Resistencia a las puertas de la Embajada colombiana en Montevideo
 
Matías Guffanti, de Our Voice, denuncia la violencia desatada por el gobierno de Iván Duque
 
Por Victoria Camboni-4 de mayo de 2021

Con la fuerza juvenil del movimiento cultural internacional Our Voice, su director en Latinoamérica, Matías Guffanti, habló en una manifestación frente a la Embajada de Colombia en Montevideo, Uruguay, donde cerca de un centenar de personas reclamaron al gobierno de ese país, el cese de la violencia sangrienta y la represión desatada en los últimos días contra el pueblo colombiano.

La concentración convocó a colombianos, movimientos sociales y personas que se solidarizaron con la gravísima situación que enfrenta el pueblo cafetero, que salió a las calles para detener las reformas que el gobierno de turno, dirigido por el actual presidente Iván Duque, intentó aplicar. Las movilizaciones, que comenzaron el 28 de abril, desembocaron en alrededor de 1000 casos de abuso policial, más de 20 homicidios de las fuerzas del Estado contra ciudadanos, varias víctimas de abuso sexual y más de 900 detenciones arbitrarias. Abuso, que los colombianos, no están dispuestos a tolerar.

4 Romina

Entre cantos y banderas, remeras con palabras militantes, carteles y hasta el himno nacional de Colombia, los manifestantes reclamaron la renuncia del Ejecutivo, encabezado por Duque, representante del partido político Centro Democrático, del país cafetero. Dos niños sostenían pancartas con consignas: “Por mi futuro, por mi familia, no a la reforma tributaria”, y “Los malos gobiernos de mi país me obligaron a emigrar, pero desde aquí apoyo total a mi pueblo colombiano”. En la misma esquina, una veintena de velas se encendieron para recordar a los muertos por órdenes del mandatario colombiano y su Ejecutivo. A la distancia, una patrulla policial y cinco uniformados, eran el marco de seguridad dispuesto por el Ministerio del Interior a la sede diplomática, en cuyo interior también se podía observar personal afectado a la custodia del edificio, de la esquina Ellauri y Juan Marìa Pèrez, del barrio Pocitos.

Germán Ávila, representante de Convergencia Colombia por la Paz, y del Foro Internacional de Víctimas del Conflicto Colombiano, mencionó a Antimafia Dos Mil los puntos por los cuales se manifestaron: “pedimos que cese la represión, que se tumben las propuestas de reformas que son más lesivas, y que la gente pueda manifestarse. Que construyamos otra alternativa, que tengamos espacio para plantearlas sin que nos saquen corriendo a plomo”.

“Se ha generado una ola de violencia en contra del pueblo colombiano, con las organizaciones sociales y los firmantes del acuerdo de paz, sin precedentes. Nuestra razón de ser aquí ha sido visibilizarlo en la sociedad que nos ha abierto las puertas para vivir”.

La convocatoria, realizada por Convergencia Colombia por la Paz -una agrupación de colombianos residentes en Uruguay-, encontró unidos en una sola fuerza de lucha a movimientos sociales de países como Chile, Venezuela, Colombia, Argentina y Uruguay. Compartimos la proclama leída frente a la Embajada colombiana:

“Colombia se encuentra en alerta roja. El paro nació como rechazo de las políticas económicas y sociales del gobierno colombiano, que con una reforma tributaria pretende gravar productos básicos de la canasta familiar y servicios públicos. Esta es la solución que el Estado pretende darle a un pueblo empobrecido, que debe elegir entre morir por Covid o morir de hambre. Desde que empezó el paro nacional, el Gobierno de Iván Duque ordenó el despliegue de la policía, el ESMAD y el Ejército”.

“Rechazamos la criminalización de la protesta social. Rechazamos la militarización de las calles y la protesta social. Rechazamos que sigan asesinando líderes y lideresas sociales defensores de derechos humanos y a todas las personas que se oponen a este gobierno nefasto”.

7 Romina

Formando parte de la movilización, en la que no hubo acciones de violencia, la voz de Our Voice se hizo escuchar. Con la potencia y la energía que caracteriza a este movimiento de jóvenes, Matías Guffanti se dirigió a ese pueblo y a esos jóvenes que se manifestaron para unirse, para animarse, para rebelarse en contra del monstruo que aplasta Colombia con su avaricia y odio hacia los pueblos libres.

"Como juventud nos tenemos que preparar, tenemos que formarnos, tenemos que estudiar. Tenemos que ir a buscar nosotros esos puestos. No podemos permitir que estos delincuentes, asesinos y genocidas nos estén gobernando, que el fascismo esté gobernando en este momento, y que vivamos en una dictadura encubierta. En un país después de un pacto de paz se mató a más de 900 líderes y lideresas sociales que están luchando en contra del narcotráfico, en contra de las mafias, por el ambientalismo, para defender el territorio. Unámonos, preparémonos como juventud y saquemos al fascismo del Estado".

Es en manos de las y los jóvenes que se mantiene firme la certeza de la transformación social y de una Latinoamérica con valores, diametralmente opuestos a los que nos vinculan hoy como individuos y como sociedad. Son ellas y ellos, tan frescos y llenos de sueños, que, con su arte, su fuerza y sus convicciones son capaces de romper y cambiar nuestra forma de vivir en estas tierras de sangre, comandadas por imperios económicos que determinan quién muere y quién vive, y cómo se debe vivir, o peor aún, sobrevivir, en pobreza y marginalidad, para sostener a los ricos de siempre.

Son grupos de poder que toman decisiones aberrantes, injustas, violentas y excluyentes, dejando un mundo muerto de hambre y a tantos millones de seres humanos abandonados a su suerte.

El silencio es cómplice. El reclamo es nuestra voz.

--------------------

*Foto de portada y restantes, y video: Antimafia Dos Mil y Our Voice / Leandro Gómez, Romina Torres y Alina Leal

Artículo relacionado:https://www.antimafiadosmil.com/index.php/luchas-sociales/6401-sabian-que-estan-matando-colombianos

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO