Por Antimafia Dos Mil-23 de febrero de 2021

Tan solo tres meses de investigación llevaron a detectar por parte de las autoridades de la Dirección General del Tráfico Ilícito de Drogas (DGRTID) la existencia en nuestro país de una nueva modalidad para trasladar droga desde Uruguay hacia el exterior. Los delincuentes involucrados, que fueron tres (y que ya están detenidos) la compraban en Brasil, la ingresaban al Uruguay y procuraban introducirla en la Argentina. Los trabajos policiales se realizaron en las rutas nacionales y fue así que en un control en la ruta 8 incautaron dentro de un automóvil unos 50 kilos de marihuana de procedencia brasileña.

Un dato confidencial que llegó a la mesa de trabajo del Comando del DRGTID de Montevideo permitió iniciar una serie de acciones operativas para ubicar en territorio nacional un cargamento de marihuana que estaba destinado a la Argentina procedente de un punto desconocido del territorio brasileño.

Con el cometido de obtener muy precisos datos sobre la forma en que este cargamento llegaría al Uruguay se practicaron escuchas telefónicas y se hizo un meticuloso trabajo de campo, con el apoyo de funcionarios de diversas reparticiones. Finalmente, como resultado de una intensa y coordinada tarea de recopilación de información, fue posible orientar los operativos (para la interceptación de la droga) en una zona de los departamentos de Treinta y Tres y de Lavalleja.

Con datos confidenciales convincentes se decidió montar un control en un tramo de la ruta 8, próximo al arroyo Corrales. En la oportunidad, se observó la circulación de una moto, definiéndose que se trataba del “puntero” (de la avanzada) del vehículo en el que se encontraba la marihuana. Este vehículo generalmente circula a muy pocos kilómetros de distancia del “puntero”. En esta oportunidad el motociclista no obedeció la orden de parar la marcha dándose a la fuga. Lapso después, el automóvil portando la droga (50 kilos de marihuana), fue interceptado sin mayor resistencia de sus ocupantes: un hombre poseedor de antecedentes penales y una mujer. Horas después con el apoyo de un helicóptero policial se detuvo al motociclista el que en su desesperada fuga optó por pedir apoyo telefónico a su madre, pero fue precisamente esta circunstancia lo que permitió detenerlo mediante el concurso de tecnología de nuestros días.

La mahiruana venía acondicionada en bolsos que se ubicaron en la valija del vehículo. Este lote de droga había sido adquirido en el Brasil y había sido ingresado al Uruguay a través del Chuy. El objetivo -según una nueva modalidad delictiva- era atravesar el Uruguay para llegar al departamento de Salto y desde allí cruzar a la Argentina. El operativo policial permitió además la incautación de una moto, dos autos y dinero en efectivo.

Una vez iniciadas las actuaciones judiciales y de la Fiscalía se dispuso que el hombre que iba en la moto y quien guiaba el automóvil estarán en prisión por 150 días a la espera del juicio oral y de una acusación fiscal en su contra. Respecto a la mujer que fue detenida, por carecer de antecedentes penales, se dispuso un acuerdo con la Fiscalía. En ese marco la Justicia resolvió que fuera condenada penalmente responsable de un delito de asistencia a actividades del narcotráfico. La pena de la condena fue de 12 meses de prisión a cumplirse bajo la modalidad de libertad a prueba. Por su parte la madre del joven motociclista que iba como “puntero” recuperó su libertad.

-----------------------------

*Foto de portada: Jefatura de Lavalleja

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO