Lunes 22 Abril 2024

Carta abierta de 80 profesores contra la represión policial en el día de Falcone

Mientras que la coordinación el 23 de mayo, frente al Árbol Falcone, dio lugar a una rueda de prensa para explicar cada hecho y comentar la dura represión sufrida por la policía antidisturbios con motivo de la conmemoración de la masacre de Capaci, en el día de ayer ochenta profesores firmaron una carta, publicada hoy en La Repubblica, para defender aquella marcha de jóvenes y miembros de la sociedad civil que querían recordar a Giovanni Falcone, Francesca Morvillo y los agentes de su escolta, pero también querían manifestar contra las pasarelas estatales que desde hace más de treinta años caracterizan las conmemoraciones de la masacre de Capaci. Una voz que no fue apagada, porque los manifestantes lograron romper los cordones policiales, y no aceptar esa intervención con sabor fascista de la fuerza policial.

A continuación, el contenido de la carta abierta y las firmas de los docentes:

El 23 de mayo del 2023 en Palermo, quizás por primera vez en la historia de las manifestaciones antimafia, a un grupo de personas, incluidos muchos estudiantes de escuelas secundarias y universidades, sindicalistas, miembros de varias asociaciones del tercer sector y ciudadanos en general, no se les permitió expresar libremente, según lo dispuesto por el primer párrafo del art. 21 de la Constitución, su punto de vista sobre el peligro de la infiltración mafiosa en los lugares de decisión de nuestro país y sobre la nueva y muy peligrosa fase de "sumersión" de las mafias.

Somos docentes que realizamos actividades educativas antimafia en el contexto del No Mafia Memorial y en muchos otros ámbitos. Luchamos a diario para que nuestros jóvenes desarrollen un pensamiento crítico y autónomo y ejerzan la libertad de expresión respetando la diversidad de opiniones.

Expresamos nuestra total indignación y decepción por el torpe intento político que obligó a las fuerzas policiales a intervenir contra grupos y asociaciones que, de manera pacífica y con simples creaciones satíricas, han tratado de hacer reflexionar sobre ciertas conductas políticas. Imaginamos fácilmente que a nadie le gusta ser criticado, pero una clase política que no atiende al libre derecho de sus ciudadanos a criticar no posee la madurez necesaria para liderar una comunidad ya sea local, regional o nacional. Este tipo de censura ejercida el 23 de mayo del 2023, deconstruye la participación y el sentido mismo de ciudadanía que la escuela italiana cultiva siguiendo la Constitución, e imagina una comunidad dividida en partidarios de los que gobiernan "contra" partidarios de los de ideas diferentes, dividiendo en dos una sociedad civil que debe tener un mismo objetivo: luchar contra la mafia y quienes la aceptan, directa o indirectamente, en sus formas culturales, políticas, productivas y valóricas.

Bofeton de los maestros de escuela a los fascistas de cachiporras con uniforme 2

Como educadores pedimos a las autoridades que han asumido la responsabilidad de enviar a las fuerzas policiales contra los manifestantes antimafia, en lugar de mandarlas a luchar contra los verdaderos delincuentes, que reflexionen sobre lo sucedido, evitando, de cualquier forma y por amor a nuestra patria, que los hechos del 23 de mayo se conviertan en el inicio de una nueva etapa en la que el derecho a expresar el propio pensamiento esté reservado a una sola parte.

Los jóvenes que se encontraron con la calle cortada no entendieron del todo por qué el Estado no los consideró como la cura para cambiar y erradicar a la sociedad mafiosa en la que vivimos, sino como una enfermedad que hay que tratar con dureza porque es peligrosa para la clase política. Esto puede generar en ellos una sensación de frustración que podría exacerbar el conflicto y debilitar la participación no violenta en la vida civil. Si hay un enemigo al que debemos combatir, no es el pluralismo en la sociedad civil, sino la presencia de focos mafiosos diseminados por un país incapaz de invertir sus mejores recursos y energías contra su verdadero enemigo: la mafia y sus intermediarios, siempre dispuestos a traicionar a su comunidad en nombre de intereses turbios y criminales.

Todos sabemos que la única forma de derrotar a las mafias, sobre todo en esta nueva fase de infiltración "sumergida", es concientizar sobre los valores democráticos y el respeto a la ley y al resto de personas de la comunidad. Esta conciencia debe crecer desde la educación y en todas las regiones del país, porque la infiltración de las mafias no tiene límites geográficos. El sistema educativo y las instituciones necesitan reparar heridas como las del 23 de mayo y construir espacios de verdadera participación.

La libertad de expresión del pensamiento es el centro de estos valores y es lo que históricamente –después de los hechos más trágicos de nuestra s historia– ha permitido superar silencios y miedos y ha dado tantos frutos al país en la lucha contra las mafias. En esto no se puede volver atrás.

Bofeton de los maestros de escuela a los fascistas de cachiporras con uniforme 3

El recuerdo de la masacre del 23 de mayo siempre fue vivido por la ciudad –con los jóvenes en primera línea– como un espacio finalmente liberado del poder abrumador de las mafias, luego de los años terribles de las masacres. Un espacio no solo de conmemoración, sino también de alegría y entusiasmo por todo lo que las nuevas generaciones aún pueden imaginar y construir. Ver que las instituciones quieren impedir que los jóvenes expresen sus ideas nos duele y nos hace sentir traicionados.

Ferdinando Siringo, Fabio D'Agati, Mario Valentini, Renata Colomba, Rosaria Melilli, Anna Maria Balistreri, Antonella Sannasardo, Viviana Conti, Valeria Prezzemolo, Ida Pidone, Isabella Albanese, Rosaria Cascio, Mirella Buttitta, Carmela Di Benedetto, Riccardo Caramanna, Grazia Rita Luparello, Lorenzo Palumbo, Carlo Baiamonte, Teresa Vasi, Rosa De Caro, Erika Li Volsi, Elvira Rosa, Giulia Cordone, Maria Rosalia Miosi, Antonietta Troina, Gloria Patti, Patrizia Monterosso, Lidia Mulé, Elena Scalici Gesulfo, Antonia Neri, Silvia Emma, Giuseppe Messineo, Gabriella Fiore, Pietro Giammellaro, Chiara Buccheri, Maria Teresa Montesanto, Marta Clemente, Nino Termotto, Lia Valenza, Daniele Tomaselli, Paola Visconti, Rosana Rizzo, Marisa Cuffaro, Dario Librizzi, Giovanni Puma, Maurizio Carollo, Antonella Caronia , Gianpiero Tre Re, Adriana Saieva, Emilia Nicosia, Nino Rocca, Roberto Lopes, Benita Vasi, Antonella D'Anna, Augusto Cavadi, Valeria Accept, Orietta Sansone, Rossana Maragioglio, Caterina Ferro, Claudia Vassallo, Giovanna Somma, Nicoletta Scapparone, Andrea Inzerillo, Chiara Amoruso, Raffaella Plaja, Ignazio Librizzi, Marisa Burrascano, Vito Pecoraro, Giusi Vitale, Giuseppina Salerno, Maria Palumbo, Clelia Lombardo, Anna Maria Catalano, Daniela Musumeci, Marina Sferruzza, Paola Miano.

Fotos: Pietro Calligaris