Jueves 23 Mayo 2024

Durante la conferencia de prensa sobre el resultado de la operación "Maestrale-Carthago" contra las bandas de la 'Ndrangheta de la zona del Vibonese, el fiscal jefe de la DDA (Dirección Distrital Antimafia) de Catanzaro, Nicola Gratteri, habló de la muerte de Maria Chindamo, una contadora secuestrada -a la que hicieron desaparecer- el 6 de mayo del 2016 en su finca agrícola. Una mujer que fue asesinada porque quería ser libre. "Es una historia que nos impresionó mucho, porque esta mujer, después del suicidio de su marido, ocurrido un año antes de su muerte, pensó en convertirse en empresaria, en velar por los intereses de la tierra, en cuidar a sus hijos y liberarse del modus operandi y de la mentalidad mafiosa -dijo el fiscal-. También se había matriculado en la universidad, pero no le perdonaron esa libertad, ese deseo de ser independiente, de ser mujer". Gratteri añadió que "dos o tres días después de publicar en las redes sociales a su nueva pareja, su nuevo amor, María Chindamo desapareció". Para el fiscal de Catanzaro, hay dos aspectos significativos detrás de esta muerte: "por un lado, no se le perdonó esa libertad, la gestión de las tierras que había heredado, su nuevo amor"; por otra parte, sin embargo, están "los intereses, los apetitos de una familia de la 'Ndrangheta en ese territorio, en esas tierras". Fue un asesinato llevado a cabo de forma cruel, despiadada y desgarradora. La mujer "fue dada como alimento a los cerdos, y los restos dejados por los cerdos fueron luego triturados con un tractor de orugas -recordó Gratteri-. Esto nos da el significado, la medida de la ira que quien ordenó el asesinato tenía, el resentimiento hacia esta mujer que (según la 'Ndrangheta, ndr) no podía permitirse el lujo de hacer lo que había hecho, tener una nueva vida, gestionar la tierra de forma empresarial, cuidar y criar a los niños de forma libre, dejando atrás la mentalidad mafiosa". El fiscal se centró entonces en el entorno familiar de la mujer: "El hermano y la familia Chindamo siempre han estado del lado de la legalidad, sin peros, nunca han flaqueado en su deseo de entender y tener justicia y eso lo hemos agradecido a lo largo de los años. Hemos contado con los especialistas de ROS (Reparto Operativo Especial del Arma de Carabineros), que a lo largo de estos años han desmenuzado y analizado todo lo humanamente posible desde el punto de vista tecnológico". "No olvidemos -añadió el fiscal jefe de la DDA de Catanzaro- que, en esta investigación, además de las intercepciones telefónicas, electrónicas y ambientales, contamos con 18 colaboradores de justicia que hicieron declaraciones inequívocas y concordantes sobre el asesinato de Chindamo y nos dijeron cosas inéditas que no podían dejar de saber, pero que a su vez el ROS ya había tenía como pistas o como elementos de prueba". Gratteri también subrayó que los clanes de la zona del Vibonese "haciendo uso de su fuerza y control del territorio, fueron capaces de imponer el precio mínimo del pan, que no podía bajar de 2,5 euros, y esto da la medida del control de la respiración, de los latidos del territorio, da la medida de cómo las empresas mafiosas controlaban los negocios de Vibo en materia de comedores, controlaban los sobornos en todas las actividades de restauración y los hoteles de la Costa de los Dioses, sin mencionar las armas encontradas, las drogas y otras actividades extorsivas".

Foto: Antimafia Duemila

TAGS: