Jueves 23 Mayo 2024

Hace alrededor de dos años, el actor estadounidense Denzel Washington habló abiertamente sobre su fe cristiana en un programa de televisión llamado Desus & Mero. Al responder a las preguntas se despojó de su mero papel, tomando la forma de un auténtico catalizador emocional para los espectadores; el discurso descendió a lo más profundo del alma humana, rayando en la fe: "por la gracia de Dios me fue dada la capacidad natural de actuar", dijo el actor subrayando que "una de las lecciones más importantes en la vida, que todos debemos aprender, es tener siempre una actitud de gratitud, de humildad y a la vez reconocer y recordar de dónde viene el don. Y hay que usarlo para para ayudar a los demás", afirmó el actor, añadiendo que todo lo que hizo no lo hizo solo: "No es mío (el talento, ndr); me fue dado por la gracia de Dios", reiteró.

La fe es omnipresente en la vida del actor; su padre, Denzel Washington Sr., fue pastor de la Iglesia de Dios en Cristo durante 60 años: "Sé que está sonriendo en el cielo, viendo a su hijo hacer lo mejor que puede hoy, por la gracia de Dios. A través de mi trabajo, he hablado a millones de personas. En el 2015, dije: 'Ya no voy a hablar solo a través de mi trabajo. Voy a hacer un esfuerzo consciente para levantarme y hablar sobre lo que Dios ha hecho por mí'", dijo el actor.

A través de películas inolvidables como Man on Fire y The Equalizer, Denzel Washington trasciende el mero entretenimiento y ofrece al público una visión "cruda" de la justicia y el sacrificio personal.

Washington ha recibido tres Globos de Oro, un premio Tony y dos premios Oscar: uno al mejor actor de reparto por la película bélica Glory (1989) y otro al mejor actor por su papel de policía corrupto en el drama criminal Training Day (2001); Más allá de los elogios, Denzel Washington sigue siendo un hombre capaz de inspirar reflexiones profundas sobre la vida humana. Su legado en la industria cinematográfica ciertamente perdurará, al igual que su impacto en los corazones y las mentes de aquellos tocados por su arte y testimonio de fe.

Foto: Antimafia Duemila