“Existe una guerra, pero no material sino espiritual, y su razón los domina y no su ser”

“Si ahora tiran sus bombas nucleares su ser seguirá existiendo, los cuerpos no, eso no entienden”

Exclusivo. Por José Guzmán, desde Argentina-25 de noviembre del 2022

La situación bélica mundial se encuentra en un estado más que alarmante; la escalada nuclear del conflicto entre Rusia y Ucrania marcaría el comienzo de la Tercera Guerra Mundial ya que este conflicto tiene implicaciones más amplias, que van mucho más allá de ambos países.

Mientras las potencias occidentales se preparan para una confrontación sin precedentes, intentamos entender, desde otras miradas, la situación, que a pesar de que los medios hegemónicos la ocultan a la población en general, inevitablemente se trata de una realidad que afecta al planeta entero y en este contexto, nos acercamos a las comunidades Mapuche argentinas, para ver su mirada ante esta situación que se avecina.

La situación a nivel local de las comunidades en la Patagonia Austral es más que complicada hoy en día, pero tras años de acompañar su resistencia, con una mirada objetiva, se nos permitió adentrarnos en algo más que las noticias del momento.

Con Armando Marileo

La mañana era gris. El cerro Piltriquitrón ubicado en El Bolsón, provincia de Río Negro (Argentina) aparentaba ser sostenido por las nubes, y el rocío de la mañana helada, propia de la Patagonia, me indicaba, junto al sonido de los cauquenes, que me dirigía a un encuentro más que importante. Así comenzó el viaje.

Luego de transitar por la ruta 40 me topé con la tranquera que me habían diagramado y me indicaba que era el lugar. Dos Lamien luego de saludarme me solicitaron que esta vez deje mi cámara ya que estaban en ceremonia y que luego me atenderían.

Me adentre en su territorio y caminamos juntos unos 1500 metros, por una huella casi imperceptible mientras el viento helado acariciaba mi rostro y lentamente se iba divisando una construcción a lo lejos “ruka”; al llegar, me invitaron a ingresar, mientras una joven me estaba esperando con fuego reconfortante, y unos mates.

Me senté en un medio tronco, trascurrieron unos minutos y la joven se retiró e ingresó un hombre de unos 70 años. Los pliegues en sus manos y su rostro indicaban que había pasado ya muchos inviernos, su nombre era Armando Marileo.

-¿Cuál es la visión que pueden tener de esta guerra mundial que se avecina?

“Desde siempre estamos en guerra nosotros, mis ancestros resistieron las embestidas de las guerras, nuestras mujeres aguantaron las violaciones y vejaciones de los winkas. Resistir es lo único que sabemos hacer”.

“Le pido disculpas por no permitirle sacar fotos, entiendo que en su trabajo son útiles, pero después de una ceremonia no es conveniente, espero sepa entender. Nosotros somos de este lado del alambre, fuera de él no existimos, nuestro ser solo se manifiesta junto al territorio en conjunción al mapuzungum, con él vibramos y si entramos en equilibrio los Ñen nos acompañan como hoy con la lluvia que se acercó hace minutos. Los winkas aman la guerra, la destrucción les provoca placer”.

-Pero esta vez si estalla esta guerra las armas de destrucción nucleares que poseen devastarían gran parte de la tierra, si no es en su totalidad. ¿Ante eso que piensa?

“Primero aclaremos la situación, si esta acá sentado, no se falte el respeto llamándose winka. Para nosotros es algo nefasto el winka, usted es hombre de muchos trajes, ahora vino con el de periodista, pero le pedimos que no saque fotos y no insistió, los periodistas no hacen eso. Los püchikeche (niños) lo siguen con la mirada y antes que llegue en plena ceremonia el Ñancu llegó antes que usted. Pero bueno, dejemos eso para otra visita, si quiere conocimiento cebe mate y le cuento”.

“Los primeros habitantes mapuche asentadas en estas tierras, lograron comprender y explicar que la existencia y vida de la che (persona) nos fue dada por y desde la tierra, es decir, nuestro Mongen (existencia) y origen nos las habría proporcionado la Ñuke Mapu, al mismo tiempo cobijada y alimentada por ella, como lo fue en el principio y lo es hoy. Nuestros abuelos y ancianos de las comunidades mapuche dicen 'Mapumeu ta llegiyiñ, mapu ta choyüeiñmeu fei meu Mapuchengeiñ' (nacimos de la tierra, de la tierra brotamos por eso somos mapuche). Frente a lo que le comentaba nuestros abuelos asumieron su única razón de ser 'la mantención del equilibrio y armonía' consigo mismo y con nuestro entorno. Por ende, el concepto mapuche es la suma del: mapu + che = mapuche”.

“Para llegar a la definición antes descrita, por cierto, que los primeros habitantes mapuche habrán tenido que analizar y estudiar cada fenómeno natural, su cambio, movimiento, alteración, su evolución, etc., es en el caso del sol, la luna, las estrellas, la noche, el día, las etapas del año y cómo estos producen alteraciones, equilibrios y cambios en la tierra, naturaleza, personas, animales, plantas etc. Precisamente este entendimiento e interacción y coexistencia entre los distintos seres vivos y no vivos, llevó a los primeros mapuche a determinar un ordenamiento interno como grupo o pueblo y a crear o construir normas y/o sistemas que les permitiese ordenar y organizar su mundo individual y colectivo en la necesidad de mantener permanente encuentro, coexistencia y una relación armoniosa y equilibrada con todos los seres con las cuales cohabita en la tierra”.

“Pues el CHE (ser humano, miembro de la cultura y nación mapuche), se considera un componente más de la naturaleza y del universo, aunque con un cierto privilegio en relación a los otros componentes de la naturaleza (animales, plantas, insectos etc.), por cuanto es racional, tiene rakiduam – pensamiento y con capacidad de acumular Kimün – saberes y conocimientos, además es capaz de percibir acciones que van en contra y en beneficio de su entorno y de sí mismo (este privilegio es un regalo de la propia naturaleza). En ese escenario – el mapuche – define su rol individual y colectivo”.

“En término individual se autodefine, mapu-che, persona integrante del universo (mundo natural y espiritual), perteneciente y propiedad de la tierra y naturaleza; como tal es responsable de cuidar, proteger, respetar, amar y proyectar a todos y cada uno de los elementos que éstas conforman, es así que se autoimpone normas y define su responsabilidad individual: proteger y mantener el equilibrio y bienestar de los componentes de la naturaleza desde y hasta donde alcance su visita, al que denominó WallMapu, el horizonte o tierra circular plano”.

“En ese sentido el CHE se transforma en un ente capaz de ubicarse en el centro del accionar permanente de su mundo, por cuanto así mismo se impuso una misión en la protección y cuidado de todo su entorno desde su círculo más inmediato hasta el más lejano. Lo anterior no significa que el mapuche sea egocentrista, más bien busca su autorresponsabilidad frente a los demás componentes de su red a la cual pertenece para que estas puedan mantenerse en armonía y equilibrio, por cuanto y además la propia ley cósmica le impone y exige”.

“En otro ámbito el che o mapu-che siendo parte integrante de la naturaleza y resultado de la fusión entre ENERGÍA y MATERIA también posee y trae consigo fuerzas que las equilibran, es decir, está compuesto también por el Küme Newen y Weda Newen (energías positivas y negativas), los cuales les permite mantenerse en la balanza, pero esa balanza se produce cuando él y todo su entorno natural está en equilibrio, es decir, para que el che (humano) esté en equilibrio y en armonía, necesariamente debe estar en equilibrio y armonía con su mundo natural, su entorno social, cultural, territorial, pero también es fundamental el equilibrio de su mundo espiritual y ello conlleva a una balanza y equilibrio en su mente, cuerpo y emociones, es decir, es un ser pleno, en perfecto equilibrio y armonía, en esa medida es capaz de cuidar y dar salud y bienestar todo aquello que les rodea”.

“Quizás sea esta la razón porque el CHE se autodenominó mapu-che, por cuanto autoasumió la responsabilidad de ser integrante, miembro e hijo de la tierra y naturaleza, por ende, hermano de todos aquellos que las componen, a su vez asume la condición en la protección de estos. En ese sentido procurará mantener y restablecer permanentemente el equilibro y armonía en el universo mapuche, para que exista el Küme Felen (el equilibrio integral) con todas las formas de vida que esta sustenta y evitar que se transgreda y transgredir la ley natural (o cósmica)”.

“¿Me sigue? Igual no importa lo que comprenda ahora, sino lo que su ser perciba acá, no le hablo a usted sino a su ser que va más allá de su razón. En el mundo espiritual, el che concibe una fuerza superior que las controla, protege y orienta, que es al mismo tiempo su protector y dador de vida, al que denominó Elchen (el que creó o permitió la existencia del che) y Ngünechen (el que sostiene y permite su continuidad). No obstante, este ente o ser superior llamado ELCHEN-NGÜNECHEN, no es otra cosa que es la propia ENERGÍA CÓSMICA materializada como NGÜNECHEN, dador y protector de vida de la che. Es decir, la ENERGÍA CÓSMICA O NEWEN siendo energía se fusiona con la materia y como resultado de la fusión, se representa, materializa o visibiliza tomando las formas o aspectos de la naturaleza, animal, aves, personas ancianas o niños, remolinos entre otros. Así existen los espíritus protectores de la naturaleza al que se les conoce como NGEN. Además, estos ngen tienen alta incidencia en el espacio donde habitan, permitiendo el orden y el bienestar de las personas que allí cohabitan con los demás componentes del universo”.

“Considerando todo lo anterior el CHE se asienta, organiza y forma su núcleo familiar, adaptándose a los espacios y medios naturales, asume las normativas, ordenamiento y dinámica de la tierra y naturaleza. Construyendo un estilo y modo de vida única y particular en el planeta”.

“Esto sin duda nos explica que el Ad-Mongen o vida social, cultural, espiritual y el sistema de organización estructural mapuche establecidas por los antepasados tienen directa relación con los lugares o espacios geográficos donde cada lofche (organización familiar) les tocó o eligió asentarse; por lo tanto los elementos determinantes del tipo o modo de relación espiritual, cultural, social y política dadas en cada localidad o sector, obedecen a las normas y reglamentos que exige e impone la propia naturaleza y el cosmos. Así nace la cultura mapuche”.

“Razón de ello entonces la CULTURA es la respuesta como el medio natural o el hábitat exige, impone y moldea a sus habitantes; en el caso de la cultura mapuche, este es el fiel reflejo del modo de vida y de cómo la propia naturaleza y el entorno en el sur de este hemisferio se organiza, relaciona, convive y se proyecta, influenciada por los otros componentes del universo como son las constelaciones, las estrellas, el sol, la luna, el viento etc. (Lükai, Namun-Choike, Luan, Yepun, Ngau-poñi, Llepü, Leufü, Wüñelfe). Pero también controladas por los espíritus que en ellas habitan, dando fiel cumplimiento a las exigencias establecidas por el cosmos y los seres espirituales, concebida por nuestros antepasados mapuche, desde tiempos ancestrales”.

-¿Entonces el mundo winka perdió el equilibrio y por ende el caos prevalece?

“Exacto, el equilibrio entre su ser su mente y su cuerpo se perdió; bah, se lo hicieron perder, están perdidos, no tiene identidad. Se identifican con Mc Donalds o cosas así y olvidan alimentar el ser y huyen de la tierra. Existe una guerra, pero no material sino espiritual y su razón los domina y no su ser. Si ahora tiran sus bombas nucleares su ser seguiría existiendo, los cuerpos no, y eso no entienden”.

-Dígame que significa marichiweu!

“Diez mil veces venceremos”.

El fuego se apagaba y la leña era más importante. Habían pasado varias horas y me retiré de la ruka; lo acompañe a cortar leña, compartimos el almuerzo con el resto de la comunidad y me retiré de a poco, por el mismo camino que me recibió en la mañana.

Pero con una mirada distinta del mundo que defienden estas comunidades y que el hombre blanco desconoce.

------------------------

*Imagen de portada: paztreuquil.com

Entrevista a Georges Almendras y Erika Pais en Bichos de Radio

Por la Coordinadora Contra la Guerra

Pais: “La sociedad no dimensiona el uso de las armas nucleares”

Por Antimafia Dos Mil-23 de noviembre de 2022

“Queremos alertar a la audiencia sobre este grave riesgo, que es palpable. No estamos especulando, hablamos a partir de declaraciones concretas de jefes de Estado involucrados en este conflicto bélico que anuncian que podrían usar armas nucleares”.

Las palabras de Érika Pais retumban en el estudio de radio Del Plata de Rosario. La sacudida que implica a la conciencia que otra vez el mundo podría estar a punto de sufrir explosiones nucleares como hace más de 70 años en Japón, al final de la segunda guerra mundial, ha generado una ola expansiva que ha despertado a muchas personas de la indiferencia.

Hechos palpables, de un peligro que involucra a todos los continentes y naciones del planeta.

De este lado del planeta, en el hemisferio sur, pareciera que estamos lejos de toda amenaza. Que son enfrentamientos entre la OTAN y Rusia, que Estados Unidos siempre está inmiscuido en algún conflicto (cosa que es cierta), que pobre Ucrania, que están pasando Gran Hermano en la tele y no me lo quiero perder. En cuestión de segundos, lo que parece importante se disipa y el entretenimiento y los asuntos cotidianos de toda índole toman su protagonismo. Mientras, la escalada nuclear avanza, los tratados de paz se rompen y el botón rojo, se vuelve una realidad cada vez más temible.

“Nadie se salva solo”, dice Alejandro Maidana antes de presentar a Georges Almendras y a Erika Pais para hablar en su programa Bichos de Radio, que se transmite en Del Plata FM 93.9 de Rosario, Argentina, sobre la Campaña Internacional que está llevando adelante la Coordinadora Contra la Guerra, un grupo de individuos, colectivos y movimientos sociales de una diversidad de países, para alertar sobre la guerra y pedir a los poderosos que detengan la loca carrera hacia una guerra nuclear.

Algunos consideran que estamos lejos de que alguien, en algún lugar pueda apretar el botoncito rojo, y otros consideramos que no estamos tan lejos de que la estupidez humana vuelva a conducirnos a una realidad tan escabrosa, es la apreciación de Maidana, dándole entrada a nuestro director.

Georges Almendras, saludando a la audiencia, reflexionó: “Estamos en un momento donde debemos crear conciencia. Yo creo que los medios de comunicación deben poner sobre el tapete público el debate para crear conciencia, sin distorsionar las verdades, decir las cosas tal cual son. Incluso aplicando el sentido común”.

“El tema de la guerra es un tema que nos concierne más allá de las posiciones ideológicas, sociales o culturales. Es un tema que no tiene fronteras”, destacó.

Por su parte Erika Pais continuó las consideraciones sobre la influencia de los medios de comunicación, que “no profundizan sobre las consecuencias que podríamos sufrir. Además de que nadie especifica que estamos en una guerra mundial, siendo que hay varios países, como Alemania, Estados Unidos y otros, que están aportando armas al conflicto. Están involucrados directamente en la guerra. El otro punto es el riesgo de utilizar armas nucleares. Si tan solo alguno de los involucrados lanza un misil, la defensa de los demás países se activa automáticamente, entonces ya no es un solo misil”.

“Latinoamérica en apariencia estaría exento de un ataque directo, por carecer de objetivos sensibles. Pero nosotros resaltamos la presencia de una base militar de la OTAN en Malvinas. Entonces, este punto sí es un objetivo sensible. No solo debemos contemplar el impacto, sino también las consecuencias tras el impacto. Estamos hablando de lluvia radioactiva, estamos hablando, que, utilizadas las armas a gran escala, podrían generar un invierno nuclear”.

Las palabras de Pais fueron preocupantes. Ella, como integrante y referente de la Coordinadora Contra la Guerra, entiende que “no dimensiona la sociedad en su conjunto el uso de las armas nucleares”.

-Da la impresión de que todo lo que no viene de los medios masivos de difusión -porque no podemos hablar de medios de comunicación, porque comunicar no comunican-, no existe. Esto es una realidad tangible.

“Creo que poco a poco, los medios económicos de información se han encargado de tergiversar la noticia, y han anulado la capacidad de la gente de razonar”.

“El riesgo de la guerra nuclear, es que no lo vas a ver en televisión. No da el tiempo de que sea anunciado. En cuanto sale el primer misil, se terminó. Son cuatro, cinco minutos. Son dos minutos la capacidad de respuesta que tienen los países. Hablamos de que una guerra nuclear puede durar dos horas, la destrucción es tan grande, que va ser muy rápida, muy corta”.

Almendras añadió: “Vamos en un sentido contrario al del establishment mediático. Al desinformar tienen una cuota de complicidad en este asunto. Esta vez no hablamos de un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, como lo fue en las guerras anteriores. Esta vez es a distancia. Hablamos de que se busca pulverizar, finiquitar al bando contrario”.

“La radiación no es un tema de fronteras. ¿Qué pasó en Hiroshima? ¿Qué paso en Chernóbil?”, destacó.

Alejandro Maidana habló sobre el impacto de un misil en Polonia, que tuvo como consecuencia la muerte de dos personas: “Enseguida los titulares del mundo, y aquí lo replicó el diario Clarín, en seguida dijeron, ‘es un misil de Rusia’. Y luego los propios polacos, que forman parte de la OTAN, lo desmintieron y dijeron que era un misil ucraniano. ¿Cómo combatimos esta formación de sentido que baja de los grandes medios?”.

Erika Pais recordó: “Lo que sucedió fue a partir de las declaraciones del presidente ucraniano. Y luego, el presidente de los Estados Unidos, Biden salió a la luz pública a limpiar las aguas”.

“Debemos considerar las características sociales, psicológicas de quienes son los involucrados en este conflicto. Quién es Putin, quién es Biden, quiénes son los diferentes gobernantes y cuáles son sus declaraciones y las propuestas que tienen frente a esta guerra. Rusia no atacaría con un misil nuclear a Ucrania, porque en realidad Rusia anunció que se defendería con misiles nucleares contra países miembros de la OTAN. No dijo, ‘yo voy a destruir Ucrania’”.

“Por supuesto que hay muchas razones ideológicas, pero nosotros en este momento no queremos entrar en esa discusión, porque consideramos que lo primero es detener este conflicto, y después en un segundo paso podríamos analizar los sucesos. Porque si se desata la guerra nuclear no vamos a poder decir a mí me mató esta radiación que vino de un misil ruso o norteamericano. No, no lo sé, me mataron todos, todos destruyeron el planeta”.

“Tenemos en el planeta más de 40 conflictos armados. Este planeta es un planeta en guerra continua. Que la gente no lo asocie, no lo mire, no se dé cuenta es otra cosa. Desde la segunda guerra mundial hubo conflictos armados de forma permanente. Por eso es importante preparar al público, sobre la situación actuales y los riesgos”.

-¿Quiénes participan de esta campaña?

Almendras explicó: “Hay colectivos que dieron la puntada inicial, entre los que nos encontramos nosotros, junto a organizaciones cercanas, y de manera vertiginosa se han ido sumando otros actores, entre ellos tú y otros colegas. Las personas están saliendo con carteles que dicen ‘NO a la guerra’ a pegarlos en plazas y espacios públicos”.

“Este es un momento muy árido de esta humanidad. A la salida de la Segunda Guerra Mundial, la humanidad se ha sumido en intereses más individualistas, más egoístas, pero los acontecimientos y los enfrentamientos no han cesado. Cuando hablamos de paz, hablamos con un poco de hipocresía”.

“Un periodista en Qatar, entrevistó a un cantante colombiano, que se llama Maluma. Cuando le preguntó sobre las violaciones de derechos humanos en el país, el cantante contestó que no estaba dispuesto a escuchar esas preguntas. Porque a él le interesaba participar de esta fiesta. Esto refleja el egoísmo en el que la humanidad se está sumergiendo”.

-También los futbolistas, que no se juegan nunca. El caso de Qatar es uno. Han sido muy pocos los futbolistas que han sido disruptivos, Sócrates, Erik Cantona, y algún otro. Si aquellos que movilizan masas se comprometieran, ¿Qué resultado podríamos tener? Si abandonaran esta cuestión del ‘Yo vengo a cantar y no tengo nada que ver. Yo vengo a jugar y no tengo nada que ver’, ¿Qué resultado podríamos tener? Se pregona el lavado de manos de Poncio Pilatos.

Erika respondió: “Lanzamos una campaña desde una coordinadora que pretende sumar a grupos de ambientes sociales, políticos, espirituales… No importa de dónde. Tenemos que llegar a generar una masa crítica que obligue a poner sobre el tapete el análisis frontal del enfrentamiento nuclear. De hecho, estamos buscando incluso a algunos jugadores de fútbol para que se pronuncien sobre el tema y se expresen. Partimos de una campaña a través de las redes, y se han ido sumando personas de distintos países como Argentina, Chile, Paraguay, Italia, que rápidamente empezaron a difundir el trabajo e incluso comenzaron a traducir a distintos idiomas las consignas y los textos que estamos difundiendo. Fue grata la sorpresa al ver la respuesta del público. Al fin alguien que lo dice. Uno tenía miedo de que lo tildaran de loco al anunciar la guerra”.

-Sí, pero es una verdad tan tangible, tan espeluznante, que extraña que siempre sean los menos.

“Parece ridículo que la gente considere que no es un tema que los afecte”, valoró Almendras. “Debemos deconstruirnos, y dejar de considerar que esto está fuera de mí. Porque esto afecta a la especie humana que se está autodestruyendo. Hay concepciones profundamente light sobre un tema que le va a estallar en la cara”, concluyó.

-¿Dónde puede contactarse la gente y sumarse a esta lucha?

Erika Pais puntualizó e informó: “Nos pueden buscar en Facebook, en Twitter, en Instagram, ponen Coordinadora Contra la Guerra y nos encuentran. Nos comunicamos y nos ponemos de acuerdo en las tareas, en las actividades. Esperamos que muchos periodistas se unan. Si la gente nos da una posibilidad de leernos tres segundos nada más, nos ayuda para mantener este impulso. ¿Por qué lo hacemos? No lo hacemos ni por amor, ni por justicia; lo hacemos por supervivencia”.

Almendras, finalmente señaló: “Es el instinto de supervivencia, y con cierta vergüenza lo digo, lo que nos lleva a contrarrestar una situación de indiferencia de la humanidad, cuando en realidad deberíamos en este momento estar abrazados”.

-------------------

*Foto de portada: captura de pantalla

Anuncian reunión bilateral con eje en escalada atómica

Por Andrés Volpe-18 de noviembre de 2022

Ankara, este lunes, fue escenario de una reunión histórica. Por primera vez desde el inicio de la guerra en Ucrania, los servicios secretos de EEUU y Rusia se congregaron, para dialogar sobre asuntos de seguridad referentes al uso de arsenal atómico.

Según declaraciones a agencias internacionales, el director de comunicaciones de la Presidencia turca, Fahrettin Altun confirmó que “Turquía ha acogido un encuentro entre los jefes de los servicios secretos de Rusia y Estados Unidos hoy".

"Este encuentro, acogido por la Agencia Nacional de Inteligencia (turca), representa otra gran contribución de Turquía y su presidente, Recep Tayyip Erdogan, a la paz global", expresó Altun.

El gobierno norteamericano aclaró que los asuntos tratados no incluyeron negociaciones sobre el conflicto bélico en Ucrania, pero no se dieron muchos más detalles al respecto.

Un portavoz de la casa blanca comunicó antes del encuentro que William Burns, jefe de la CIA, en diálogo con su homólogo ruso Serguéi Naryshkin expresaría que las intenciones van direccionadas a evitar "las consecuencias del empleo de armas nucleares por parte de Rusia y los riesgos de escalada para la estabilidad estratégica".

El 21 de setiembre se encendieron todas las alarmas cuando Vladimir Putin, en un discurso a los medios de prensa, deslizó que estaba dispuesto a utilizar todo su arsenal, o sea “todos los medios”, contra occidente, en caso de que Rusia fuera atacada.

Si bien, los funcionarios yankees expresaron que Washington y Moscú “siempre sostuvieron canales de comunicación", hay hechos que no dejan de preocupar y que pueden inclinar la balanza hacia una escalada bélica mayor.

Misiles en Polonia

Hace dos días aumentó el estado de alerta, cuando los principales medios del mundo hablaban de un ataque con misiles rusos en Polonia, pero luego, las pericias comprobaron que el ataque provino de arsenal perteneciente a fuerzas armadas ucranianas; en este caso premio la cordura y los homólogos norteamericanos y polacos salieron a poner paños fríos al asunto. Lo cierto es que cada día existen oportunidades para declarar una guerra mundial total, cada día existen personajes que intentan buscar razones para comenzar con un evento que no tendría vuelta atrás. Por interés o por oportunismo esta reunión da la pauta de que al menos por un tiempo, podremos continuar en una situación de semi emergencia.

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de la casa blanca, exhortó al gobierno a Zelenski a tener cuidado en sus declaraciones luego de que se acusara a Rusia de manera casi inmediata sobre la caída del misil en territorio polaco.

Según Vasili Nebenzia, representante permanente de Rusia ante las Naciones Unidas, las declaraciones de Zelenski no representan sólo un “intento de desinformar, sino un intento consciente de involucrar a la OTAN, que está llevando a cabo una guerra indirecta contra Rusia en Ucrania, en un conflicto directo con nuestro país”.

El diplomático Moscovita apuntó también a los polacos “rusófobos” por acusar directamente a Rusia por el bombardeo y dijo que luego cambiaron su discurso cuando aparecieron fotografías “que no dejaban duda de que eran misiles de la defensa aérea ucraniana los que cruzaron a Polonia”.

La intocable responsabilidad de Rusia

Si bien al finalizar la cumbre del G20 este miércoles en Indonesia se hizo un llamado a poner fin al conflicto entre Rusia y Ucrania, por sus posibles repercusiones mundiales, la doble vara moral sobre la que se apoya la política exterior en este momento, asusta, y se evidencia en las contradicciones entre diálogos y acusaciones permanentes. Por ejemplo, este jueves el consejo de seguridad de la ONU se reunió para tratar el tema de Ucrania, y trascendió el hecho de que “incluso si el misil no era ruso” el bombardeo que tuvo dos víctimas fatales, fue en gran parte responsabilidad del kremlin. Y esto se apoya en el discurso de la embajadora norteamericana Linda Thomas-Greenfield que dijo: “Aunque todavía no conocemos todos los hechos, sabemos una cosa: esta tragedia nunca había ocurrido sin la invasión rusa de Ucrania y su reciente ataque con misiles contra la infraestructura civil ucraniana”.

No debemos olvidar que en abril de este año la asamblea general de la ONU expulsó a Rusia del consejo de derechos humanos debido al conflicto en Europa del este. Según Red Voltaire, la Federación Rusa envió una protesta formal a través de una misiva citando las trabas impuestas a sus diplomáticos en EEUU. Esa carta a los demás Estados miembros de la ONU se conoce en momentos en que ‎Estados Unidos, según dicho informe, persigue el objetivo de modificar la Carta de las Naciones Unidas para expulsar a Rusia de la Organización. ‎Por tal motivo Rusia ya estaría en campaña para la creación de otros instrumentos diplomáticos que permitan el diálogo permanente entre las naciones.

--------------------------

*Foto de portada: dw.com

El director de Antimafia Dos Mil en radio Del Plata de Rosario

Por Antimafia Dos Mil-19 de noviembre de 2022

La cantidad de implicados en los conflictos bélicos actuales que se desarrollan en el territorio ucraniano, pero no solo, no dejan lugar a dudas de que esta guerra es ya innegablemente la Tercera Guerra Mundial que afronta nuestro tiempo. El desarrollo tecnológico en materia militar, misilística y nuclear, alcanzado por las principales potencias de oriente y de occidente, más la voracidad desbocada de los principales jerarcas y otros sujetos de poder que permanecen ocultos tras bambalinas, apoyados en un sistema de desinformación masivo y masificante, confluyen en una escalada de violencia y de amenazas de acciones de guerra nucleares que condenan inexorablemente a la humanidad, y al planeta, a enfrentar eventos de extinción civilizatoria.

El pasado domingo 13 de noviembre, desde Montevideo, el director de nuestra revista Georges Almendras, volvió a participar del espacio” Bichos de Radio”, conducido por el periodista Alejandro Maidana y trasmitido a través del dial 95.5, de la frecuencia modulada rosarina. Luego de conversar profundamente sobre la reciente detención del ‘ndranghetista Carmine Alfonso Maiorano en un barrio de la provincia de Buenos Aires, y temas inherentes al crimen organizado, Almendras presentó la campaña internacional ‘Contra la Tercer Guerra Mundial nuclear’, una iniciativa surgida desde Uruguay, que agrupa distintas organizaciones sociales, activistas y medios de comunicación, entre los que se encuentra esta revista.

“Hay un tema que está sobrevolándonos en el mundo que es la guerra nuclear –dice Almendras sobre el cierre de la entrevista-. Antimafia Dos Mil y otras organizaciones han creado una campaña a nivel local y mundial que se llama y se denomina ‘Contra la Tercera Guerra Mundial nuclear’. Es una campaña que se está lanzando a través de las redes sociales”.

“Así como hablamos de que la mafia está sobre nuestras cabezas y no nos damos cuenta, creo que tampoco nos damos cuenta de la grave situación que enfrentamos”, alertó Almendras, que a continuación consideró vehementemente que “las informaciones internacionales aludiendo a una confrontación nuclear, no es un tema que haya que tomarlo a la ligera”, ni menospreciarlas.

Haciendo uso del sentido común, Almendras intenta dimensionar las implicancias que generarían sobre la vida las amenazas proliferadas por los potentes. “Porque fascistas, comunistas, mafiosos, jueces honestos como Pecci, Almendras, Maidana y todos, vamos a ser perjudicados por los efectos nucleares. Los argentinos no se deben de reír porque tienen Atucha sentada en la falda. Los uruguayos tampoco porque Colonia está cruzando el río. Pero no es un tema de Atucha como un elemento, un factor nuclear nefasto bajo todo punto de vista, por más argumentaciones en favor del progreso, de la energía, etc. La energía nuclear es nefasta y criminal como el señor Rocco Morabito. Mejor dicho, es mil veces peor. Porque la deflagración nuclear nos va a afectar a la especie humana, al planeta”.

“No debemos decir ‘yo estoy en Argentina, Uruguay, a mí me importa un pepino la guerra nuclear’ –dramatiza Almendras, y enérgicamente dice-, ¡No!, porque si ya en el mundo entramos en las agencias internacionales y vemos lo que está pasando. Que Biden y Putin, los monos locos de esta humanidad, están sobrevolando el dedito sobre el botón, significa que hay argumentos en demasía, que el oyente tiene que aprender a mirar -y si no los quiere mirar esa es otra historia-, que significa, que quienes tienen el poder, tienen misiles diseminados en el mundo entero. Significa que el problema no es baladí”.

El periodista uruguayo busca palabras simples, coloquiales que apelan al sentido común, a la sensatez y a la simpleza de los impulsos vitales inherentes a la condición humana.

“Por eso nosotros hemos organizado una coordinadora en contra de la guerra, y exhorto a la audiencia a entender que cuando hablamos de guerra nuclear, no estamos ni con oriente, ni con occidente. Todos los grupos políticos adversos, inclusive en la cotidianidad, tienen que tomar conciencia de que una guerra nuclear que ya está sobrevolando sobre nuestras cabezas, aunque estemos a distancia de Ucrania, a distancia de Moscú, no es un tema para la joda”.

Ante estos eventos y tiempos trágicos, tomar acciones explicitas en contra de la guerra es una obligación existencial de toda creatura, sin distinción de razas, credos, ideologías o demás diversidades. Cada uno desde su lugar, desde las posibilidades de su situación coyuntural debe actuar de manera concreta. Toda acción por mínima que parezca debe ser expresada para lograr una masa crítica que frene de una vez por todas, la estupidez de unos pocos.

Ocho mil millones de almas contiene está humanidad, ¿no somos suficientes para detener todas las guerras?

--------------------

Artículos relacionados:

Un llamado urgente ante la inminente tercera guerra nuclear

¿Puerta abierta entre Rusia y EEUU por riesgo nuclear?

Orsini: si no tratamos con Putin, Ucrania será aniquilada

Don Ciotti: "Hay que estar contra la guerra, los neutrales son peligrosos"

----------------------

*Foto de portada: captura de pantalla y logo contra la guerra nuclear

Campaña internacional

Por Jean Georges Almendras y Andrés Volpe-14 de noviembre de 2022

“...Uno se pregunta, ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo la paz del mundo estará en manos de los que hacen el negocio de la guerra? ¿Hasta cuándo seguiremos creyendo que hemos nacido para el exterminio mutuo, y que el exterminio mutuo es nuestro destino? ¿Hasta cuándo?”.

(Eduardo Galeano)

Hoy podría ser el día, un día cualquiera, uno de esos días donde te levantas, te aseas, desayunas y miras las noticias. Súbitamente se suspenden las redes sociales, no hay WhatsApp, no hay Instagram, ni Twitter, no hay Netflix, y también se suspende el suministro de energía; una ciudad parada. No sabes lo que pasa, solo te quejas por no poder hacer lo que tenías programado. Pasan las horas, los días, empiezas a sentirte mal, el cielo se oscurece, la temperatura baja, no vuelve el suministro eléctrico, se termina el combustible, la comida, el agua, crece el descontento social, y la gente deja de comportarse de manera civilizada.

Lo que pasó es que “tuviste suerte”, las bombas no cayeron en tu país, quizás seas del hemisferio sur del planeta; la radiación llegó varios días después, contaminando todo; y el invierno nuclear apenas aparece.

Ese día, el último día en que la humanidad dejó su cordura en el olvido, comenzó la tercera guerra, que és atómica; ese mismo día, las 12 mil cabezas nucleares capaces de destruir varias veces al mundo se activaron; ese día partió el primer misil, del otro lado del planeta los sistemas de radares identifican la amenaza, y las plataformas desplegadas a lo largo del territorio comienzan la cuenta regresiva. Solo hay tres minutos de margen para reaccionar. La primer barrida de explosiones hacen desaparecer del mapa a las principales capitales, millones mueren al instante y otros tantos mueren horas después por efecto de la radioactividad.

Este escenario no es un relato de ciencia ficción, responde pura y exclusivamente a un llamado urgente, de ciudadanos preocupados por el contexto en cual estamos inmersos: un contexto geopolítico que nos inunda a todos con sus manipulaciones. La actual situación en Europa del este, entre Ucrania y Rusia, o mejor dicho entre los bloques oriental y occidental, y las posibles derivaciones hacia otros territorios podría desencadenar un conflicto mayor de consecuencias sin solución. Cada misil desplegado por una de estas naciones tiene el poder de destrucción, dos mil veces mayor que la bomba de Hiroshima.

¿Cómo podríamos parar tanto poder sin sentido?

Este es nuestro llamado de urgencia a que, literalmente, bajemos la pelota al piso, y entendamos que la vida entera está en riesgo. Que nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos están en riesgo. Que todos nuestros logros como humanidad, todas las maravillas arquitectónicas, las obras de arte, la literatura, la música, y todas las bellas expresiones del ser humano serian borradas para siempre; que todas las historias de amor, todos esos gestos de altruismo, todas aquellas voces que han venido a nuestra sociedad para gritar por un mundo, serian olvidadas, y aquella raza que alguna vez quiso crecer en la inmensidad de la evolución, sería ni siquiera un recuerdo.

Pensemos que legado queremos transmitir, como expresó el científico Albert Einstein cuando en una carta a su hija le dijo:

“Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser siente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta”.

“Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada”.

Un plan de acción que puede marcar la diferencia

La propuesta -a la que Antimafia Dos Mil se suma integrando la Coordinadora- que engloba a ciudadanos comunes, figuras públicas, medios de prensa, organizaciones de distinta índole, de diversas culturas y países, pretende crear una masa crítica cuyo uno y último fin es el de parar la tercera guerra mundial nuclear. Las acciones que se llevarán a cabo en los próximos meses, carecen de motivaciones políticas o religiosas y no pretende apoyar ni a oriente ni a occidente, solo se fundamenta en las evidencias del escenario militar global y en las declaraciones de los representantes de las potencias beligerantes.

Se pondrán en acción en los próximos meses, mecanismos que apoyarán la difusión de este peligro inminente, a través de redes sociales, y en la calle, con pegatinas y panfletos, adhiriendo a la campaña a través de fotos personales con la consigna #ContraLa3GMnuclear, sumándose además charlas informativas y compartiendo videos explicativos.

En resumidas cuentas, la acción es urgente, porque no hay más tiempo. Esta es nuestra efusiva apelación a tomar acción y a sumarse.

Estamos prácticamente corriendo una carrera contra reloj, si se quiere. Y en paralelo, la indiferencia ciudadana no resulta ser una preocupación menor, porque, en definitiva, se hace funcional a una pasividad que podríamos calificar, sin herir susceptibilidades, de cómplice. Pero una complicidad, no puntualmente por la operatividad, sino más bien por el silencio, por la opción de mirar a un costado, cuando el mundo -en el que se convive a diario, no importa en qué punto de los cuatro puntos cardinales uno se encuentre- se avecina a la autodestrucción, por la sola confrontación de ideologías, intereses del poder; por luchas entre quienes tienen el sartén por el mango, a nivel mundial. Porque las guerras en concreto, no son ni más ni menos, que la cara visible de una ideología, de una postura cruel y antiquísima: el saqueo, el robo de recursos naturales, el robo de territorios, la apropiación (o la exclusión) de culturas, de cara al genocidio de sectores vulnerables de la humanidad, o lisa y llanamente, de sectores que incomodan a las clases dominantes, y a los intereses dominantes. Algo así, como buscar dominar sobre otros, para prevalecer y salir triunfantes.

“Las guerras mienten, ninguna guerra tiene la honestidad de confesar, ‘yo mato para robar’. Las guerras siempre invocan nobles motivos, matan en nombre de la paz, en nombre de Dios, en nombre de la civilización, en nombre del progreso, en nombre de la democracia. Y si por las dudas, tanta mentira no alcanzara, ahí están los grandes medios de comunicación dispuestos a inventar enemigos imaginarios para justificar la conversión del mundo en un gran manicomio y, en un inmenso matadero. En Rey Lear, Shakespeare había escrito que en este mundo los locos conducen a los ciegos, y cuatro siglos después los amos del mundo son locos enamorados de la muerte… Uno se pregunta, ¿hasta cuándo?, ¿hasta cuándo la paz del mundo estará en manos de los que hacen el negocio de la guerra?, ¿hasta cuándo seguiremos creyendo que hemos nacido para el exterminio mutuo, y que el exterminio mutuo es nuestro destino?, ¿hasta cuándo? Si el mundo, este mundo merece ser otro mundo la marcha por la paz, la marcha del 2 de octubre, merece millones y millones de pies”.

Estas reflexiones sobre la guerra, sinceras e incisivas, pertenecen al escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano, y constituyó su adhesión a la marcha por la paz del 2 de octubre de 2009, cuando todavía en el horizonte la amenaza inminente de una guerra mundial nuclear, no parecía estar por sobre nuestras cabezas, aunque ya esas posibilidades se iban consolidando gradualmente.

Pero hoy el panorama ya es otro. Y si nuestro querido Galeano estuviese entre nosotros, sus palabras serían seguramente más fuertes, e intensas, aún, para quienes hacen el negocio de la guerra, sin mirar el bosque, centrándose únicamente alrededor de su árbol. De su árbol individualista, egoísta y contrario radicalmente al concepto de civilización; al concepto de vida; al concepto de futuro.

Porque ese es precisamente el entuerto de esta tercera guerra ya desatada, desde hace bastantes meses atrás; guerra nuclear que todavía los medios de prensa no la asumen, porque las ojivas nucleares continúan en sala de espera, pero que ya están bien aceitadas para ser lanzadas. Vivimos horas en las que emergen las dialécticas de los involucrados, se oyen los mutuos argumentos y todos se abrogan el derecho a tener la razón para emprender el camino a la guerra nuclear, sin contemplar que ese paso, será el único para que toda la humanidad, en todo el planeta se despeñe al abismo, sin camino de retorno.

Una sola ojiva nuclear que se active significará el inicio de la autodestrucción. Un paso determinante para el acabose. Y no es una apreciación, ni gratuita, ni apocalíptica, ni mucho menos alarmista.

Es una apreciación realista, porque basta con mirar noticieros de televisión, escuchar las noticias por radio, leer diarios, o ver internet, para interpretar (entender), solo con el sentido común, que no se está hablando de un juego de entretenimiento virtual, es la pura realidad, que está sobre la cabeza de toda la humanidad, sin importar ideologías, banderías políticas, posición social o económica. Una realidad teñida de muerte. La muerte de la especie humana y la del planeta mismo. Vida humana, vegetal y animal, y mineral, que será arrasada por la radioactividad.

Los aberrantes desastres de Hiroshima y Nagasaki, en plena guerra, y Chernóbil y Fukushima, en tiempos de paz, serán superados con magnitud indescriptible. Y ya no podremos mirar hacia atrás, porque lo que vendrá nos lo impedirá. Porque vendrá radiación, desolación, muerte y sencillamente, la humanidad se abroquelará en el caos y en la desesperación, de consecuencias inimaginables. Y con suerte las fronteras se blindarán, mil veces más que en tiempos de pandemia. Con suerte, porque los efectos serán mucho mayores.

La Coordinadora Contra la Guerra Nuclear entiende, sin cortapisas, que hay conflictos armados, y las potencias que participan tienen en su poder misiles y bombas nucleares, más potentes aún que las bombas que fueron lanzadas durante la segunda guerra mundial. Aquellos días, tal parece que la humanidad, no aprendió ni un ápice de lo que significó la primera guerra mundial, donde el uso de químicos y gases, ya fue una carta de presentación más que terrible, del momento.

Desde la Coordinadora se entiende también que la guerra más reciente y peligrosa se está dando en Ucrania, entre Rusia y los países aliados de la OTAN, que recientemente ha sumado a Finlandia y Suecia y que los gobiernos involucrados rompieron tratados internacionales (INF) del no uso de misiles continentales de alcance intermedio, que pueden albergar arsenal atómico, manifestando su intención de utilizarlo. Arsenal atómico diseminado en territorios del todo el mundo, como nidos de muerte a la orden de los desquiciados que atisban desde sus puestos de poder y de dominio, el momento oportunísimo para incrementar ganancias, porque detrás de ellos se mece la cuna del negocio; del negocio de la guerra, como apuntaba muy bien Galeano.

Y, por si fuera poco, y lo queremos consignar desde la redacción de Antimafia Dos Mil, las declaraciones públicas de los líderes mundiales como Biden, Putin y su homólogo inglés, hablan de la posibilidad de utilizar el arsenal nuclear y cada uno de estos misiles, que tienen el poder de destrucción dos mil veces más, que la bomba de Hiroshima. Y que, un solo misil podría destruir un país entero del tamaño de Uruguay.

Es por esa razón, que ante esta muy grave situación, la Coordinadora Contra la Guerra Nuclear, a través de sus voceros y comunicados puntualiza a viva voz: “Nos movilizamos y hacemos un llamado a la ciudadanía para llevar adelante acciones que manifiesten un rotundo e internacional NO a la guerra y un rotundo e internacional Sí a la vida y su defensa. ¡Ni con Oriente, ni con Occidente!”.

Como periodistas libres que escribimos y hablamos diariamente de mafia, combatiendo la lógica criminal expandida por el mundo, nos compete, por la naturaleza de nuestra profesión, y de cómo y bajo qué parámetros la llevamos adelante -acompasando la labor de nuestros colegas redactores de Antimafia Duemila en Italia- asumir, a conciencia, que la sociedad humana ha cruzado todos los límites habidos y por haber, estando a un tris del auto exterminio. Y por ese motivo, formamos parte de la Coordinadora, y apoyamos toda su plataforma bajo la premisa de un contundente No a la Guerra.

Más que válida es entonces la reflexión de Benjamin Franklin: “Nunca hubo una guerra buena o una paz mala”.

Acompáñenos lector, somos todos seres humanos, ciudadanos del planeta, que estamos groseramente expuestos a las consecuencias de esta guerra nuclear, inminente, a juzgar por lo que acontece, ahora mismo, cuando nos lee, fuera de nuestros hogares, de nuestros lugares de trabajo, y de las fronteras del país en el que nos hallamos.

Acompáñenos. Es urgente.

Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En Instagram: @coordinadoracontralaguerra3gm

En Facebook: Coordinadora Contra La Guerra

En Twitter: @ccontralaguerra

------------------------

*Imagen de portada: Coordinadora Contra la Guerra Nuclear / Gonzalo Leal

En la movilización de Europa por la paz estuvo el padre Alex Zanotelli:

"Hay riesgo de una guerra atómica si seguimos enviando armas"

Por Lorenzo Baldo-6 de noviembre de 2022

Roma. Hay una señora de edad avanzada, cabello largo y blanco, bien peinada, distinguida, vestida de manera sobria. Podría ser una abuela. Sin rastro de la pobreza extrema típica de los vagabundos, con el brazo izquierdo apoyado en una muleta. Sin embargo, está allí, con la mirada lejana, en una acera llena de gente, no lejos de la Plaza de San Giovanni. La manifestación por la paz acaba de terminar. Una multitud de personas parte confusamente hacia las estaciones del Metro. La dama extiende su brazo casi tímidamente, con una mezcla de humillación, pero también de dignidad. Es uno de los llamados "nuevos pobres", aquellos que, aunque reciban una pensión "mínima", a menudo se encuentran en la calle pidiendo limosna. La miro un instante con una sensación de derrota.

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 2

Ciertamente no es una moneda, que ella acepta y agradece con una pequeña bendición, la que va a resolver un problema tan insoportable de nuestra sociedad. "¡La pobreza es un crimen, un crimen cobarde!". El grito de don Luigi Ciotti de unas horas antes resuena en mi cabeza. Su voz se oye con fuerza junto a los que desde el escenario intervienen en la manifestación "Europa por la Paz" de la Red Italiana de Paz y Desarme, para decir no a la continuación de la guerra en Ucrania. Un conflicto que tras ocho meses ha causado más de doscientos mil muertos y cinco millones de refugiados. Es un no que se extiende a todas las guerras, mientras el riesgo de una masacre nuclear se vuelve cada día más concreto. "Le pedimos al secretario general de la ONU -explican los organizadores- que convoque urgentemente a una Conferencia Internacional por la Paz, para restablecer el respeto por el derecho internacional, garantizar la seguridad mutua y comprometer a todos los Estados a eliminar las armas nucleares".

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 3

"El mundo del trabajo está aquí, unido en las tres contrales confederadas -subraya el secretario de la CGIL Maurizio Landini- porque la guerra destruye el trabajo y la democracia. Debemos luchar para reducir el gasto militar, para invertir en el cuidado de las personas. Y para prohibir las bombas nucleares. No queremos resignarnos a la guerra. La guerra sólo puede generar más guerra. Pero hoy nos enfrentamos a la amenaza nuclear. Para ello debemos asumir el objetivo central que es el de la paz, sin la cual no hay futuro para nadie". Por su parte, Flavio Lotti de la "Mesa de la Paz" le pide al gobierno que "impulse una política de paz, recorte el gasto militar y promueva el cuidado de los débiles".

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 4

"Fui herido por una bomba de la Segunda Guerra Mundial que encontré en mi campo -dice Nicola Marzolino, de la Asociación de Víctimas de la Guerra (ANVCG)- ¿Hasta cuándo seguirán sembrando muerte las bombas que se utilizan? Enviar armas convierte a los ucranianos en carne de cañón". "Estar en contra de la guerra es estar del lado de las víctimas -recuerda Rossella Miccio de Emergency-. De las víctimas ucranianas. De las víctimas de todas las guerras. A los que hablan de paz se los acusa de estar a favor de la rendición. Estamos del lado de nuestra Constitución que 'repudia la guerra'. Exigimos encarecidamente un alto el fuego. Mientras las armas hablen, la diplomacia no podrá hablar. Ha llegado el momento de que hable la diplomacia multilateral, no las alianzas militares. Basta de rearmarnos, invirtamos en un camino de paz".

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 5

"La paz está archivada desde hace demasiado tiempo -comenta con amargura Andrea Riccardi de la Comunidad de Sant’Egidio-. Y la guerra ha sido rehabilitada como un solucionador de conflictos. No hay política digna que no busque la paz. Y si la política no busca la paz, es una política indigna".

"El Parlamento europeo -subraya Gianfranco Pagliarulo de la ANPI- con una resolución increíble, ha echado leña al fuego de la guerra, sin pronunciar nunca la palabra negociación. Hoy todos debemos ser partidarios de la paz".

Así que no a la guerra. No a la guerra "por mandato" de la OTAN y EE.UU. contra Rusia, mientras que Europa obedece inmóvil a los dictados atlánticos haciéndose cómplice; hay que frenar la invasión de Putin, pero también detener el envío de armas por parte del gobierno italiano. En cambio, debería promoverse la adhesión de Italia al Tratado para la prohibición de las armas nucleares, el recorte del gasto militar, la promoción de una solución diplomática y una conferencia de paz.

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 6

Es un llamado específico el que surge de este evento, para pedir que el gobierno y el parlamento respeten el repudio a la guerra consagrado en el artículo 11 de la Constitución. "Pedimos al Parlamento que apruebe el proyecto de ley para la institución de la defensa civil, no armada y no violenta -continúa diciendo Don Ciotti-. Que prevé la posibilidad de destinar parte de los fondos para este departamento. En el mundo hay 70 muros y 7 más en construcción que nos siguen dividiendo", destaca el fundador de Libera. Un insulto a la gran labor de los maestros y educadores que en medio de esta masacre "inculcan una conciencia de fraternidad" a los jóvenes; así como un insulto a la labor de muchas mujeres "grandes protagonistas en el mundo que luchan por la democracia. La paz se construye en el pensamiento -subraya con fuerza-. Necesitamos hacer espacio para la paz dentro de nosotros. La paz se construye desde el lenguaje, es necesario escuchar, estudiar. Pero la paz se construye también en la práctica. Los verdaderos pacifistas son constructores de la paz". Que deben unirse para hacer un frente común, entre estos Don Ciotti, que cita deliberadamente al padre Alex Zanotelli, quien trabajó mucho para este evento.

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 7

El fundador del Grupo Abele reitera, por tanto, que "las mafias, como la industria armamentista, viven y engordan gracias a las guerras y los conflictos". El deseo de Don Ciotti es "estar enfermo de paz, patología que nos hace a todos más humanos. La paz es pasión por la vida como bien común, encuentro y diversidad. La paz es posible. Yo siempre -remarca con fuerza- prefiero a los que toman partido, los neutrales son peligrosos. Desconfiemos de los neutrales, hay demasiados neutrales en nuestro país, desconfiemos de los más peligrosos, que son los murmuradores. Ellos son los que siempre callan, pero luego juzgan, insultan y no hacen nada. Las conciencias pacíficas son las madres de los conflictos. ¿De qué sirve tener las manos limpias si las llevas en los bolsillos? Cada uno debe sentirse responsable de todo".

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 8

Las palabras claras, nítidas y sin descuentos para nadie de don Ciotti se contraponen con la hipocresía de varios políticos que, olvidando que apoyaron el envío de armas de Italia a Ucrania en los últimos meses, desfilan impunemente en la procesión por la paz. Las palabras de Giuseppe Conte no cubren lo que olvidan: "Escuché al ministro Crosetto decir que el gobierno se prepara para hacer el sexto envío de armas a Ucrania -dice el líder del M5S-. El gobierno no se atreve a proceder sin haber consultado al Parlamento, sobre todo porque es un gobierno que ya no es de unidad nacional". Luego agregó: "La negociación de paz debe llevarse a cabo con la fuerza de toda la comunidad internacional, obviamente los países beligerantes serán los protagonistas, pero no podemos confiar la definición de los términos y condiciones de esta negociación solo a su bondad. Lo importante es llegar a una solución creíble y sólida". Sí, una solución "creíble y sólida", después de que en nombre de un "gobierno de unidad nacional" los miembros del M5S avalaron las peores atrocidades en términos de justicia y paz: enviar armas a Ucrania en primer lugar, obedeciendo así directivas precisas que fueron impuestos desde el extranjero. No menos vergonzosa es la presencia en el desfile del secretario (saliente) del Partido Democrático, Enrico Letta, que reitera un concepto simple y sencillo: "Estamos a gusto en una plaza que pide paz, para nosotros la paz significa el fin de la invasión rusa, este es el punto central".

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 9

Nada que objetar, por caridad: un razonamiento totalmente coherente con la línea de un partido como el Democrático, que ha demostrado que quiere ser uno de los muchos servidores tontos de los Estados Unidos y la OTAN. Los mismos Estados Unidos y OTAN que siempre han ocultado su implicación en los múltiples conflictos que han marcado y marcan la historia de esta humanidad. Hubo una respuesta inmediata de Maurizio Acerbo, secretario nacional del Partido de la Refundación Comunista, coordinación de la Unión Popular: "Hoy el Partido Democrático de Letta desfilará con el pueblo de la paz en Roma y al mismo tiempo en Milán por la guerra total con Carlos Calenda. La realidad es que mañana en el Parlamento volverá a votar con la derecha, Calenda y Renzi, a favor de las opciones de guerra".

Muy poco diplomática fue la intervención del gobernador PD de Emilia Romagna, Stefano Bonaccini: "Yo no estoy en el Parlamento, pero hasta ahora habría votado exactamente como lo hizo el PD. ¿A favor o en contra del aumento de los gastos militares? Francamente no lo sé".

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 10

Lo cierto es que frente a un político que "no sabe" si está a favor o en contra del aumento del gasto militar, se opone la claridad de un misionero pacifista como Alex Zanotelli, de 84 años, y que tiene las ideas muy claras sobre la guerra y la paz. Hace apenas unos días, el padre Alex subrayó con fuerza el "triunfo del complejo militar-industrial ruso, el de Estados Unidos y el de nuestros países occidentales" con un montón de cifras escalofriantes que giran en torno a la carrera armamentista. En resumen: en 2021 para las armas se gastaron en el mundo 2.113 billones de dólares: en primer lugar, Estados Unidos con 813 billones de dólares (casi el 4% del PIB), seguido de China (con 300 billones), India (76 billones), Rusia (69 billones). Italia gastó unos buenos 32 mil millones de euros el año pasado. Último dato: el último Parlamento aprobó el aumento del 2% del gasto militar para el 2024 y así se llegará a los 38 mil millones de euros.

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 11

Zanotelli ha gastado mucho dinero en este evento, pero mientras marcha hacia la Plaza San Giovanni, los que están a su lado comentan con amargura que "no lo van a dejar hablar en el escenario". Sin embargo, para el padre Alex es importante señalar la presencia de muchos jóvenes presentes en la marcha "porque a ellos les tocará cambiarlo todo si queremos sobrevivir en este planeta. Espero que desde aquí comience un gran movimiento popular contra las armas y la guerra, porque el pueblo italiano no quiere saber lo que está pasando y muchos están aquí hoy para pedir que se detenga la guerra en Ucrania". Cuando se le pregunta por su falta de intervención desde el escenario, responde sin dudar: "Protesté un poco con los organizadores; dejé en claro que no era correcto mantener la discusión sobre el envío de armas al mínimo, pero dijeron que querían permitir que todos se unieran. Para mí, sin embargo, es fundamental resaltar que si seguimos enviando armas jugamos con fuego y esto, como dice el Papa, significa desencadenar una guerra nuclear y poner en peligro la vida humana".

Don Ciotti hay que estar contra la guerra 12

Lo cierto es que si hubiera podido hablar desde el escenario hubiera reiterado aún más su pensamiento: "Es importante salir a la calle porque estamos viviendo un momento muy difícil en la historia de la humanidad, nunca hemos llegado a este punto de peligro: por la bomba atómica y por lo tanto para toda la humanidad. El Papa dice que hagamos ruido; estamos aquí para hacernos oír: ¡basta de guerra, paz, paz".

El sol se esconde detrás de la basílica de San Giovanni, las banderas arcoiris siguen moviéndose impulsadas por un viento otoñal que comienza a pellizcar el rostro, también hay varias vallas publicitarias donde se destaca el pedido de libertad para Julian Assange. Las notas de "Bella Ciao" cierran una intensa jornada en la que muchos (100.000 para los organizadores, 40.000 para la Jefatura de Policía) pidieron al unísono: ¡paz! Los artistas del movimiento Our Voice también lo hicieron con su apasionado flashmob contra la guerra. Así como un grupo de ciudadanos con las notas de la canción "El peso del coraje" de Fiorella Mannoia.

Entre ellos hay un joven padre con su hijo de pocos meses en una mochila porta bebé. Al final de la actuación este grupo de activistas sale de la plaza, todos descalzos y en fila india. El bebé duerme plácidamente en los brazos de su padre. En esa procesión silenciosa se puede ver intacta la esperanza herida de todo un pueblo. Que pide con fuerza un futuro de paz para sus hijos.

--------------------

*Foto de portada: © Imagoeconomica

*Foto 2: © Paolo Bassani

*Foto 3: El presidente de Libera, Don Luigi Ciotti © Paolo Bassani

*Foto 4: © Paolo Bassani

*Foto 5: © Paolo Bassani

*Foto 6: © Paolo Bassani

*Foto 7: © ACFB

*Foto 8: © Paolo Bassani

*Foto 9: © Paolo Bassani

*Foto 10: © ACFB

*Foto 11: Padre Alex Zanotelli © Imagoeconomica

*Foto 12: El flash mob de los artistas del movimiento Our Voice © Paolo Bassani

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...