Bush afirmó en su autobiografía "Decision Points", publicada en capítulos en Gran Bretaña por el periódico The Times, que el uso del "submarino", que consiste en hundir la cabeza del torturado en un recipiente lleno de agua, ayudó a desbaratar atentados en el aeropuerto de Heathrow y en el edificio financiero de Canary Wharf, ambos en Londres.
El ex presidente estadounidense, de 64 años, dijo además que ofreció al por entonces primer ministro británico y amigo personal suyo Tony Blair la opción de no enviar tropas británicas a Irak. En una entrevista con el Times un día antes de la publicación de sus memorias, Bush admitió que tres personas fueron sometidas al "submarino" pero alegó que esa decisión "salvó vidas".
El ex mandatario afirmó también que autorizó personalmente esa tipo de interrogatorio para obtener información de Khalid Sheikh Mohammed, el miembro de Al-Qaeda considerado como el "cabecilla" de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.
"¡Maldito sea! Capturamos al tipo, el principal oficial de Al-Qaeda, que asesinó a 3.000 personas. Sentimos que tenía información por otro ataque. El nos dice: 'Hablaré con ustedes cuando tenga mi abogado'. Yo pregunté: '¿Qué opciones están disponibles y son legales?"', relató Bush.
Según el ex presidente, esas torturas "ayudaron a desbaratar complots en sedes diplomáticas estadounidenses en el extranjero, en el aeropuerto de Heathrow y en Canary Wharf en Londres, y en múltiples blancos de ataque en Estados Unidos". (ANSA). JFC
09/11/2010

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO