Sábado 2 Marzo 2024

El ex presidente de la Corte de Palermo: "¿Cuál fue el objetivo del sacrificio de Falcone y Borsellino?"

"30 años después de las masacres, se han producido numerosas manifestaciones públicas, muchos han comprendido que ya no se trata de quedarse en el medio del camino, sino que es un deber tomar una decisión. Sin embargo, si se mira más de cerca, la lucha contra la mafia en sus diversas vertientes parece haber dado pasos atrás porque en la ciudad de Palermo, la misma que vio nacer a Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, una parte de la sociedad no desdeña convivir con personajes que todos sabemos son notoriamente cercanos a la mafia".

Estas fueron las palabras de Leonardo Guarnotta, ex presidente del Tribunal de Palermo y miembro del histórico grupo antimafia junto con Giovanni Falcone, Giuseppe Di Lello y Paolo Borsellino, durante una conferencia-debate para discutir el estado de salud de la antimafia, celebrada en el aula "Luca Crescente" de la Fiscalía de la República de Palermo, organizada junto con el Centro de Estudios Paolo y Rita Borsellino y AGIUS en memoria de los dos jóvenes, Biagio Siciliano y Maria Giuditta Milella, fallecidos en un accidente entre autos de custodia el 25 de noviembre de hace 38 años.

"No habrá salida a esta situación -añadió- mientras la ciudad de Palermo no logre comprender que es necesario adoptar una línea firme de lucha contra todo lo que tenga el menor atisbo de mafia. Es descorazonador decir esto: actualmente, en Palermo, casi no existe un deseo serio de oponerse a Cosa Nostra, mientras que, por otro lado, existe un gran deseo de convivir con entornos notoriamente cercanos a la mafia. Como prueba de ello, durante las recientes elecciones para alcalde de Palermo, en los periódicos y en la televisión se supo que una facción política estaba apoyada por dos condenados con sentencias definitivas por favorecer a la mafia (Totò Cuffaro, ndr) y concurso externo con la mafia (Marcello Dell'Utri, ndr). Durante la campaña electoral, con motivo de la elección a la presidencia de nuestra región, un partido político apoyó a un candidato a pesar de haber sido acusado de concurso externo en asociación criminal para delinquir simple y de revelación de información confidencial del proceso (Renato Schifani, ndr) contra Antonello Montante, ex poderoso presidente de Confindustria Sicilia y ex paladín de la antimafia, condenado en segunda instancia a 8 años por asociación para delinquir dirigida a la corrupción y acceso abusivo al sistema informático. Los electores premiaron al candidato con el 42,39% de los votos y lo eligieron presidente de la Región".

Con profunda amargura, el ex presidente del Tribunal de Palermo observó que "en Palermo, por un lado, la lucha contra la mafia parece casi haber caído en el olvido, mientras que, por otro, este deseo de estar cerca de ambientes notoriamente vinculados a la mafia crece y parece que casi se ha borrado el recuerdo de las palabras de Paolo Borsellino cuando recordaba repetidas veces que 'la lucha contra la mafia no debe ser sólo un trabajo independiente de represión, sino un movimiento cultural y moral que involucre a todos, especialmente a las generaciones jóvenes (...) las más adecuadas para sentir inmediatamente la belleza del fresco aroma de la libertad que les hace rechazar el hedor del compromiso moral, de la indiferencia, de la cercanía y, por tanto, de la complicidad'. 30 años después de las masacres, es triste ver cómo está el ambiente en la capital y en Sicilia. Pero ¿fue entonces inútil el sacrificio del bien supremo de la vida de mis colegas y amigos? Hace algún tiempo, durante la ceremonia de toma de posesión como fiscal de Palermo, el doctor Maurizio de Lucía recordó que aún quedan muchos hechos envueltos en misterio por investigar. Una frase exigente -añadió- con la que parece querer anticipar su programa de trabajo asegurando su compromiso para descubrir esa caja de Pandora que esconde secretos e intereses inconfesables que, de ser revelados, correrían el riesgo de socavar parte de nuestras instituciones. Y la captura, después de treinta años de fuga, de Matteo Messina Denaro, gracias al loable compromiso de la policía y de la fiscalía, da muchas esperanzas de que no está lejos el día de la rendición de cuentas definitiva con Cosa Nostra", concluyó.

Imagen de portada: reelaboración gráfica de Paolo Bassani