Jueves 23 Mayo 2024

Sicarios atentan a Gisela Gaytán, pero en el hecho también muere Adrián Guerrero

Anteriormente habían pedido seguridad. Dos personas más fueron heridas

Las detonaciones de un arma de fuego quebraron la algarabía reinante alrededor de la candidata a la alcaldía de Celaya, Bertha Gisela Gaytán, que en ese momento transitaba por la vía púbica tras abandonar el local partidario en el que había dialogado con sus simpatizantes y el periodismo, como preámbulo de su primer jornada de campaña política, oportunidad en la que dijo que oportunamente había pedido seguridad para ella y sus colaboradores. En menos de diez segundos la alegría se transformó en tristeza, dolor, impotencia y miedo. Gisela Gaytán era alcanzada por seis proyectiles.Fueron disparos a quemarropa. Él o los tiradores -sicarios, obviamente- se alejaron velozmente del lugar. Pero algunos de los proyectiles también alcanzaron a tres personas que acompañaban a Gaytán, una de ellas el candidato a Regidor, Adrián Guerrero, de su mismo partido, quien a las pocas horas dejaba de existir en un centro hospitalario. Nadie atinó a detener a los asesinos. Una vez más en Celaya, en la región de Guanajuato, se desataba otro baño de sangre, con el saldo de dos fallecidos y dos heridos de bala.

El ataque tuvo lugar exactamente en la comunidad de San MIguel Octopán, y la víctima era una mujer que tenazmente se entregó a la vida política como integrante del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). Pero el atentado fue doble, porque las balas asesinas alcanzaron también al candidato a Regidor, del morenismo, Adrián Guerrero. Todo este hecho, cometido precisamente en una zona en la que la violencia se lleva a cabo con intensidad extrema en los últimos meses, siendo la mayoría de las víctimas funcionarios policiales, o personas que tienen actividad políticas, tal como aconteció en este caso, en el primer día del mes en curso.

Este nuevo episodio que conmocionó a todos, de hecho, debe haber sido planificado y a la hora de materializarlo se tomaron todas las precauciones, para poner a resguardo a los asesinos. Y eso se logró, porque a instantes del episodio ni rastros de ellos. Ahora es la Policía la que tiene a su cargo las investigaciones.

En paralelo, la población de la comunidad quedó espantada. Ya en el mismo momento de cometido el hecho de sangre, quienes rodeaban a Gaytán portando banderas y voceando eslogans políticos, con tonos de festejo, quedaron paralizados por el miedo. Los tiradores seguramente estaban infiltrados en medio del gentío. Con el objetivo a su alcance. Imposible no acertar. Y lo hicieron. Dieron en el blanco. Y mientras la candidata caía agonizante al piso, tres personas también fueron alcanzadas por los proyectiles, siendo una de ellas Adrian Guerrero. Muchas personas corrieron desesperados, presas del pánico. Obviamente no se esperaba una acción violenta, ni tampoco alrededor de Gaytán había custodias entrenados para neutralizar el ataque o si acaso detener a los sicarios. Desafortunadamente el contexto era propicio para una violencia de esas características.

Doble asesinato mafioso en Mexico balean a dos politicos morenistas 2

Hay algunos registros gráficos del periodismo presente, pero poco se puede apreciar, salvo las corridas de las personas buscando protección tras los disparos. Un hecho de sangre que tomó por sorpresa a todos, de forma cruel. Con perversidad indescriptible.

Pero hay un detalle que seguramente las autoridades seguramente investigarán, a la hora de revisar imágenes del episodio. Uno de los testigos presenciales del atentado, que se hallaba filmando la caminata con su celular, posee imágenes en la que se puede ver perfectamente cómo segundos antes, un motociclista mira hacia donde está la candidata Gaytán rodeada de gente y se apresta a salir de ahí, prácticamente a escasos segundos de oírse los disparos. También se ve en las proximidades a un vehículo de color gris.

Las repercusiones, en el plano político, no se hicieron esperar. Por ejemplo Richard Sheffield, candidato al senado de República por Guanajuato apuntó con el dedo acusador , responsabilizándolo por la falta de seguridad alrededor de la candidata Gaytán al gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien por otra parte dijo en su cuenta de Twitter: “Este hecho no quedará impune, se coordinarán esfuerzos para que los candidatos a algún cargo tengan protección de las autoridades”.

Alma Alcaraz, aspirante de MORENA a la gobernación de Guanajuato afirmó, al periodismo local e internacional: “Acaban de asesinar a nuestra candidata de Celaya por Morena, a Gisela Gaytán. Esto es algo que nos tiene enojados, conmocionados, de luto. Vamos a suspender actividades de campaña".

Cabe consignar, que en los momentos previos al atentado, Gisela Gaytán, en el curso de la presentación de su programa político y de diálogo con el periodismo y sus correligionarios y simpatizantes, informó que había pedido custodios, pero que no los tenía aún porque el pedido estaba literalmente estancado en el Instituto Electoral de Guanajuato, haciendo parte de las burocracias que rigen allí habitualmente. En tal sentido todo este aspecto esta siendo profundamente investigado, dado que esa custodia solicitada hace tiempo ya por Gaytán no fue allanada con celeridad. Y los resultados, de esa demora en atender el requerimiento de protección (dado que la violencia política es allí una constante), se vivieron trágicamente en la tarde de este lunes. ¿Habrá sido una demora burocrática o una forma de liberar la zona del atentado para beneficiar al sicariato?. Se estima que la Policía deberá trabajar en esa línea.

Estas violencias, ya naturalizadas en aquellas regiones, nos dejan estupefactos, una vez más. Nos indignan por sobre manera. Nos hacen añicos emocionalmente porque son el fiel reflejo de una acción coordinada del poder criminal, en toda nuestra América Latina.

El sistema criminal integrado, violencias de por medio, busca -paso a paso- marcar presencia. Segando vidas, y esperanzas, especialmente cuando dentro de los sectores políticos honestos hay iniciativas para denunciarlos y para confrontarlos.

Bertha Gisela Gaytán, fue una mujer honesta. Una persona con ideales de justicia, con conciencia social, preocupada por la sociedad en la que vivía. En consecuencia, fue definida como objetivo principal del crimen imperante en esa zona del territorio mexicano. Adrián Gerrero, que hacía parte del equipo de Gaytán, seguramente portaba sus mismos valores.

Lo horrendo de toda esta situación es que el crimen organizado sigue sostenido por esa recurrente impunidad, dentro de las fronteras de ese país hermano. Esa recurrente impunidad que atenta, descaradamente, sobre todo aquello que sea sinónimo de libertad, o de estado de Derecho.

Esa impunidad que nos arrebato a una mujer y a un hombre honradas, valerosos y comprometidos con el colectivo; ambos empeñados en trabajar en política, abrazados a la verdad.

No los dejaron dar un paso más en esa dirección. Sin duda, Gisela Gaytán era una mujer con mayúsculas, cuyo derrotero prometía la transparencia y la incorruptibilidad. Sin duda, Adrián Gerrero, era otro ser humano de igual peso, de igual perfil.

Sin duda. Descansen en paz Gisela y Adrián. Se les hará justicia.

Foto: aztecajalisco.com / Gisela Gaytán

Foto 2: Adrián Guerrero nmas.com.mx