Matías Guffanti: “Estamos en uno de los puntos más críticos en este momento”
 
Por Emilia Cardoso-24 de abril de 2021

Amenaza Nuclear, acción cultural por el desarme global, es el evento que Our Voice lanzará este domingo desde su canal de YouTube como parte de la campaña internacional por el desarme de bombas atómicas. Matías Guffanti, director del Movimiento en Latinoamérica, dialogó con la periodista María de los Ángeles Balparda, conductora del programa "Mañanas de radio", de Radio 36 Centenario, en donde se recorrieron distintos puntos de este tema, que es la energía nuclear con fines bélicos.

Fue así que el diálogo se inició contando lo logrado en 2021: "En enero de este año se logró, con la firma de más de 80 países, un tratado por la prohibición de armas nucleares, por esto mismo, diferentes organizaciones internacionales estamos pidiendo que todos los otros países que todavía no firmaron, se adhieran, y se puedan visibilizar también las consecuencias tremendas que está teniendo la utilización de la energía nuclear, no solamente en su uso militar, sino también en su uso civil".

Un evento que busca divulgar las voces autorizadas para tratar un tema tan complejo y angustiante. Las voces de la experiencia de vivir en el cuerpo el efecto de las armas nucleares. Las voces expertas que cuentan con la información brindada por la ciencia, pero con una visión humanitaria. Porque los datos, sin la lógica del bien común, nos cavan nuestra propia tumba: “van a haber participaciones muy importantes, destaca la participación de un sobreviviente de Nagasaki que va a estar contando su experiencia en carne propia, también organizaciones de Fukushima que van a estar hablando de los niveles de contaminación y su gran trabajo en el estudio de este tema y también una organización argentina que fue una de las impulsoras de este tratado”, continúa Guffanti.

Mañanas de radio 2

Queda claro que nadie está exento del problema, incluso formando parte de un país que no tenga ni armas, ni centrales nucleares. Es el caso de Uruguay, que se encuentra dentro del radio de alcance de radiación, en caso de accidente de la central nuclear Atucha, ubicada en el país vecino de Argentina.

"Tenemos centrales, por ejemplo, en Argentina, que hay tres centrales nucleares y se está por construir una cuarta. Argentina, fue uno de los países que no quiso firmar el acuerdo por el desarme global", aclaró Guffanti.

Argentina no quiso firmar el tratado y eso es grave. Pero lo que es aún más grave es la situación de los nueve países portadores de la totalidad de armas nucleares existentes en el mundo, con conflictos geopolíticos entre sí, que, por supuesto no solo no adhieren al tratado de desarme, sino que no colaboran en absoluto para eliminar las tensiones por sus intereses.

"Estos nueve países se están imponiendo sobre más de 180 países, y están fortaleciendo sus economías a través de una imposición a la fuerza. Con la amenaza nuclear, con la amenaza de guerra constante sobre todo entre Estados Unidos y Rusia con todo lo que eso significa se están imponiendo como grandes potencias en el mundo, fortaleciendo sus economías que después terminan influyendo en nuestros Estados".

Al punto en el que estamos, me atrevo a decir que ni siquiera podemos hablar de una militancia altruista. Militar por esta causa es puro sentido de supervivencia. Un sentido que como humanidad hemos perdido como si fuera una enfermedad que nos nubla las prioridades, resultando así, que en pos de salvar los mercados, todo es válido, incluso desatar una guerra que aniquile a cientos de miles de personas en segundos.

Sobre este tema, la periodista Balparda mencionó el estado de alerta que se vivía cuando Trump era presidente, a lo que Matías agregó: "…de acuerdo a las últimas noticias vemos la situación de Estados Unidos, que es igual de preocupante que cuando gobernaba Trump. Actualmente se está hablando de un conflicto entre Ucrania y Rusia. La OTAN, no para de hacer sus pruebas militares y sus avanzadas para amenazar sobre todo a Rusia. Biden no está mostrando por ahora una posición pacífica, sino al contrario, una posición de provocación constante. Rusia como siempre, se mantiene sin dar respuesta de provocación, pero al mismo tiempo manteniendo su defensa, diciendo: si ustedes avanzan, nosotros respondemos. Entonces la tensión es muy alta, estamos en uno de los puntos màs críticos en este momento, de acuerdo a analistas, científicos y personas que están atrás de este tema".

El diálogo, prosiguió por puntos en el que debemos detenernos: el primero, es el desarrollo tecnológico-científico de estas armas, desde la mitad del siglo pasado a esta parte. Guffanti, mencionó, que "en aquellos años se hablaban de bombas como las de Hiroshima o de Nagasaki, que tenían una potencia que ya para nosotros era abismal. Hoy se está hablando de bombas que tienen cincuenta veces esa capacidad, otras que tienen mil veces esa capacidad y algunos misiles tienen hasta doce bombas con esa potencia, en una sola ojiva".

Y de aquí surge el segundo punto al cual prestar especial atención: “se está invirtiendo una cantidad de dinero impresionante. Y un razonamiento lógico que tenemos que hacer es, que si se está invirtiendo tanto dinero y se está apostando tanto en el armamento nuclear no es para no usarlo, quien invierte millones y millones de dólares en crear bombas atómicas, y quienes las crean no lo hacen para después desarmarlas y tirar el dinero a la basura, tarde o temprano las van a usar”.

Estamos hablando de personas que valoran más el dinero, que la vida misma. ¿De verdad nos quedan dudas de si son capaces de utilizar estas armas? ¿De verdad creemos, que hay una posibilidad de que no lo hagan?

Pero todavía hay más, y son los desgraciados accidentes nucleares. A propósito de esto, Matías mencionó el caso de Japón: “Japón tiene más de 50 centrales nucleares y 14 de ellas están construidas en fallas geográficas, estadísticamente es más probable que esas centrales se destruyan con un accidente a que el gobierno tenga tiempo de desarmarlas”.

El accidente de Fukushima en 2011 sigue generando problemas, recordemos que hace unos días fue noticia el vertido de agua radiactiva al mar nipón. Y todo esto sin mencionar los procesos mediante los cuales esta energía se genera.

“Es aproximadamente el 10% de la energía de todo el planeta, no está significando una cantidad muy amplia y el riesgo a que nos pone es muy alto. La energía nuclear se crea desde el uranio. La extracción del uranio se hace a través de la minería a cielo abierto, la cual genera un desastre natural impresionante, y los desechos que producen después estás centrales, son desechos que nadie sabe dónde meter. Se terminan enterrando en Montañas, se terminan tirando al mar o dejando encapsulados, sabiendo que eso va a contaminar trescientos años como mínimo”, aseveró Matías Guffanti.

“De las cuatrocientas centrales nucleares, todas están al lado de ríos y mares porque necesitan una refrigeración constante con el agua. Hoy eso, en un contexto de cambio climático, puede generar un accidente”. concluyó el líder sudamericano de Our Voice. ¿Quién garantiza el correcto funcionamiento de la planta en un escenario de este tipo?

El tema de la energía nuclear será tratado también desde el arte, desde el humor y el drama. Porque es un tema del que realmente pocos quieren conocer; se dice que esto sucede porque es un tema difícil, porque es triste, porque es tema solo de los gobiernos.

Al parecer no tenemos la madurez suficiente para tratar temas que nos angustien, necesitamos de papá Estado que todo nos lo solucione y que piense por nosotros y nosotras, pero resulta que papá Estado es amante de las guerras, y poco o nada siente por sus “hijos”.

Entonces,queda en nosotros seguir relegando o no nuestras decisiones, a los gobiernos asesinos.

----------------------

*Fotos de portada: Our Voice

*Foto 2: de Romina Torres, Our Voice / Matías Guffanti, dirigente del Movimiento de América Latina

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO