiencia en sentencias o en condenas en materia de corrupción es casi nula; sin embargo, la experiencia nos habla que casos de homicidio o casos de secuestro en el que procesado, el acusado no es de aquellas que están siendo protegidos por los poderes fácticos, entonces las condenas son tremendamente ejemplares. Fuimos testigos de una condena realmente ejemplar de treinta años a algunos secuestradores del Alto Paraná pero eso mismo cuando se traslada al campo de los procesos por corrupción pública decae. Los mismos jueces que actúan en esos casos, después en los casos de corrupción pública las condenas impuestas son casi nulos. Y no estamos hablando ahí de reformas del marco penal, sino de condenar en base a lo que tenemos, a la Ley vigente. Recuerdo que tuve en el año 2005, uno de los primeros juicios orales por enriquecimiento ilícito, era un funcionario que tenía estancias, cuentas corrientes, viajes al extranjero, prácticamente como un viaje a San Bernardino, ellos iban a los Estados Unidos, ese funcionario fue condenado a 4 años. Ni siquiera fue condenado a 10 años como correspondía. Cuándo más se va a condenar a un funcionario público por enriquecimiento ilícito, si no se dan en esos casos. Sin embargo ese caso condenado en primera instancia fue posteriormente anulado por el Tribunal de Apelación porque dijeron que el Tribunal de Sentencia no fundamentó la aplicación de la Ley 2523 de enriquecimiento ilícito y no el Decreto 448/40. O sea, por tecnicismo legal nuevamente anularon todo un proceso en un pucho punible que ocurrió. Ese caso se extinguió. Finalmente ese funcionario público hoy puede hacer perfectamente campaña política, puede ser congresista si tiene dinero del mundo como para poder solventar su campaña política. Ni siquiera se pudo obtener el comiso. Realmente es muy grave la intervención de los jueces dentro de los procesos de corrupción. El caso de Cecilia Cubas, por ejemplo, allí nos damos cuenta de la diferencia en las sentencias.

P- Como el caso Wasmosy tampoco tuvo condena.

R- Ninguno, recurran a los archivos de prensa y van a ver que ninguno de los grandes casos de corrupción ha llegado así, a un feliz término. Es más, el caso del Padre Rubio, la Corte redujo la condena y hoy está libre. Lamentablemente no tenemos ejemplos como para poder decir porqué no hacemos como tal caso.

P-No existe jurisprudencia en Paraguay.

R- No existe, porque en la mayoría de los casos se salen por el tecnicismo legal o procesal, que en definitiva o anulan el caso o reducen la condena, pero con argumentos muy pueriles, muy endebles.

P- Usted cree que la sociedad, dada la situación en que estamos, pueda reaccionar y hacer que pueda por lo menos cambiar el criterio que se utiliza para la elección de las autoridades parlamentarias, las listas sábanas, de la que hablábamos. Por que ese sería la única vía alternativa para modificar todo.

R- Creo que sí, creo que se puede. Lamentablemente, sea parte de nuestra democracia natural o criolla. Hay demasiado internismo, hay divisiones en todas las organizaciones. Toda organización que se precie de tal tiene una división y entonces al no haber cohesión, al no estar unidos, indudablemente es muy difícil estirar el carro hacia el mismo sector. Creo que el día que dejemos de lado esos internismos baratos y tengamos un proyecto común, creo que así se puede. Tuvimos algunos ejemplos de reacción natural. Recordamos el marzo paraguayo donde la gente no necesitó, allí estaban colorados, liberales, antistronistas, stronistas, es decir todos en esos momentos tuvieron un frente común, una reacción espontánea, natural, que nos llega a concluir que tiene que ocurrir algo, la experiencia que tenemos es que si no ocurre algo que nos motive a movilizarnos, realmente nuestra sociedad es muy pasiva. Entonces esto nos da la pauta que tiene que haber alguien que lidere o algún liderazgo que pueda llevar adelante este tipo de manifestaciones que son absolutamente normales o sea que tienen que darse, mientras no ocurra no vamos a poder cambiar el pensar de nuestras autoridades. Una Reforma Constitucional, los miembros de esa Constituyente van a estar compuesta en su gran mayoría por parlamentarios, que ninguno de ellos va a querer otra vez cambiar o modificar la Constitución o sus intereses, de hecho así fue hecho, pero para defender sus propios intereses. Creo que una de las formas de desaforar a un parlamentario tiene que ser a través de la Corte Suprema de Justicia, como ocurre en legislaciones extranjeras. La Corte Suprema de Justicia es el que decide el desafuero de un parlamentario. Allí, sí se establece el mutuo control. Eso va a obligar que los parlamentarios elijan a los mejores, para la Corte Suprema de Justicia. Imagínense que puedan llevar a la Corte Suprema de Justicia a alguien que pueda hacer cualquier cosa, esto va a ser un peligro para todos y en particular para ellas. Pero para eso tiene que estar dentro del parlamento gente con visión como para que puedan prever esta circunstancia y que ellos mismos se sometan a la Ley como cualquier otro ciudadano. Y la Corte que se deshaga de órganos e instituciones como el Registro del Automotor, Registro Civil, Registro Público, Sindicatura de Quiebras, la Defensoría , en fin muchas instituciones que pueden salir de allí y que la Corte se circunscriba a su tarea. El Jurado de Enjuiciamiento tiene que desaparecer. El juzgamiento de jueces y fiscales tiene que estar a cargo de la Corte. Son ellos quienes pueden analizar jurídicamente la actuación de un juez o un fiscal y no personas que están relacionadas a los poderes fácticos, políticos. El Consejo de la Magistratura tiene que ser para casos particulares. Si se llega a establecer la Inamovilidad de los jueces y fiscales, entonces para cada vacancia se elige un consejo pero ad hoc, eso va a evitar que existan erogaciones para ese efecto. En realidad es un proyecto un poco más visionario lo que estamos mencionando. Pero ojala que en algún momento se pueda dar y que exista esa voluntad de modificar nuestro país.

JORGE DAVID FIGUEREDO Y CARLOS OMAR CRISTALDO
Reporteros de Antimafiaduemila
Asunción, 04 DE Octubre del 2009

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.