Miércoles 17 Abril 2024
Tuvo lugar la marcha de la "Coordinación 19 de julio".

Scarpinato: "Via d'Amelio tiene el poder de mantener a raya a la retórica estatal"

"Fuera la Mafia del estado". Era el 21 de julio de 1992 y se celebraban en Palermo los funerales de Estado de los agentes de la custodia de Paolo Borsellino: Agostino Catalano, Emanuela Loi, Walter Eddie Cosina, Claudio Traina y Vincenzo Li Muli. Una ciudad enfurecida contra la clase dirigente de la época, culpable, en el mejor de los casos, de haber abandonado al magistrado a su suerte y, en el peor, de haber participado en la masacre misma, arremetió contra los más altos cargos del Estado presentes en la Catedral que albergaba los cuerpos de los mártires de via D'Amelio. Ese grito potente, inesperado, esa rabia, volvió a resonar ayer en las calles de la capital siciliana con motivo del 31º aniversario de la masacre de Borsellino.

Para el evento, muchas de las realidades sindicales, sociales y estudiantiles que en mayo se habían unido en una coordinación por el aniversario de la masacre de Capaci, se reagruparon en una nueva coordinación, aún más amplia, de la que también nació un manifiesto político, para una nueva marcha, esta vez dedicada a la memoria del magistrado asesinado el 19 de julio de 1992. Fue también fue una marcha bajo la bandera de una antimafia interseccional que, por un lado, reivindica la verdad de las masacres y por otro reclama justicia social. Del derecho al trabajo al derecho a la vivienda.

Fuera la mafia del Estado 2

"Estamos aquí para recordar y pedir verdad y justicia en una masacre del Estado-mafia que contó con la complicidad de los más altos niveles de las instituciones", dijo Jamil El Sadi de Our Voice, uno de los grupos impulsores de la marcha. Antes de iniciar la caminata, la coordinación recordó al periodista Andrea Purgatori, quien falleció ayer a los 70 años luego de haber llevado una vida relatando e investigando los misterios de la república, incluidas las masacres del '92. "La ausencia de Purgatori dejará un vacío en la democracia y en el periodismo de investigación que es un arma contra los poderosos", agregó el joven.

Fuera la mafia del Estado 3

Así fue que, como una gran serpiente, la marcha inició su lento recorrido. El calor y el cansancio no hicieron desistir a las mil quinientas almas reunidas frente al Árbol de Falcone, en el mismo lugar donde el pasado 23 de mayo muchos de los rostros presentes ayer fueron reprimidos por la policía por haber intentado llegar, y por lo tanto objetar, a la conmemoración oficial. Otra pasarela política más, la enésima, en la que desfilaron la hipocresía y la retórica.

Fuera la mafia del Estado 4

"Hace 57 días en este lugar nos pararon a la fuerza, hoy estamos aquí para demostrar una cosa muy simple", dijo Claudio Pecoraino, miembro del sindicato de estudiantes de la escuela secundaria Regina Margherita de Palermo. "Estamos aquí para demostrar que esta incómoda marcha es la marcha de nuestra ciudad, de los palermitanos y de los que no se conforman con la memoria vacía".

De inmediato se puso en marcha la columna con los reclamos de la coordinación que se convirtió en boca del pueblo.

Fuera la mafia del Estado 5

"Esta marcha es promovida por cinco realidades estudiantiles palermitanas", recordó Pecoraino. "Hay sindicatos y colectivos estudiantiles, los estudiantes están aquí una vez más para gritar que la antimafia se vive todos los días y se practica en la vida cotidiana. La antimafia es sinónimo de escuela pública, que sin embargo se está desmoronando y se está convirtiendo en un privilegio de unos pocos. Exigimos una escuela pública abierta e inclusiva como defensa permanente ante el preocupante índice de abandono escolar prematuro, terreno fértil para la mafia y la delincuencia".

Fuera la mafia del Estado 6

Las luchas sindicales

Pero no solo está en juego el derecho a estudiar. La lucha contra la mafia es también la lucha por un hogar y por un trabajo seguro y bien remunerado, reivindican los sindicatos. La coordinación actúa como vocera de "una antimafia social y popular que debe responder a las necesidades del pueblo, de las masas que son objeto de chantaje y que luego son obligadas a trabajar ilegalmente en lugares insalubres donde existe riesgo de muerte", denunció Gabriele Rizzo, del sindicato USB Palermo, otro impulsor de la iniciativa.

Fuera la mafia del Estado 7

También se recordó al joven Daouda, un trabajador marfileño que desapareció en la zona de Ragusa después de denunciar sus condiciones laborales en la planta de cemento donde trabajaba. Su cuerpo aún no fue encontrado.

Junto a USB, la CGIL de Palermo también se hizo presente. "Este es el inicio de una nueva movilización que aúna la lucha contra las mafias y la lucha por los derechos para vencer un poder que se celebra y se absuelve a sí mismo, porque mientras coloca coronas de flores en las lápidas, pone coronas de espinas en la cabeza de las personas, confeccionadas con leyes que empobrecen el trabajo y que producen explotación e inseguridad, leyes que hacen del trabajo una mercancía y del trabajador algo que se puede comprar, subcontratar y reubicar hasta el cansancio", dijo Mario Ridulfo, secretario de la CGIL Palermo.

Fuera la mafia del Estado 8

La guerra y el patriarcado son mafia

También hubo lugar, en la marcha, para el transfeminismo, una de las tantas luchas sociales que se entrecruzan con la lucha contra las mafias. "La antimafia es transfeminista por naturaleza", explicó Federica Bellomia, del centro social Oficina del Pueblo. "Reconoce a las mafias como un sistema de dominación patriarcal centrado en la mercantilización y la explotación de mujeres, personas de la comunidad LGBT, de cuerpos no conformes y cualquier otra subjetividad. Rechazamos la sociedad de la dominación, la competencia, la discriminación binaria y homofóbica sistémica, racista y chovinista que está en la base de la mentalidad mafiosa".

Fuera la mafia del Estado 9

La mafia es, por tanto, un sistema de dominación. Como la guerra. Todas las guerras son sistemas de dominación. Y en Sicilia, la mafia y la guerra, con Cosa Nostra y la OTAN, controlan ilegalmente el territorio desde hace décadas.

"En Sicilia somos la cabeza de puente de una guerra que trastorna al mundo y de la que nadie quiere hablar. La Coordinación 19 de julio es muy clara y se lo decimos al PD, a 5 Estrellas y al gobierno fascista de este momento: enviar armas a Ucrania es una acción mafiosa. Peppino Impastato y Pio La Torre nos enseñaron eso. Hasta la guerra es mafiosa", dijo Elio Teresi de Casa Memoria Felicia y Peppino Impastato.

Fuera-la-mafia-del-Estado-10.jpg

La llegada a via D'Amelio al grito de "¡resistencia!"

A medida que la marcha se acercaba a la calle de via d'Amelio, los cánticos con la frase "fuera la mafia del Estado" comenzaron de nuevo.

Y los reclamos de verdad y justicia de la multitud. En medio de ella también estaba el senador Roberto Scarpinato, exfiscal general de Palermo, quien aplaudió a la Coordinación, reiterando la necesidad de conocer la identidad de los instigadores de la masacre de via D'Amelio. Un lugar mágico en la ciudad, según Scarpinato, que tiene el poder de alejar la retórica del Estado y de todos aquellos que vienen aquí solo para tomar fotografías y luego regresar a los palacios del poder. Hoy, en ese sentido, hay un movimiento de jóvenes que se han organizado para proteger este lugar sagrado y pedir, eso sí, verdad y justicia. "Seguirá la lucha hasta que tengamos verdad y justicia. Hasta que sepamos la verdad sobre la agenda roja", incitó a la multitud Andrea La Torre, líder de Attivamente, levantando una agenda roja.

Fuera la mafia del Estado 11

"¡Resistencia!", fue la respuesta de los manifestantes. El coro disruptivo e imparable continuó a lo largo de toda la marcha y le dio color con música, pancartas e incluso un flashmob, hasta la entrada en via d'Amelio donde Salvatore Borsellino, desde el escenario, saludó a la multitud con la mano, a diferencia de lo que se hizo con motivo del 23 de mayo en el acto de Falcone. "Los estaba esperando ansiosamente para cancelar acá, en via d'Amelio, el escandaloso episodio que tuvo lugar en el Árbol de Falcone donde ustedes jóvenes y trabajadores fueron detenidos antes de llegar, como tenían derecho, al lugar donde se recordaba la masacre de Capaci", dijo Borsellino desde el escenario. "Alguien no quería molestar a los personajes a los que se había dado acceso a ese escenario. Pero aquí nunca encontrarán a esa gente y son, ciertamente, bienvenidos".

Fuera la mafia del Estado 12

La verdad sobre las masacres del Estado-mafia

Diversas personalidades estuvieron presentes en via D'Amelio, desde las familias de las víctimas de la masacre hasta las familias de las víctimas de otras masacres y otros ataques, como el de la estación de Bolonia el 2 de agosto. Dos masacres, la de Bolonia y la de vía D'Amelio, que en realidad pertenecen al mismo proyecto subversivo. "están las masacres y están los muertos. Faltan los culpables porque el Estado no se condena a sí mismo. La verdad es que el Estado está metido hasta el cuello en esta masacre", explicó Borsellino a nuestros micrófonos. "Desde el 2007 he considerado a este hecho como una masacre de Estado, y es por eso que, lamentablemente, el Estado no se enjuicia a sí mismo ni a sus cómplices. Y por eso es tan difícil llegar a la verdad y la justicia".

Fuera la mafia del Estado 13

En via D'Amelio también estuvieron presentes exmagistrados y algunos de los políticos que concretamente lucharon y luchan contra la mafia, como Giulia Sarti, que arremetió contra la hipocresía del actual gobierno y contra su representante, Giorgia Meloni, quien, si bien por un lado dice haber crecido políticamente siguiendo el ejemplo de Borsellino, por otro se contradice decretando "duelo nacional para Silvio Berlusconi" o aclamando, con su ejecutivo, "a personajes como Marcello Dell'Utri o Totò Cuffaro, que regresaron a la vida política, Antonino D'Alì o Nicola Cosentino". "Son personajes -explicó Sarti- que ya no se nombran y si se nombran es para celebrarlos y no para contar quiénes fueron y cómo traicionaron al Estado. Por eso es importante hablar de las masacres de 1992 y de las bombas de 1993 y seguir hablando de lo que pasó hace 31 años. Porque sigue siendo de una actualidad desarmante, si no sabemos quién robó la agenda roja de Paolo Borsellino o quién desvió las investigaciones a todos los niveles, está claro que nunca tendremos el conocimiento de lo que es luchar hoy contra las mafias".

Fuera la mafia del Estado 14

La huida de Meloni

No faltaron las críticas al gobierno de Meloni y sobre todo al ministro de Justicia, Carlo Nordio, quien, de hecho, está tratando de eliminar las principales herramientas de lucha contra la mafia: desde las escuchas telefónicas hasta los delitos de abuso de poder o concurso externo. La premier decidió no participar en la vigilia con velas por temor a las críticas sobre su trabajo.

"Un presidente del Consejo de ministros debe esperar y aceptar las protestas no violentas", dijo Borsellino. "Lo único que habría hecho es acercarme a ella y preguntarle cómo concilia su supuesto compromiso antimafia, según el cual entró en política después de la masacre de via D'Amelio, con las declaraciones de uno de sus ministros que elige el día mismo del aniversario de esta masacre para atacar a uno de los artículos fundamentales de la legislación antimafia querido por Borsellino y Falcone, es decir, el concurso externo en asociación mafiosa, sin el cual quedarían sin efecto al menos las tres cuartas partes de los juicios reales contra la mafia".

Fuera la mafia del Estado 15

"Estamos aquí para despertar conciencias"

Don Luigi Ciotti, fundador de Libera y del Grupo Abele, también estuvo presente en via D'Amelio.

"Hoy los mafiosos son más fuertes que antes y necesitan disparar menos porque hay connivencias inquietantes y hay propuestas de la política del momento que nos hacen retroceder, no avanzar. Quieren demoler los pilares fundamentales de la lucha contra la mafia, como el concurso externo. Estamos aquí para, humildemente, dar fuerza para despertar conciencias", dijo.

Fuera la mafia del Estado 16

La bienvenida a la marcha finalizó con la lectura de los nombres de los caídos en via d'Amelio por parte de sus familias y el minuto de silencio. Y finalmente la conmovedora carta al "Juez Paolo" de Marilena Monti, leída entre lágrimas por Salvatore Borsellino.

"Y los vivos respiran amor en este momento, no odio, y una lluvia de flores, con descompuesta frescura, con la enésima lágrima y con ternura. ¡Te juro, juez Pablo, ojos de miel y tristeza, que te haremos justicia!".

Fuera la mafia del Estado 17

Fotos: Paolo Bassani

Foto 11: exfiscal general de Palermo, ahora senador, Roberto Scarpinato

Foto 12: Salvatore Borsellino, hermano del juez Paolo

Foto 13: desde la izquierda, Roberto Scarpinatto, Giuseppe Antoci y Giulia Sarti