Se los acusa también de desaparición forzada, torturas y secuestro de niños

Por Antimafia Dos Mil-13 de agosto de 2022

Cuatro militares fueron imputados por los magnicidios de Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz. También se los imputó por los asesinatos de Rosario Barredo, William Whitelaw. En total, se contabilizan unas sesenta personas, asesinadas entre 1974 y 1976 en Argentina. Además, se los responsabiliza por los delitos de desaparición forzada, torturas y secuestro de niños.

El militar Jorge ‘Pajarito’ Silveira estuvo presente en la audiencia, mientras que sus colegas José Arab y Ernesto Ramas comparecieron a través de la plataforma Zoom. El expolicía Ricardo Medina también estuvo presente en el tribunal. Todos ellos fueron juzgados bajo el nuevo Código de Proceso Penal, que rige en Uruguay desde 2017.

En la audiencia de formalización, el abogado Pablo Chargonia -perteneciente al Observatorio Luz Ibarburu- estuvo presente en calidad de defensor de las familias de Michelini, Gutiérrez Ruiz, como también de Gabriela Shroeder y de Washington Barrios (el esposo de Silvia Reyes, una de las ‘muchachas de abril’).

Historiando el caso, debemos consignar que los primeros en ser condenados ante la justicia por los asesinatos de los legisladores, que aparecieron muertos el 21 de mayo de 1976, dentro de un automóvil junto a Barredo y a Whitelaw, fueron el expresidente de facto Juan María Bordaberry y el excanciller Juan Carlos Blanco, para quienes la condena fue ejecutada el 30 de junio de 2011, 35 años después.

Cuatro represores uruguayos 2

La denuncia fue presentada por el fiscal especializado en Delitos de Lesa Humanidad Ricardo Perciballe, en un documento de unas 200 páginas. Allí, solicitó la imputación de Arab por 12 delitos de homicidio y por dos desapariciones forzadas, las de Gutiérrez Ruiz y Michelini. Por su parte, Ernesto Ramas y Jorge Silveira fueron imputados por reiterados delitos de privación de libertad y supresión del estado civil, en los casos de Mariana Zaffaroni y Macarena Gelman, y por dos delitos de homicidios. A Ricardo Medina, el expolicía, se le imputó abuso de autoridad contra los detenidos y supresión del estado civil.

El juez accedió a la solicitud de dar inicio para investigar la represión de agentes uruguayos entre 1974 y 1976, que incluye un total de 60 víctimas, tomando todos los pedidos realizados por el fiscal Perciballe.

Se libraron dos órdenes de captura contra el militar represor Manuel Cordero y contra Pedro Mato Narbondo. Ambos militares operaron fuera de fronteras y cometieron múltiples violaciones a los derechos humanos. Manuel Cordero en este momento está cumpliendo condena en Argentina, mientras que Mato Narbondo -uno de los 12 militares uruguayos condenados a cadena perpetua por el tribunal de Roma-, está prófugo en Brasil.

La causa por la desaparición de Washington Barrios fue abierta en 2005 tras la denuncia presentada por la familia. Los indicios señalan que desapareció en Argentina, pero por las investigaciones concluye en que la responsabilidad de los crímenes contra Barrios fue del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA) y los servicios de inteligencia uruguayos.

La investigación comenzó en 2020 cuando Gabriela Shroeder -hija de Rosario Barredo y Gabriel Shroeder- presentó junto a familiares de Michelini y de Gutiérrez Ruiz, una denuncia sobre su secuestro y el de sus dos hermanos en Argentina, en el marco de los años de represión militar conjunta. También solicitó la investigación de la muerte de su madre y de su padrastro William Whitelaw.

-------------------

*Foto de portada: ladiaria.com.uy / Jorge “Pajarito” Silveira sale del juzgado, 2006

*Foto 2: sitiosdememoria.uy / Ricardo José Medina

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO