ONU_foto_3puso en alerta máxima a las fuerzas de Naciones Unidas en el país africano, especialmente por los genocidios cometidos por ellos mismos en 2008 y 2009 en la inestable zona limítrofe con Uganda, Sudán, Ruanda y Tanzania.
En cuestión de horas, una compañía del Batallón Uruguay, con base en la ciudad de Goma, 725 kilómetros al Sur, fue movilizada a la zona de riesgo con la orden de proteger a la población civil permaneciendo allí al menos hasta el próximo fin de semana, según informó el Ejército. Desde el 27 de diciembre, dos oficiales, un médico, un enfermero, un traductor y 33 efectivos de la fuerza de tierra con equipamiento ligero están en alerta máxima para reprimir el posible ataque de los milicianos.
ONU_foto_2Hasta ahora hubo patrullajes por el poblado de Ango sin que se produjeran enfrentamientos armados con los rebeldes, añadió el Ejército.
El Ejército indicó también que a pesar de lo peligroso de la misión de preservación de la paz en la zona, el contingente uruguayo se encuentra "en perfecto estado de salud y sin sufrir baja alguna", patrullando por el poblado para evitar ataques sorpresa.
ALTO RIESGO. La decisión del comando militar de la misión de ONU de enviar una compañía de efectivos se tomó al ser detectado por la inteligencia un inminente ataque contra la población civil de Ango, a quien se acusa de delatar sobre actividades paramilitares en la zona.
Según el Ejército, la amenaza causó honda conmoción en la población local debido a que aún hoy los pobladores del lugar recuerdan la Navidad de 2009 cuando esa milicia amenazó y luego atacó una localidad próxima cometiendo atrocidades en perjuicio de mujeres y niños, y matando a cientos de pobladores.
El Ejército calificó como de "alto riesgo" la operación en que están involucrados los soldados uruguayos.
ONU_foto_1En diciembre de 2008, los gobiernos de la región, liderados por las fuerzas armadas de Uganda, con información y apoyo logístico de Estados Unidos, iniciaron una campaña militar conocida como "Operación Lightning Thunder" (Trueno luminoso) contra el ERS en el noreste del Congo. Un ataque aéreo sorpresa contra el campamento principal del ERS no pudo neutralizar a sus líderes, quienes escaparon. En represalia, el ERS atacó ciudades en el Norte del Congo y el Sur de Sudán, matando a más de 865 civiles en la Navidad de 2008.
Pretenden un Estado "teocrático cristiano"
ONU_foto_4El "Ejército de Resistencia del Señor" (ERS) es una organización terrorista "cristiana" que opera principalmente en el Norte de Uganda, y combate contra el gobierno ugandés. Su líder es el fanático cristiano Joseph Kony, autoproclamado médium espiritual, quien, al parecer, pretende establecer un régimen "teocrático cristiano". El ERS ha sido acusado del secuestro de personas, la utilización de niños soldados y de un gran número de masacres.
Se calcula que desde su fundación en 1987, el ERS ha secuestrado cerca de 30.000 niños que son utilizados como soldados y esclavos sexuales.
Como las fuerzas de seguridad ugandeses han perseguido y acorralado a estos terroristas en el Oeste de Uganda, el ERS ha desplazado sus milicias hasta el noreste del Congo ocultándose en el Parque Nacional de Garamba y asolando ahora a la población de Ango.
ONU_foto_5En su último ataque, el ERS mató a por lo menos 321 civiles y secuestró a 250 personas, incluyendo a 80 niños, durante una masacre de cuatro días en diciembre de 2009 en la zona de Makombo al noreste del Congo, donde hoy los soldados uruguayos protegen a los civiles.
Fuente: El País/ Daniel Isgleas

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO