Jueves 23 Mayo 2024
Empresas, negocios y miles de millones para "crear una red segura de movilidad militar".

Y la mafia no se queda mirando de brazos cruzados

"El puente sobre el Estrecho es una infraestructura fundamental con respecto a la movilidad militar, teniendo en cuenta la presencia de importantes bases de la OTAN en el sur de Italia". Así lo confirma el proyecto de ley (convertido en decreto ley el 31 de marzo de 2023, Nº 35) presentado por la primera ministra Giorgia Meloni y por los ministros Salvini y Giorgetti. La UE (Unión Europea) también confirma la existencia de una dimensión militar en el proyecto del puente, que va más allá del sentido estrictamente civil de la infraestructura.

El proyecto, de hecho, forma parte de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T), cuyo objetivo, entre otros, es crear una red capaz de satisfacer "un plan de acción sobre movilidad militar 2.0". La UE lo está apoyando económicamente con fondos del Connecting Europe Facility (que financia proyectos de infraestructura de transporte de doble uso) y el Fondo Europeo de Defensa (que apoya el desarrollo de sistemas digitales y logísticos interoperables).

Del Puente sobre el Estrecho, por tanto, se sigue hablando. Esta vez, sin embargo, no por la posible -por no decir "segura"- interferencia de organizaciones mafiosas, como Cosa Nostra y la 'Ndrangheta, que siempre han tenido a la infraestructura como una inversión para lavar dinero y obtener apoyo. Lo que genera discusión es la presencia de la OTAN detrás de "la obra más verde del siglo", como la ha bautizado en repetidas ocasiones el ministro de Infraestructuras y Transportes, Matteo Salvini, especialmente en un período histórico en el que Europa avanza rápidamente hacia la escalada militar.

Las palabras del periodista Antonio Mazzeo

Con el tiempo ya nos hemos ocupado del puente sobre el Estrecho y su funcionalidad para conectar las bases de la OTAN y para facilitar el transporte de tropas y vehículos por carretera. Antonio Mazzeo, periodista y ensayista antimilitarista que durante cuarenta años ha informado y denunciado la implicación de Italia -y sobre todo de Sicilia- en los diversos teatros de guerra internacionales, entrevistado por nuestros micrófonos en las últimas semanas, denunció que se trataría de "una mayor militarización de los territorios". "Una obra de esta envergadura no puede dejar de requerir -y así lo dicen las Fuerzas Armadas- una serie de intervenciones: baterías de misiles (una sola batería cuesta 800 millones de euros, ndr), cazabombarderos y patrullaje constante de submarinos", añadió. Pero lo que es aún más grave, según Antonio Mazzeo, "es la justificación que da hoy el Gobierno para realizar esta obra. Descubrimos que el gobierno la define como de importancia geoestratégica fundamental para conectar las bases de la OTAN en el sur de Italia con las bases de la OTAN en Sicilia". Ahora los ojos están puestos en el conflicto ruso-ucraniano que, además de haber afectado al corazón de Europa (aunque no es el único escenario bélico), ha acelerado la necesidad de construir la infraestructura entre las costas siciliana y calabresa. Y así lo confirma la Comisión Europea.

Red Transeuropea de Transporte

Como ya se anticipó, el puente sobre el Estrecho de Messina, así como otras infraestructuras presentes en el territorio italiano (véase el TAV Turín-Lyon), forma parte de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T). Es un plan de inversión europeo que indica de forma efectiva a los distintos países miembros hacia dónde dirigir los fondos. Gracias a una política que gestiona la Red Transeuropea de Transporte, este instrumento desarrolla una "infraestructura coherente, eficiente, multimodal y de alta calidad en toda la UE", según afirma la Comisión Europea. Incluye ferrocarriles, vías navegables interiores, rutas marítimas cortas y carreteras que unen nodos urbanos, puertos marítimos e interiores, aeropuertos y terminales. Además, esta Red promueve "el transporte de personas y mercancías, fortalece la cohesión económica, social y territorial de la UE y crea sistemas de transporte fluidos a través de las fronteras, sin brechas físicas, cuellos de botella o eslabones perdidos". El proyecto, marcado por la Unión Europea, se extiende a lo largo de varios "corredores" como el Atlántico, Medio Oriente, Báltico, Mediterráneo y Escandinavia. La red central incluye las conexiones más importantes que enlazan a las principales ciudades y los nodos más importantes (incluido el de Messina-Reggio Calabria), y debe completarse para el 2030 (fecha en la que se construirá el puente, como ha subrayado repetidamente Salvini). Sin embargo, en cuanto a la red integral, que conecta todas las regiones de la UE a la red central, debe completarse para el 2050. Pero es detrás de la legislación TEN-T que se esconde la Alianza Atlántica.

Los sucios intereses de la OTAN 2

La sombra de la OTAN

Con el tiempo es cada vez más evidente que la de Ucrania es una guerra de poder en la cual Italia, al enviar armas y apoyo militar a Kiev, juega un papel de cobeligerancia. Además, a lo largo de la península existen numerosas bases de la OTAN. En Sicilia, por ejemplo, llama la atención la presencia militar de la Alianza Atlántica (especialmente la estadounidense). La base de Sigonella, el sistema de radio satélites MUOS en Niscemi, el aeropuerto de Trapani Birgi (a menudo utilizado para la aviación militar) y la base naval en el puerto de Augusta (también utilizado por la VI Flota de la Marina de los Estados Unidos y otras naciones adheridas al Pacto Atlántico). En definitiva, defensas aéreas territoriales, navales y estratégicas en las que se realizan diariamente ejercicios militares de la OTAN y de las que suelen partir medios útiles para la contraofensiva ucraniana. En este escenario, si bien Sicilia representa un punto estratégico en el Mediterráneo, por otro lado, al ser una isla, está desconectada del resto del "continente". Y este es un problema para las tropas terrestres.

La TEN-T se encarga de salvar este "límite". De hecho, además de tener un fin civil, también tiene un fin militar. Como parte del avance de la red transeuropea, la UE se comprometió a "garantizar movimientos rápidos y fluidos de personal, material y activos militares, incluso con poca antelación y a gran escala", dentro y fuera de la propia UE. El objetivo es crear "una red bien conectada, con tiempos de reacción más cortos y una infraestructura segura y resistente", en estrecha cooperación con los estados miembros. Es la Comisión Europea la que asegura que "la red es coherente y cumple los requisitos de ambos tipos de uso (civil y militar, ed.)". "Tras el ataque no provocado de Rusia contra Ucrania -dice la UE-, la Comisión y el Alto Representante (que también es el vicepresidente de la misma, ndr) presentaron un plan de acción sobre movilidad militar 2.0". Todo con el fin de garantizar "una red de movilidad militar bien conectada, capaz y segura". "Un enfoque coherente y coordinado de la movilidad militar -explican- es un interés compartido con la OTAN. La movilidad militar sigue siendo un 'buque insignia' para una cooperación mejorada e intensificada entre las dos organizaciones, en línea con los principios rectores de la UE-OTAN, con una interacción e intercambio de información eficientes dentro del diálogo estructurado y consolidado entre el personal". Y la Comisión, como ya se ha dicho, "apoya el plan de acción con instrumentos de financiación como el Connecting Europe Facility (que financia proyectos de infraestructuras de transporte de doble uso) y el Fondo Europeo de Defensa (que apoya el desarrollo de sistemas digitales y logísticos interoperables)".

El doble uso de la TEN-T: civil y militar

En el marco del Reglamento UE (2021/1153) del Parlamento Europeo y del Consejo, del 7 de julio del 2021, por el que se establece el Mecanismo Conectar Europa (MCE), los dos organismos certifican además que "la política de infraestructuras de transporte ofrece una clara oportunidad para potenciar las sinergias entre las necesidades de defensa y la TEN-T, con el objetivo general de mejorar la movilidad militar en toda la Unión, teniendo en cuenta el equilibrio geográfico y las ventajas potenciales para la protección civil". Además, "de conformidad con el plan de acción sobre movilidad militar, en el 2018 el Consejo examinó y validó los requisitos militares en relación con las infraestructuras de transporte y en el 2019 los servicios de la Comisión identificaron a los tramos de la TEN-T como aptos para doble uso (entre ellos también el Puente sobre el Estrecho), teniendo también en cuenta las necesarias adaptaciones de las infraestructuras existentes -se lee-". La financiación de proyectos de doble uso por parte de la Unión debe entregarse a través del MCE sobre la base de programas de trabajo, teniendo en cuenta los requisitos aplicables establecidos en el contexto del Plan de Acción sobre Movilidad Militar y cualquier otra lista indicativa de proyectos prioritarios identificados por los Estados miembros de conformidad con dicho plan.

En la TEN-T también se informa que la invasión rusa de Ucrania "ha cambiado radicalmente la situación geopolítica en Europa y sin duda tendrá un impacto en nuestro sistema de transporte". La situación actual demuestra cuán "esencial es para Europa una red de infraestructuras de alta calidad, no solo para su mercado interior sino también para la cohesión general. Tanto la guerra como la pandemia han demostrado la necesidad de una red transeuropea de transporte más interoperable, multimodal, conectada y resistente". "Las implicaciones para el corredor de la red central del Mediterráneo no se conocen en este momento -dice la UE-. Sin embargo, el conflicto ha demostrado la necesidad de una mayor conectividad con Ucrania. Actualmente, nuestro Corredor termina en Ucrania y así debe permanecer. El Corredor Mediterráneo necesita esta conexión y requiere más esfuerzo para construir un paso transfronterizo sólido entre Hungría y Ucrania. En este contexto, se sugiere mantener la alineación actual del Corredor Mediterráneo".

Los sucios intereses de la OTAN 3

Miles de millones para movilidad militar

Entre los diversos "corredores" de la TEN-T, el Puente sobre el Estrecho de Messina se encuadraría dentro del "Mediterráneo", que preside Iveta Radičová, exprimera ministra de la República Eslovaca (2010-2012). Del plan de trabajo presentado en 2022 surgen datos interesantes sobre los fondos destinados al proyecto para facilitar la movilidad militar. El "Reglamento del Mecanismo Conectar Europa" (CEF) 2021-2027 entró en vigor el 14 de julio del 2021, aplicándose retroactivamente desde el 1º de enero de 2021. El presupuesto total para el transporte del CEF es de más de 25 mil millones de euros, de los cuales 1.600 millones son para movilidad militar. Entre las prioridades del CEF se encuentran: la finalización de la red, con especial prioridad a los tramos transfronterizos y los enlaces faltantes de los corredores de la red básica; la modernización de la infraestructura existente; y un plan de acción sobre movilidad militar para apoyar el desarrollo crítico de la infraestructura de transporte civil-militar de doble uso.

En cuanto a la infraestructura de transporte, informa Iveta Radičová, en el 2019 "el Consejo de la UE aprobó los requisitos militares para la movilidad militar dentro y fuera de la UE". Estos requisitos militares identifican el alcance geográfico de la movilidad militar y definen los estándares de infraestructura de transporte necesarios para las fuerzas armadas. "El análisis de brechas realizado en el 2019 por los servicios de la Comisión y el SEAE (Servicio Europeo de Acción Exterior, ndr) subraya las sinergias entre la TEN-T y la movilidad militar: el 93 % de la red de transporte militar también forma parte de la TEN-T; y los estándares de la infraestructura de transporte militar son en su mayoría compatibles con las necesidades de la infraestructura de transporte civil. Gracias a estas sinergias entre las necesidades de transporte civil y militar, las acciones destinadas a completar los corredores de la TEN-T también pueden mejorar la movilidad militar. El nuevo presupuesto a largo plazo de la UE ahora incluye un presupuesto dedicado a la movilidad militar de 1.700 millones de euros en el marco del Mecanismo Conectar Europa para cofinanciar la implementación de tales proyectos de infraestructura de transporte de doble uso".

El caso WeBuild s.p.a.

Para fortalecer el vínculo entre el mundo de la guerra y la construcción del puente, está la reciente investigación Domani, en la que la periodista Futura D'Aprile pone de relieve algunos aspectos concernientes a las empresas que deberían construir el puente. WeBuild s.p.a. es una de las empresas que se encargará de la construcción de la infraestructura. (exImpregilo Salini), empresa a la que se le encargó el proyecto hace veinte años y que ahora le pide a la empresa del Estrecho de Messina, al Ministerio de Transportes y a la presidencia del Consejo una indemnización de 700 millones. La cartera de WeBuild también incluye obras para la modernización del aeropuerto militar de Capodichino, la construcción de la línea de trenes de alta velocidad Novara-Milán y la circunvalación de la autopista de Mestre. Estas dos últimas obras sirven para conectar las bases americanas en el noreste de Italia, al igual que el puente sobre el Estrecho. Además de la multinacional de Pietro Salini, detrás del proyecto del MIT también está la Cooperativa de Albañiles de Rávena, CMC, que, como recordó D'Aprile, a lo largo del tiempo ha supervisado las mejoras de la infraestructura de Sigonella, la construcción de la infraestructura para albergar al ejército estadounidense en el aeropuerto de Dal Molin, en Vicenza y también una parte del TAV, una obra igualmente estratégica desde el punto de vista militar.

Los sucios intereses de la OTAN 4

La mafia no se queda mirando de brazos cruzados

En conclusión, no debemos olvidar los fuertes intereses de las organizaciones mafiosas que ven en el puente de un solo tramo más largo del mundo una oportunidad de oro para lavar dinero y ganar consenso social, por supuesto a través de testaferros.

Este dato consta en varias investigaciones e informes de la DIA (Dirección de Investigaciones Antimafia) que se han sucedido a lo largo de los años. Basta con leerlos para entender el papel que podría jugar el crimen organizado en la construcción de esta gran obra. En 1998, la DIA declaró que estaba "preocupada por la gran atención de la 'Ndrangheta y Cosa Nostra en el proyecto relativo a la construcción del puente sobre el Estrecho". "Parece claro -agrega la Dirección de Investigación Antimafia- que estos son intereses que justifican un esfuerzo destinado a sustraer lo más posible el área de la provincia de Messina de la atención de los órganos judiciales y de investigación".

Unos años más tarde, en el 2000, la DIA volvió a informar que "las principales familias de la 'Ndrangheta ya habrían estado activas durante algún tiempo para llegar a un arreglo de los opuestos intereses que, superando las rivalidades tradicionales, permitan poder atacar con mayor eficacia las enormes capacidades de gasto de las que se beneficiarán las administraciones calabresas durante los próximos años". Incluso, al observar las enormes sumas proporcionadas por los fondos europeos, los investigadores plantearon la hipótesis de la existencia de verdaderos "acuerdos entre Cosa Nostra y 'Ndrangheta con el propósito de una división más efectiva de las ganancias potenciales".

Otro informe de la DIA, del 2005, afirmaba que "la mafia está dispuesta a invertir el dinero del narcotráfico en la construcción del puente sobre el Estrecho de Messina".

Y es gracias al narcotráfico en el que la 'Ndrangheta es líder que las organizaciones criminales tienen grandes cantidades de dinero. Ese informe se basó particularmente en lo que demostró la investigación "Brooklyn" en la que se identificó una operación concebida por Cosa Nostra para lavar 5.000 millones de euros provenientes del narcotráfico precisamente en la construcción de la infraestructura.

Fue en esa investigación que apareció el nombre del ingeniero ítalo-canadiense Zappia. Un personaje con una dilatada experiencia en el campo de las grandes obras que además afirmó en una intercepción telefónica que si conseguía hacer el puente traería de regreso a Don Vito Rizzuto (hoy fallecido) y en su momento figura clave en la proyección internacional de Cosa Nostra.

Diseño de portada: Paolo Bassani

Foto 4: maqueta del puente del Estrecho / Imagoeconomica