Miércoles 17 Abril 2024

La palabra de la fiscalía de Nápoles en la firma del protocolo de interés con el Municipio y la Superintendencia

"En los últimos días, inmediatamente después de la inauguración del año judicial, escuché con alarma, esta comparación: 'Nápoles es como una ciudad sudamericana'. Pero ¿fueron algunas veces a Bogotá, Caracas, Cartagena o Santa Marta, y ya las comparan con Nápoles?".

Lo afirmó el fiscal de la República de Nápoles, Nicola Gratteri, que, en ocasión de la firma de un protocolo de interés de la fiscalía general, el Ayuntamiento de Nápoles y la Superintendencia para la Protección del Patrimonio Cultural, definió como "fuerte e ingrata" la afirmación que compara a Nápoles con una ciudad de América del Sur. Es, por tanto, una comparación injusta que no refleja la realidad napolitana, a pesar de los problemas vinculados a la Camorra y la violencia.

"Conozco la violencia que hay en el mundo y en América del Sur -dijo Gratteri-, sé cuál es la violencia de México, y por eso digo que comparar a Nápoles con una ciudad sudamericana es una afirmación que no comparto". Tras la firma del protocolo de entendimiento, que incluye el mapeo de numerosos bienes de la ciudad, incluidos algunos de dudosa propiedad o abandonados, Gratteri explicó que los datos desmienten la idea de que se ve a Nápoles como una ciudad bajo el control de la mafia.

"De los últimos 25 asesinatos, ya se han aclarado 18. Si se considera que estamos hablando de territorios de la Camorra -reiteró- también es dable suponer que no todos le son imputables. Hablar de ciudades de Sudamérica o meter a todos los habitantes de una ciudad en la misma bolsa no es correcto. Sin embargo, para mejorar la región de Campania son esenciales inversiones tanto de carácter financiero como de recursos humanos. La Agencia de Bienes Confiscados tiene un tamaño insuficiente para el número de bienes manejados. Es preciso tener más gente y más recursos. Muchas veces, el embargo es más un problema que un capital, ya que no hay dinero para renovar las propiedades y adaptarlas, porque los edificios necesitan arreglos y el Estado no puede entregar a una asociación un inmueble en el que las condiciones no cumplan con los requisitos de la ley".

Pero también persisten dificultades en el trabajo de investigación, especialmente cuando se investigan las adquisiciones del PNRR (Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia). "Las organizaciones criminales hacen de todo para conseguir un contrato". Y en lo que hace a la administración del PNRR, "no sé si tendremos a todos los hombres y mujeres necesarios para investigar". Afortunadamente, también es cierto que "Nápoles es la mejor de la clase -precisó Gratteri-profesionales del más alto nivel; muchas personas que ya se conocían, hay gente que antes trabajó conmigo, muchos están en consulta porque así lo acordamos con los jefes de las agencias policiales locales con quienes tengo una relación maravillosa. Por supuesto, deben saber que esperamos con impaciencia ver el éxito de nuestro trabajo, como también el de los Carabineros, el de la Policía Financiera, y el de los agentes de la Policía Estatal. Seguramente llegarán refuerzos. En cuanto a la fiscalía general, los magistrados podremos hacer más, pero sólo si funcionamos y trabajamos con toda la fuerza que tenemos".

Fuente: La Repubblica

Foto: © Deb Photo

TAGS: