Domingo 23 Junio 2024

En concurso con su mujer, habría atribuido ficticiamente 500 mil euros a su cuenta con una transferencia de un "préstamo sin intereses" dispuesto por Berlusconi

A la investigación que existe en su contra con la acusación de ser el autor intelectual de las masacres mafiosas de 1993, al exsenador de Forza Italia, Marcello Dell'Utri, también se le suma una entrada en el registro de sospechosos por transferencia fraudulenta de valores y por no haber comunicado los cambios en su patrimonio, como debería haber hecho dado que estaba condenado, con sentencia firme, por concurso externo en asociación mafiosa. La noticia fue reportada hoy por los diarios La Repubblica y Il Fatto Quotidiano. La DDA (Dirección Distrital Antimafia) de Florencia, a través de los fiscales adjuntos Luca Turco y Luca Tescaroli, también investiga el delito de concurso en masacre de Dell'Utri con los jefes Giuseppe y Filippo Graviano y Gaspare Spatuzza (los tres ya juzgados y condenados en otros juicios). Los fiscales sumaron las circunstancias agravantes de haber actuado con fines terroristas, de subversión del orden democrático y de haber facilitado la actividad de Cosa Nostra, en referencia a los atentados cometidos en Roma, Florencia y Milán del 28 de julio de 1993 al 23 de enero de 1994. Otro cargo que ha surgido ahora es el de transferencia fraudulenta de valores en concurso con su esposa Miranda Ratti, a quien Silvio Berlusconi había transferido sumas de dinero, con motivo de un préstamo sin intereses, "con el fin de eludir las disposiciones de la ley en materia de medidas preventivas". Finalmente, hay otra nueva acusación, la de no haber comunicado, para Dell'Utri, que tenía una condena firme por delitos mafiosos, los "cambios patrimoniales", en particular las transferencias electrónicas recibidas de Berlusconi por casi un millón de euros durante nueve meses entre 2021 y 2022.

Según informa Il Fatto Quotidiano, Dell'Utri fue inscripto en el registro de sospechosos por transferencia fraudulenta de valores debido a que, en colaboración con su esposa Miranda Ratti, supuestamente atribuyó ficticiamente a la misma 500 mil euros que llegaron a la cuenta de Ratti a través de una transferencia bancaria, el 23 de julio del 2020, con motivo de un "préstamo sin intereses" dispuesto por Berlusconi. Así, según los magistrados, Dell'Utri habría eludido las disposiciones de la ley en materia de prevención que debería haber respetado tras la condena firme del 2014 por concurso externo. Los fiscales también deducen que los 500 mil euros estaban destinados al exsenador, por una intercepción telefónica del 4 de agosto del 2020 habida entre Giuseppe Spinelli, contador de confianza del exprimer ministro, y un funcionario del UBI Banca (Unión de Bancos Italianos SpA) que pide aclaraciones sobre la transferencia. El exsenador también fue registrado por el delito previsto en el artículo 31 de la ley número 646, de 13 de septiembre de 1982, que refiere esencialmente a la obligación de los condenados con sentencia firme a comunicar, durante diez años y dentro de los 30 días de efectuadas, todas las "variaciones en el tamaño y composición de los activos" a la policía tributaria. Por tanto, según los magistrados, el cofundador de Forza Italia no habría comunicado en los términos de la ley, la existencia de transferencias recibidas de Berlusconi en 2021 y 2022. En particular, entre el 19 de mayo del 2021 y el 14 de enero del 2022, el ex senador recibió en su cuenta cinco transferencias con motivo de "donación de modesto valor" de 90 mil euros cada una, por un total de 450 mil euros. Sin embargo, después de enero del 2022, Berlusconi le transfirió 30 mil euros al mes. Los magistrados sospechan que estos flujos de efectivo podrían ser la contrapartida de las condenas de Dell'Utri y su propio silencio en los juicios penales. El exsenador podrá explicar su posición a los fiscales el 18 de julio cuando está programado el interrogatorio. Para los magistrados "el acuerdo de masacre descrito en la acusación, del que Dell'Utri se convirtió en protagonista, se basa en las relaciones económicas entre Giuseppe Graviano y representantes de Cosa Nostra, por un lado, y Dell'Utri y Berlusconi por el otro". Los fiscales, escribe La Repubblica, subrayan en el auto de registro, ejecutado por los investigadores de la DIA (Dirección de Investigaciones Antimafia) de Florencia y Milán el miércoles pasado en la vivienda y en la oficina de Dell'Utri en Milán, como reveló el periodista Lirio Abbate en el día de ayer, los resultados del asesoramiento técnico "que identifica entradas de flujos financieros en las empresas pertenecientes a Berlusconi, de las cuales Dell'Utri era ya en ese momento un referente y un colaborador de confianza, sin paternidad por 70.540 millones de liras, en el período de febrero de 1977 a diciembre de 1980".

Foto:  © Imagoeconomica
TAGS: