Martes 16 Abril 2024

El colaborador de justicia recuerda los motivos que le llevaron a renegar de Cosa Nostra: "Se habían convertido en bestias"

“Cuando decidí colaborar con la justicia, Falcone me llamó y le dije: 'Quiero colaborar, pero quiero colaborar de otra manera'”. Estas son las palabras que pronunció Gaspare Mutolo durante su entrevista retransmitida en el canal Talk Sicilia, para recordar el momento en el que decidió colaborar con la justicia tras haber 'repudiado' a Cosa Nostra. Un camino difícil, marcado por el amor al arte, a la música, pero también por el deseo de redención que Mutolo realizó como colaborador de la justicia, primero con el juez Giovanni Falcone y luego con Paolo Borsellino.

Hablando con Falcone "le dije que quería cortar este cordón" con la mafia, por eso "logré abrir una brecha que ni siquiera Buscetta había abierto". “Quizás con Falcone se había establecido una relación amistosa. Recuerdo cuando al final de un interrogatorio le pregunté: '¿No se bebe?' Entonces el juez tomó un vaso de whisky y me lo ofreció".

Pequeños gestos que se ganaron la confianza de un hombre, fuertemente condicionado por valores negativos, que lo transformaron en un hombre de honor de la mafia de Palermo: un muro infranqueable, derribado por la sensibilidad del juez Falcone.

“Después, cuando decidí colaborar, sólo quería hablar con él, porque sabía que estaba completamente en contra de la mafia. O hablo con él -prosiguió recordando la determinación de aquellos años- o con Borsellino". Pero el colaborador de justicia, hoy de 83 años, también recordó los motivos que lo empujaron a transformar su vida para mejor. “La mafia ya no era lo que era antes -recordó- y los mafiosos se habían convertido en bestias. Recuerdo cuando me enteré que habían estrangulado a una mujer embarazada y disparado a aquellas mujeres de la familia que no se habían tocado antes. Se habían convertido en bestias que jugaban con la vida de las personas". Quizás por eso, durante su entrevista Mutolo decidió lanzar un llamamiento a los jóvenes para que no desperdicien sus vidas con el crimen organizado o las drogas. “Chicos, tengan cuidado y no se lancen a cometer delitos porque de todos modos no vale la pena. Si lo haces por dinero, pierdes el tiempo, porque tarde o temprano te lo quitarán". Hoy, Mutolo ha revolucionado completamente su vida, también gracias a las habilidades artísticas adquiridas durante sus años de prisión. Así, el colaborador de la justicia, que organiza estos días su próxima exposición titulada “La metamorfosis del alma”, que se celebrará del 1 al 15 de octubre en via Veratti 20, en Varese, declaró: “Ya soy viejo y vivo para pintar. De hecho, para mí sólo existen la música y la pintura. Una pasión que nació en prisión hace muchos años".

Fuente: blogsicilia.it