Según estos medios, los terroristas han colocado bombas lapa en sus coches mientras circulaban por la ciudad. El Gobierno iraní ha culpado a la CIA y al Mosad -el espionaje israelí- de los atentados, como ya hizo en el caso del atentado que costó la vida a Massud Alí Mohamadi, otro científico nuclear asesinado en Teherán en enero. Ambos científicos participaban en el controvertido programa nuclear iraní, del que la comunidad internacional teme que esconda el propósito de hacerse con armas atómicas.
Según la agencia oficial iraní Irna, el científico muerto era Majid Shariari, profesor en la Universidad Shahid Beheshti de Teherán y miembro de la Sociedad Nuclear de Irán y que jugaba un papel destacado en el controvertido programa nuclear iraní. Shahriari era miembro del departamento de ingeniería nuclear de la Universidad. Según informa la agencia Fars, dos motociclistas han pegado la bomba contra su coche cuando circulaba por el noreste de la ciudad. Su esposa ha resultado herida en el atentado.
El segundo atentado ha tenido como objetivo a Fereydoon Abbasi, físico especialista en laser también de la Universidad Shahid Beheshti, que ha resultado herido junto a su esposa en un ataque similar cerca del centro. Su esposa también ha resultado herida. Abbasi trabaja para el Ministerio iraní de Defensa.
Si la televisión estatal narraba esta mañana los atentados en su web como "una acción terrorista criminal de agentes del régimen sionista", el ministro del Interior iraní, Mostafa Mohamad Najjar, ha acusado directamente a la CIA y al Mosad, el servicio secreto israelí, de estar detrás del doble atentado. "La arrogancia global, el Mosad y la CIA, son los enemigos de la nación iraní y quieren frenar nuestros progresos científicos", ha dicho el ministro en la televisión. "Este acto de terrorismo desesperado muestra su debilidad y su situación de inferioridad", ha dicho. La oficina del presidente, Mahmud Ahmadineyad, ha acusado en un comunicado al "régimen sionista" del crimen.
Varios científicos nucleares iraníes han fallecido o desaparecido en los últimos años en Irán. El último caso fue el de Massud Alí Mohamadi, un científico nuclear de la Universidad de Teherán que también trabajaba para los Guardianes de la Revolución, los pasdaran, el ejército ideológico del régimen.
Irán tiene en marcha un programa nuclear en teoría con fines civiles, exclusivamente para la producción de energía, pero Occidente teme que el objetivo final del programa sea la obtención de armas nucleares. Por ello, la ONU ha aprobado ya varios paquetes de sanciones contra el régimen ultraconservador de Teherán, encabezado por Mahmud Ahmadineyad.
AGENCIAS - Teherán - 29/11/2010         
www.elpais.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO